Buscador

jueves, 11 de enero de 2018

Heterometrus longimanus

Hoy introduciré el Orden Scorpiones C. L. Koch, 1837 y lo primero que voy a contar es que la palabra escorpión deriva del latín "scorpio, -õnis" . Un sinónimo que solemos utilizar es Alacrán, palabra esta que deriva del árabe "al'aqráb".

Se conocen unas 1400 especies de escorpiones o alacranes en todo el mundo. Se encuentran mundialmente en todos los continentes con excepción de la Antártida. Alcanzan tamaños entre los nueve milímetros y los 21 cm según la especie. Todos se caracterizan por estar provistos de un par de apéndices en forma de pinza (pedipalpos) y una cola que termina en un aguijón provisto de veneno. Habitan preferentemente en terrenos arenosos o rocosos o en las superficies tropicales y desérticas. Una minoría son arborícolas trepadores, erráticos o cavernícolas y mantienen relaciones comensalistas o sinantrópicas en las cercanías de moradas humanas. La taxonomía de los escorpiones se basa en características morfológicas de los petos, de las estructuras bucales, la dentición de los quelíceros, la distribución de las patas, la glándula de veneno y otras muchas características. Se pueden clasificar de la siguiente manera
  • Suborden Mesoscorpionina †
  • Suborden Branchioscorpionina †
  • Suborden Scorpionidaincertae †
  • Suborden Neoscorpiones Pseudochactoidea

El Suborden Neoscorpiones se subdivide en:

  • Infraorden Palaeosterni †
  • Infraorden Orthosterni

El Infraorden Orthosterni se clasifica a su vez de la siguiente manera:

  • Parvorden Pseudochactida
            Superfamilia Pseudochactoidea
                Familia Pseudochactidae
  • Parvorden Buthida
            Superfamilia Buthoidea
                Familia Buthidae
                Familia Microcharmidae
  • Parvorden Chaerilida
            Superfamilia Chaeriloidea
                Familia Chaerilidae
  • Parvorden Iurida
            Superfamilia Chactoidea
                Familia Chactidae
                Familia Euscorpiidae
                Familia Superstitioniidae
                Familia Vaejovidae
            Superfamilia Iuroidea
                Familia Caraboctonidae
                Familia Iuridae -
            Superfamilia Scorpionoidea
                Familia Protoischnuridae †
                Familia Bothriuridae
                Familia Liochelidae
                Familia Scorpionidae
                Familia Urodacidae
                Familia Heteroscorpionidae

*Las especies peligrosas para el humano, por la toxicidad de su veneno, pertenecen a la familia Buthidae, de los géneros Androctonus, Buthus, Leiurus, Mesobuthus y Parabuthus, en África y Medio Oriente, Centruroides principalmente en México y sur de EE. UU. y Tityus en América del Sur.


Su cuerpo se estructura vagamente en dos tagmas: un tronco (prosoma) y un abdomen (opistosoma). El prosoma incluye la boca, los ojos, el cerebro, los quelíceros, pedipalpos y patas y sostiene las extremidades. Puede dividirse a su vez en seis tergitos, a los que pertenecen los quelíceros con los que trituran los alimentos apoyándose en los imponentes pedipalpos. Los quelíceros, junto con los pedipalpos y el siguiente par de patas constituyen la frontera inferior del espacio bucal (gnatobases). A los pedipalpos les siguen cuatro pares de patas ambulatorias compuestos de ocho artejos. El segundo segmento abdominal porta los órganos genitales y en último lugar, ostentosos pectenes o peines, unos órganos sensoriales exclusivos de los escorpiones. En el abdomen se sitúan los pulmones laminares o filotráqueas. El ano está en el quinto segmento abdominal.

A sus presas las perciben fundamentalmente mediante un tricobotrio con el que reconocen las vibraciones. El tronco está provisto además de un par de ojos mediales y hasta cinco ojos simples menores.

El opistosoma se compone de trece segmentos anulares de quitina, unidos flexiblemente entre sí. Los cinco últimos se estrechan y forman el metasoma, llamandose a los anteriores mesosoma. Este mesosoma alberga los órganos reproductores, el sistema digestivo, y en él se articulan los pectenes (órganos especializados en quimio y mecano-recepción). El dorso está cubierto por siete tergitos. El metasoma es la región abdominal estrecha y cilíndrica formada por cinco segmentos y el telson, la última estructura, que contiene las glándulas venenosas y el aguijón, una espina hueca con forma de aguja situada en la parte distal.

La cutícula brilla bajo radiación ultravioleta, por lo que con ayuda de lámparas UV puede localizárselos fácilmente en la oscuridad, incluso después de muertos.

Sus músculos están inervados mediante fibras que irradian de un ganglio ventral central con siete nudos nervales; hay además un cerebro de dos grandes ganglios, situados en la zona capital y que rodean el esófago.
El aparato digestivo comienza con una zona bucal provista de unas musculosas fauces. Bombea la comida predigerida en la boca y la redirige a los intestinos delantero y medio, que desembocan en varias glándulas secretoras de  enzimas (amilasas, proteasas y lipasas). Los nutrientes se almacenan como glucógeno en un hepatopáncreas. La excreción sucede por los tubos de Malpighi, que finalizan en el paso entre los intestinos medio y final y emiten compuestos nitrogenados. Esta excreción se produce con muy poca pérdida de agua; los residuos se depositan como ácido úrico con las heces.

El aparato circulatorio es abierto, con excepción del tubo cardíaco dorsal. Respiran mediante pulmones laminares o filotráqueas.

Las gónadas, en ambos sexos, están dispuestas parejas como una red de mangueritas, a simple vista inapreciables. Los machos producen en las suyas el esperma, que será almacenado en espermatóforos. Las hembras, según la especie, producen huevos apoicogénicos (tienen una yema que los embriones aprovechan como nutriente) o huevos catoicogénicos (sin yema).

En 1968 McDaniels las clasificó en cuatro tipos básicos de escorpiones:

1. Psammófilos: habituados a hábitats arenosos, muy veloces y bien protegidos contra la deshidratación.
2. Litófilos: habitantes de ambientes rocosos, la mayoría de complexión plana.
3. Cavadores: viven sobre todo bajo tierra en cuevas hechas por ellos mismos que sólo abandonan para cazar y reproducirse.
4. Erráticos: cambian su espacio vital estando menos especializados a un ambiente específico.

Los escorpiones se alimentan principalmente de invertebrados como insectos o arañas, raramente de caracoles o pequeños vertebrados como roedores, o lagartijas. Son exclusivamente noctámbulos. Durante la caza se emplean ambos pedipalpos como tenazas, y si no bastan para neutralizar a la víctima, entra en juego el aguijón, que se lanza por encima de la cabeza en menos de un segundo, envenenando a la presa. Luego desmenuza a la presa con los quelíceros, mientras al mismo tiempo unas enzimas predigieren el alimento. La papilla alimenticia, en forma líquida, es absorbida a través de la garganta hacia los intestinos. El proceso de alimentación puede requerir varias horas. Muchos son capaces de aguantar sin comer durante mucho tiempo, algunos incluso años.

Sus predadores son diversas aves (sobre todo búhos), lagartos, serpientes, grandes sapos, mamíferos y también artrópodos mayores como los ciempiés, solífugos, mantises y tarántulas . Algunos depredadores se han especializado en estos arácnidos hasta el punto de haber desarrollado inmunidad contra su veneno  (un compuesto químico mezcla de componentes neurotóxicos) o comportamientos que les permiten esquivar la picadura.

La mayoría son solitarios, aunque hay algunas especies que muestran un marcado gregarismo (por ejemplo Pandinus imperator).

Durante la época de apareamiento las hembras desprenden feromonas sexuales atractivas para los machos, quienes, habiendo encontrado a una, intentan excitarla mediante movimientos llamativos. Cuando la ha "convencido", se agarran entre sí de las pinzas y comienza una danza nupcial que a veces dura horas. Al comienzo del ritual se agarran los machos a las hembras no sólo con las pinzas, también le clavan el aguijón venenoso intentando estimularla, aunque todavía no está claro si el macho también le inocula veneno. Durante la danza de apareamiento el macho conduce a la hembra a veces a lo largo de varios metros, y busca con los peines el sitio ventral apropiado para su espermatóforo. Entonces tira de la hembra, para que el semen pueda entrar directamente en ese poro. Tras lo cual finaliza el baile y la pareja se separa rápidamente —a veces sin embargo se produce la muerte e ingesta de la pareja (canibalismo)—. Ambos sexos pueden aparearse varias veces a lo largo de la vida.

son vivíparos: los huevos se incuban pues en el útero y tras algunos meses (hasta doce), la hembra pare crías vivas. El número de ejemplares por camada puede variar según la especie entre dos y más de cien. La prole nacen de color blanco y cubierta por el corion, del que se liberan para trepar a la espalda materna, donde permanecerán hasta su primera muda de la piel, un proceso que según la especie y factores externos, experimentarán entre los uno y cincuenta y un días de vida. La hembra puede portar sobre sí entre veinticinco y más de cien crías que alimenta valiéndose de sus propias reservas energéticas corporales, proporcionándoles líquidos a través de la dermis. Durante todo este tiempo se muestra especialmente agresiva.

Tras la primera muda las crías descienden del lomo materno para valerse por sí mismos. Su posterior desarrollo consistirá en sucesivas mudas dérmicas (hasta cinco), tras las cuales habrán alcanzado la madurez sexual.

Los escorpiónidos (Scorpionidae) son una familia de escorpiones que incluye 15 géneros. La familia se subdivide en:
  • Scorpioninae Latreille, 1802

    Heterometrus Ehrenberg, 1828
    Opistophthalmus Koch, 1837
    Pandinus Thorell, 1876
    Scorpio Linnaeus, 1758
    †Mioscorpio Kjellesvig-Waering, 1986
    †Sinoscorpius Hong, 1983
  • Diplocentrinae Karsch, 1880

    Diplocentrini Karsch, 1880
        Bioculus Stahnke, 1968
        Cazierius Francke, 1978
        Didymocentrus Kraepelin, 1905
        Diplocentrus Peters, 1861
        Heteronebo Pocock, 1899
        Oiclus Simon, 1880
        Tarsoporosus Francke, 1978

    Nebini Kraepelin, 1905
        Nebo Simon, 1878
  • Rugodentinae Bastawade, Sureshan & Radhakrishnan, 2005

    Rugodentus Bastawade, Sureshan & Radhakrishnan, 2005
  • Urodacinae Pocock, 1893

    Urodacus Peters, 1861
    Aops Volschenk & Prendini, 2008


Heterometrus Ethereberg 1828


Este género incluye escorpiones de gran tamaño (mas de 23 centímetros) que se distribuye en selvas tropicales del Sudeste de Asia, motivo por el que vulgarmente se les conoce como escorpiones gigantes de bosques.

La mayoría de las especies son de color oscuro.

Tienen un promedio de vida de tres años. Son más activos durante la noche. Se alimentan de insectos y arácnidos, y raramente de pequeños ratones y lagartijas.

Debido a su impresionante tamaño y baja toxicidad las especies de Heterometrus son escorpiones populares para tener de mascotas y se puede conformar un grupo de hasta tres individuos en un terrario.

Los síntomas de picadura son bastante leves y no se conocen víctimas humanas por la picadura de este género.

Se conocen las siguientes especies:
  • Heterometrus barberi (Pocock,1900)
  • Heterometrus bengalensis (C.L Koch,1836)
  • Heterometrus cimrami (Kovarik,2004)
  • Heterometrus cyaneus (C.L Koch,1841)
  • Heterometrus fulvipes (C.L Koch,1837)
  • Heterometrus gravimanus (Pocock,1900)
  • Heterometrus indus (DeGerr,1770)
  • Heterometrus kanarensis (Pocock,1900)
  • Heterometrus laoticus (Couzijn,1981)
  • Heterometrus latimanus (Pocock,1894)
  • Heterometrus liophysa (Pocock,1899)
  • Heterometrus liurus (Thorell,1888)
  • Heterometrus longimanus (Herbst,1897)
  • Heterometrus mysorensis (Kovarik,2004)
  • Heterometrus nepalensis (Kovarik,2004)
  • Heterometrus petersii (Thorell,1876)
  • Heterometrus polcki (Pocock,1893)
  • Heterometrus scaber (Thorell,1876)
  • Heterometrus sejnai (Ethrenberg,1828)
  • Heterometrus spinifes (Ethrenberg,1828)
  • Heterometrus swammerdami (Simon,1872)
  • Heterometrus tenagensis (Laurenco&Qi Zhu,2007)
  • Heterometrus thorelli (Pocock,1897)
  • Heterometrus tibetanus (Henderson,1919)
  • Heterometrus ubicki (Herbst,1903)
  • Heterometrus wrouthoni (Pocock,1899)
  • Heterometrus xanthopus (Pocock,1899)

Heterometrus longimanus (Herbst,1897)

Vulgarmente se suele denominar Escorpión gigante de bosque, ya que puede alcanzar los 10-12 cm de longitud, siendo nativos de Asia (Malasia, Tailandia, Laos, Camboya, Indonesia, Filipinas y Singapur) donde habita en los bosques húmedos tropicales. Su color es uniformemente negro con reflejos verdosos.


Es una especie vivípara. Su alimentación es insectívora y aguantan mucho sin comer, en ocasiones hasta un año. Su veneno es poco potente y su picadura viene a ser equivalente a la de una abeja.

miércoles, 10 de enero de 2018

La tarántula cobre de Chile

Las arañas (orden Araneae) son el orden más numeroso de la clase Arachnida. Este orden es el séptimo en diversidad total de especies respecto al resto de organismos. El grupo está abundantemente representado en todos los continentes, excepto en la Antártida. Hasta la fecha se han descrito más de 46 500 especies.

Los araneidos (arañas) se dividen en tres subórdenes:

1. Mesothelae
2. Mygalomorphae (Orthognatha)
3. Araneomorphae (Labidognatha)

Los migalomorfos (Mygalomorphae), también llamados ortognatos (Orthognatha), son arañas caracterizadas por que la orientación recta de los quelíceros hace que no se crucen entre sí, al contrario que en los araneomorfos. Este Suborden de arañas incluye 314 géneros entre los que están las tarántulas y los peligrosos géneros Atrax y Hadronyche. Estas arañas tienen dos pares de pulmones en libro y son simplesiomorfías, es decir, tienen características primitivas presentes en el ancestro común de todas las arañas. Casi todas las especies tienen ocho ojos. Poseen glándulas venenosas que pasan enteramente por dentro de los quelíceros que son grandes y potentes. Son capaces de generar saliva adhesiva, y algunas de sus telas de araña son capaces de capturar insectos en un diámetro de 1 m. Pueden vivir 25 años y algunas alcanzan la madurez a los seis años. Muchos miembros de este suborden están en los trópicos y subtrópicos, pero se extienden al norte y al sur hacia zonas más frías. Pocas especies son de Europa: las familias Atypidae, Nemesiidae, Ctenizidae, Hexathelidae, Theraphosidae y Cyrtaucheniidae juntas, hacen solo doce especies. Mygalomorphae se dividen en dos infraórdenes:
  • Infraorden Tuberculotae

        Superfamilia Mecicobothrioidea

            Familia Mecicobothriidae (4 géneros)
            Familia Microstigmatidae (7 géneros)

        Superfamilia Hexatheloidea

            Familia Hexathelidae (11 géneros)

        Superfamilia Dipluroidea

            Familia Dipluridae (25 géneros)

        Superfamilia Nemesioidea

            Familia Nemesiidae (39 géneros)

        Superfamilia Theraphosoidea

            Familia Theraphosidae (112 géneros)
            Familia Paratropididae (4 géneros)

        Superfamilia Barycheloidea

            Familia Barychelidae (46 géneros)
  • Infraorden Fornicephalae

Serie Atypoidina


        Superfamilia Atypoidea

            Familia Atypidae (3 géneros)
            Familia Antrodiaetidae (3 géneros)

Serie Rastelloidina

        Superfamilia Cyrtauchenioidea

            Familia Cyrtaucheniidae (18 géneros)

        Superfamilia Idiopoidea

            Familia Idiopidae (20 géneros)

        Superfamilia Ctenizoidea

            Familia Ctenizidae (9 géneros)

        Superfamilia Migoidea

            Familia Migidae (10 géneros)
            Familia Actinopodidae (3 géneros)


Los terafósidos (Theraphosidae)
son conocidas en los países hispanohablantes de América como tarántulas o arañas pollito, al igual que a los miembros de la familia Dipluridae. Sin embargo no deben confundirse con las tarántulas del «Viejo Mundo» (Lycosidae) a partir de las cuales se originó el nombre tarántula.

La palabra Theraphosidae, deriva del griego “thera que significa animal salvaje, bestia + “phos” que significa luz.

Estas arañas viven desde regiones tropicales hasta las templadas en Sudamérica y Centroamérica, el suroeste de Estados Unidos, Asia, Europa del sur, África y Australia. Su hábitat natural incluye la sabana, el desierto, la montaña, la selva lluviosa y el bosque nublado. Han sido divididas en tipos terrestres (que frecuentemente hacen excavaciones) y tipos arbóreos. Viven en una gran variedad de refugios. Los terrestres viven en huecos bajo tierra, los cuales han sido cavados por ellas mismas o fueron abandonados por algún otro animal. Los túneles son diseñados con seda y una red es puesta en la entrada para sellarla. Otras tarántulas hacen sus guaridas entre las rocas, árboles huecos o debajo de la corteza floja de los árboles. Finalmente muchas de ellas hacen refugios de seda en los árboles, paredes rocosas o de edificios o entre las frutas como bananos o piñas.

Son arañas de gran tamaño (su cuerpo varía de 1,5 a 10 cm dependiendo de la especie) y tienen el cuerpo cubierto por sedas.  La gran mayoría son pardas o negras; sin embargo, algunas especies tienen una coloración más extensa, como el azul cobalto, negro con rayas blancas o un azul metálico con un naranja vibrante en el abdomen. A parte del pelo normal que cubre las tarántulas americanas, muchas de estas tienen una densa capa de pelo irritante (alrededor de 10 000 por mm²), llamado pelo urticante, en el opistosoma.  Algunas especies pueden lanzar estos pelos. También son usados para marcar el territorio, o para acomodar la red o en la madriguera. En general no existe dimorfismo sexual hasta la madurez donde los machos tienden a cambiar la coloración y forma con quelíceros más pequeños, prosoma más delgado y patas más largas, además de los propios órganos sexuales secundarios visibles en los pedipalpos y los ganchos tibiales situados en la tibia del primer par de patas y que contienen la mayoría de especies. Las hembras, por el contrario, mantienen su colorido y formas hasta el final de su vida.

La gran mayoría de los terafósidos son depredadores nocturnos y matan a su presa al inyectar veneno con sus quelíceros. La hambrienta tarántula, espera parcialmente escondida en la entrada de su guarida para emboscar a la presa que pase por ahí.

Las tarántulas jóvenes mudan varias veces en el año, mientras que las adultas, hacen esto en promedio, una vez al año, para reemplazar patas perdidas o pelo urticante. Los machos adultos sin embargo no suelen volver a mudar y cuando lo hacen se considera algo inusual (muda supernumeraria). Como las hembras continúan mudando aun después de la madurez, están en la capacidad de regenerar patas perdidas e incrementar su expectativa de vida.

Cuando llegan a la edad adulta, los machos viven de 1 a 2 años y medio de vida y su única meta es buscar una hembra para procrear. Una vez que llegan a la madurez sexual, los machos tejerán una estera de seda. Luego, se pondrán boca arriba pasando por debajo de la estera y frotan su abdomen en la tela liberando una cantidad de semen que queda depositado posteriormente con sus pedipalpos absorben el semen y lo mantienen en condición viable lo suficiente para que halle una hembra apropiada para aparearse.  Los machos tienen una esperanza de vida relativamente corta que varía de los 3 a los 8 años, y las hembras, de 5 a 25 años. También es conocido que las hembras que viven en cautiverio pueden llegar a los 15 o 25 años de vida.

La hembra fecundada deposita entre 10 y 2000 huevos, dependiendo de la especie, en un saco hecho de seda que guarda de 10 a 12 semanas. Las pequeñas arañas permanecen en la madriguera durante un tiempo después de haber eclosionado los huevos.

Los terafósidos son usualmente solitarios y pueden atacar a los de su misma especie. Si el vivarium es lo suficientemente grande, tiene bastantes escondites y los especímenes son casi del mismo tamaño y hay alimento para todas, no hay razón para que haya canibalismo, aunque puede haberlo.

Subfamilias
  • Acanthopelminae
  • Aviculariinae
  • Eumenophorinae
  • Harpactirinae
  • Ischnocolinae
  • Ornithoctoninae
  • Poecilotheriinae
  • Selenocosmiinae
  • Selenogyrinae
  • Spelopelminae
  • Stromatopelminae
  • Theraphosinae
  • Thrigmopoeinae
Los terafosinos (Theraphosinae) son arañas propias de América, mostrando gran diversidad en la región sur de Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica. Se caracterizan por poseer pelo urticante y por sus pedipalpos extendidos.

Incluyen los siguientes géneros:
  • Acanthoscurria
  • Aenigmarachne
  • Aphonopelma
  • Bonnetina
  • Brachypelma
  • Chromatopelma
  • Citharacanthus
  • Clavopelma
  • Crassicrus
  • Cyclosternum
  • Cyriocosmus
  • Cyrtopholis
  • Euathlus
  • Eupalaestrus
  • Grammostola
  • Hapalopus
  • Hapalotremus
  • Hemirrhagus
  • Homoeomma
  • Lasiodora
  • Lasiodorides
  • Magulla
  • Maraca
  • Megaphobema
  • Melloleitaoina
  • Metriopelma
  • Neostenotarsus
  • Nesipelma
  • Nhandu
  • Ozopactus
  • Pamphobeteus
  • Paraphysa
  • Phormictopus
  • Plesiopelma
  • Proshapalopus
  • Pseudhapalopus
  • Reversopelma
  • Schismatothele
  • Schizopelma
  • Sericopelma
  • Sphaerobothria
  • Stichoplastoris
  • Theraphosa
  • Thrixopelma
  • Tmesiphantes
  • Vitalius
  • Xenesthis

Género Grammostola Simon, 1892

La palabra Grammostola deriva del griego “gramma, -atos” que significa marca + “stola, stole, -e” que significa vestido, capa o también ejército.

Este género incluye a varias especies de tarántulas nativas de zonas tropicales de Sudamérica.

Son usualmente pardas con pelos rosáceos, aunque algunos los tienen oscuros y rojo anaranjados, de medio a grandes.

Tenemos las siguientes especies:
  • Grammostola actaeon (Pocock, 1903) (Brasil, Uruguay)
  • Grammostola alticeps (Pocock, 1903) (Uruguay) - tarántula de Rio Grande do Sul
  • Grammostola aureostriata Schmidt & Bullmer, 2001 (Paraguay, Argentina)
  • Grammostola burzaquensis Ibarra, 1946 (Argentina) - tarántula rosa argentina
  • Grammostola chalcothrix Chamberlin, 1917 (Argentina) - tarántula bronceada argentina
  • Grammostola doeringi (Holmberg, 1881) (Argentina)
  • Grammostola fossor Schmidt, 2001 (Argentina)
  • Grammostola gossei (Pocock, 1899) (Argentina)
  • Grammostola grossa (Ausserer, 1871) (Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina) - tarántula pampeana
  • Grammostola iheringi (Keyserling, 1891) (Brasil) - tarántula de Entre Ríos
  • Grammostola inermis Mello-Leitão, 1941 (Argentina)
  • Grammostola mendozae (Strand, 1907) (Argentina)
  • Grammostola mollicoma (Ausserer, 1875) (Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina)
  • Grammostola monticola (Strand, 1907) (Bolivia)
  • Grammostola porteri (Mello-Leitão, 1936) (Chile)
  • Grammostola pulchra Mello-Leitão, 1921 (Brasil) - tarántula negra de Rio Grande do sul
  • Grammostola rosea (Walckenaer, 1837) (Bolivia, Chile, Argentina) -tarántula rosa chilena
  • Grammostola schulzei (Schmidt, 1994) (Argentina)
  • Grammostola vachoni Schiapelli & Gerschman, 1961 (Argentina)

Grammostola porteri (Mello-Leitao 1936)


Esta especie fue descrita inicialmente como Lasiodora porteri (Mello-Leitao 1936), en honor a Don Carlos Emilio Porter Mosso, un gran naturalista Chileno que además fue el primer director del Museo Natural de Valparaiso. Posteriormente en 1979 Schiapelli y Gershman redescriben la especie y la transfieren al género Grammostola.

Gracias a la descripción que hace Mello-Leitao sabemos que su distribución abarca los alrededores de Papudo (V región de Chile). Las G. porteri habitan en el sur de América en países como Chile o Argentina, vienen de las orillas del desierto del Atacama en la parte norte de Chile y al menos hacia el sur hasta Santiago.

Esta tarántula es conocida vulgarmente como Tarántula cobre de Chile. Aparece de forma natural en al menos tres diferentes colores. Todos ellos poseen mas o menos un color uniforme gris oscuro a un color negro inferior. Una de las variantes de color es mas o menos gris oscuro con algunos detalles en color beige claro y/o un poco rosados. Otra posee una capa uniforme de coloracion rosa-claro en su mayoría en la capa exterior. La ultima es una hermosa coloración cobriza intensa (rojo), los machos de esta forma son espectaculares. Hasta hace poco se creía que cada color era una especie diferente, y hasta se les llego a llamar a la variante cobriza G. Cala (Tarantula Chilena de Flama). Sin embargo en los últimos años muchas variantes de color han sido descritas naciendo del mismo saco de huevos, probando así que todas son meramente variantes de la misma especie. Podemos decir pues que Grammostola rosea es una variación de Grammostoma porteri. 


Son tarántulas de tamaño mediano, midiendo las hembras unos 7 cm y con una envergadura de patas de alrededor de 15 cm. El macho es un poco mas pequeño pero con la misma envergadura de patas.


Tras el apareamiento la hembra tardará entre 4 y 5 meses en poner los huevos y tras 2 meses después eclosionaran los huevos apareciendo entre 200 y 400 pequeñas tarántulas.

martes, 9 de enero de 2018

El lagarto colorado chaqueño

Ya dije en varias ocasiones que el Orden Squamata podemos dividirlo en tres subórdenes con los siguientes infraórdenes:
  • Suborden Lacertilia

    Infraorden Dibamidae
    Infraorden Iguania
    Infraorden Gekkota
    Infraorden Scincomorpha
    Infraorden Diploglossa
    Infraorden Platynota
  • Suborden Serpentes

    Infraorden Alethinophidia
    Infraorden Scolecophidia
  • Suborden Amphisbaeni

Como comente cuando hablé del eslizón gigante de lengua azul, el Infraorden Scincomorpha Camp, 1923 lo conforman unos reptiles diápsidos que incluyen a los lagartos del viejo mundo, Teideos y eslizones. Son estos animales escamosos, pleurodónticos, con los parietales fundidos y lengua simple, con la cabeza no delimitada claramente del cuerpo y con el cuerpo delgado, con frecuente tendencia a la reducción de extremidades.

Tradicionalmente se clasificaban en este infraorden las siguientes familias:

  • Cordylidae Mertens, 1937
  • Gerrhosauridae Fitzinger, 1843
  • Gymnophthalmidae Merrem, 1820
  • Lacertidae Gray, 1825
  • Teiidae Gray, 1827
  • Scincidae Gray, 1825
  • Xantusiidae Baird, 1858

Pero hoy la clasificación taxonómica es mucho mas estricta y se reconocen las siguientes:
  • Acontidae Gray, 1845 (ex Scincidae Acontinae)
  • Ateuchosauridae Hedges, 2014 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Cordylidae Mertens, 1937
  • Egerniidae Welch, 1982 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Eugongylidae Welch, 1982 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Gerrhosauridae Fitzinger, 1843
  • Lygosomidae Mittleman, 1952 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Mabuyidae Mittleman, 1952 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Ristellidae Hedges, 2014 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Scincidae Gray, 1825 (ex Scincidae Scincinae)
  • Sphenomorphidae Welch, 1982 (ex Scincidae Lygosominae)
  • Xantusiidae Baird, 1858

Las Familias Teiidae Gray, 1827 y Gymnophthalmidae Merrem, 1820 conformaban la Superfamilia Teiioidea.

La palabra Teiioidea deriva del portugués “teiú”, que a su vez deriva de “tupí, tejú”, nombre de un lagarto.

Los reptiles de esta superfamilia son lagartos de tamaños muy dispares entre sí y con unas formaciones corporales también muy diversas. Algunas especies pueden dividirse por partenogénesis. Otras presentan los miembros muy reducidos. Su zona de distribución comprende todo el continente americano, exceptuando las zonas frías del norte y del sur. Aunque hay diversas hipótesis sobre su origen, a la espera de nuevas pruebas y estudios de los fósiles, la más probable aboga por una división de un primitivo reptil que habitaba Gondwana cuando se abrió el Atlántico Sur, entre los periodos Jurásico y Cretácico, y que luego se dispersaría a Norteamérica.

Los teíidos (Familia Teiidae) son un grupo de reptiles escamosos que incluye lagartijas de cuerpo alargado, miembros bien desarrollados, provistas de escamas granulares dorsales, y las placas ventrales grandes, rectangulares; la cabeza tiene placas grandes. Su origen se remonta al período Cretácico de norteamérica. Posteriormente a finales de esta era este grupo atraviesa el cinturón volcánico de la región del Caribe distribuyéndose desde el norte de Sudamérica y el Caribe hasta Chile (zona Austral). Habitan una variedad amplia de ambientes xerófitos y sabanas, y pastizales cercanos a la selva. Su tamaño oscila entre 7 y 75 cm de longitud según las especies.

Los teíidos se dividen en dos subfamilias Teiinae y Tupinambiinae, distinguendose los siguientes géneros:
  • Ameiva Meyer, 1795
  • Ameivula Harvey, Ugueto & Gutberlet, 2012
  • Aspidoscelis Fitzinger, 1843
  • Aurivela Harvey, Ugueto & Gutberlet, 2012
  • Callopistes Gravenhorst, 1838
  • Cnemidophorus Wagler, 1830
  • Contomastix Harvey, Ugueto & Gutberlet, 2012
  • Crocodilurus Spix, 1825
  • Dicrodon Duméril & Bibron, 1839
  • Dracaena Daudin, 1802
  • Holcosus Cope, 1862
  • Kentropyx Spix, 1825
  • Medopheos Harvey, Ugueto & Gutberlet, 2012
  • Salvator Dumeril & Bibron, 1839
  • Teius Merrem, 1820
  • Tupinambis Daudin, 1802

El género Salvator fue descrito originalmente en el año 1839 por los zoólogos franceses André Marie Constant Duméril y Gabriel Bibron.  La especie tipo del género es Salvator merianae.

En el año 1845, el zoólogo inglés George Robert Gray lo sinonimizó con Teius, nombre que sobrevivió hasta el año 1885, momento en el cual el biólogo George Albert Boulenger lo transfirió a Tupinambis. (Tupinambis es una palabra de origen brasileño que deriva del nombre del dios Tupinamba). Durante el siglo XX y comienzos del siglo XXI sus taxones integrantes fueron siempre incluidos en ese género, pero en el año 2012 una revisión mediante análisis del ADN mitocondrial de toda la familia Teiidae, comprobó la polifilia de Tupinambis, la cual se correspondía a dos clados de profunda divergencia entre sí, el clado del norte (el cual contiene a T. teguixin, T. longilineus, T. quadrilineatus y T. palustris) y el clado del sur (que contiene a T. merianae, T. rufescens y T. duseni). Estos clados son morfológicamente diferentes: el clado del norte posee un único par de escamas loreales y una textura suave en las escamas de todo el cuerpo, mientras que el clado del sur posee dos pares de escamas loreales y una textura del escamado suave ventralmente e irregular en el resto del cuerpo.

Salvator es el único género de Teiidae con las siguientes combinaciones de caracteres: dos pares de escamas loreales; una textura suave ventralmente e irregular en el escamado del resto del cuerpo; y una cola subcilíndrica con 2 anillos caudales divididos alternando con un anillo completo.

Si bien es superficialmente similar a Tupinambis, Salvator se diferencia también por tener las pupilas redondas, por tener una hilera completa de gránulos supraoculares laterales, ausencia de ranura intertimpánica (o estar incompleta) y por las escamas subcaudales proximales quilladas.

El género Salvator se subdivide en 3 especies:
  • Salvator duseni Lönnberg, 1910 - El lagarto colorado del cerrado.
  • Salvator merianae Duméril & Bibron, 1839 - El lagarto overo.
  • Salvator rufescens Günther, 18719 - El lagarto colorado chaqueño.
Se distribuyen en el centro y centro-sur de Sudamérica, desde las laderas orientales de los Andes hasta el Atlántico. Su geonemia comprende el centro y sur del Brasil al sur del río Amazonas, a través del este de Bolivia, todo el Paraguay y el Uruguay, y el norte y centro de la Argentina, alcanzando por el sur el norte de la Patagonia en el área desértica de la cuenca del Gran Bajo del Gualicho, provincia de Río Negro.

Habitan desde las selvas lluviosas tropicales hasta las áreas desérticas con invierno muy frío. Viven tanto en ambientes acuáticos como en zonas alejadas por decenas de kilómetros a algún cuerpo de agua. Se refugian en cuevas excavadas por ellos mismos y son excelentes nadadores.

Son omnívoros y comen desde frutas, flores, peces, caracoles, artrópodos, hasta pequeños vertebrados, huevos de aves, de caimanes y de tortugas.

La puesta comprenden de 4 a 32 huevos. La incubación, a entre 28 °C a 30 °C, dura unos 152 hasta 171 días.

Salvator rufescens Günther, 1871

El término Salvator es un nominativo singular y masculino en latín ("Salvador" en español). Al describirlo, sus autores refirieron que era un nombre frecuente para referir a Jesucristo en los himnos de la iglesia cristiana. El nombre fue inspirado por el texto "Sauvegardes", y era utilizado por los contemporáneos, especialmente en la literatura popular.

Rufescens: deriva del latín “ rufo, -are”, “rufus, -a, -um” que significa rojo.

Este lagarto se distribuye geográficamente por Argentina, Bolivia, y Paraguay. El hábitat son las zonas de bosques chaqueños y arbustivos, pastizales de sabanas y claros de bosques. Se refugia en cuevas propias pero también aprovecha vizcacheras abandonadas o refugios de otros mamíferos. Prefiere ambientes con agua (bordes de arroyos) aunque puede habitar ambientes más secos y áridos. 

Su dieta es variada y omnívora incluyendo vertebrados, artrópodos y partes de vegetales.

Es un lagarto de cuerpo cilíndrico y robusto que alcanza el medio metro de longitud corporal, sin contar con su larga cola. El macho puede llegar a pesar más de 10 kg. La coloración dorsal es marrón rojiza con manchas irregulares oscuras, mientras que el vientre es rojizo anaranjado, y la cabeza más oscura, casi negruzca. En las extremidades pueden observarse manchitas de color blanquecino y hacia ventral un color rojizo casi anaranjado. 


En la garganta se presentan manchas grandes y alargadas y en la región abdominal barras negras irregulares.  La cabeza es ancha, con los maseteros bien desarrollados, y las patas cortas pero robustas. 


Puede ser confundido con Salvator merianae, del cual se distingue por su coloración dorsal rojiza, (con brarras transversales negras en S. merianae) y por poseer menos de 20 poros preanales y femorales. (en general hay más de 25 en S. merianae).

Es una especie diurna, heliófila activa durante todo el día. Pasa la mayor parte del tiempo localizando presas, con el auxilio de su lengua, comprimida y bífida. La temperatura corporal de los individuos es de aproximadamente 38 ºC. Es una especie particularmente activa en los meses de primavera y verano, hibernando el resto del año en refugios subterráneos. Son animales muy desordenados y defecan muchísimo y con un olor fétido. Es un animal tímido y poco agresivo, que huye ante la menor señal de peligro. Si se siente acorralado, abre la boca y emite un silbido intimidatorio.

Son ovíparos, anidan preferentemente en diciembre, y las crías nacen en febrero. Las nidadas constan de más de 25 huevos de promedio. Alcanzan la madurez sexual al tercer año de vida, cuando tiene un largo de 30 cm. de hocico al ano.



domingo, 7 de enero de 2018

El gecko crestado

Ya sabemos de sobra que tenemos las siguientes familias en el genero Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los diplodactílidos (Diplodactylidae)
son una familia de gecos que se distribuyen por Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia y que hasta hace poco se incluían dentro de la familia Gekkonidae. Se reconocen los siguientes géneros:
  • Género Amalosia Wells & Wellington, 1983.
  • Género Bavayia Roux, 1913.
  • Género Correlophus Guichenot, 1866.
  • Género Crenadactylus Dixon & Kluge 1964.
  • Género Dactylocnemis Fitzinger, 1861.
  • Género Dierogekko Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2006.
  • Género Diplodactylus Gray, 1832.
  • Género Eurydactylodes Wermuth, 1965.
  • Género Hesperoedura Oliver, Bauer, Greenbaum, Jackman & Hobbie, 2012.
  • Género Hoplodactylus Fitzinger, 1843.
  • Género Lucasium Wermuth, 1965.
  • Género Mniarogekko Bauer, Whitaker, Sadlier & Jackman, 2012.
  • Género Mokopirirakau Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Naultinus Gray, 1842.
  • Género Nebulifera Oliver, Bauer, Greenbaum, Jackman & Hobbie, 2012.
  • Género Oedodera Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2006.
  • Género Oedura Gray, 1842.
  • Género Paniegekko Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2012.
  • Género Pseudothecadactylus Brongersma, 1936.
  • Género Rhacodactylus Fitzinger, 1843.
  • Género Rhynchoedura Günther, 1867.
  • Género Strophurus Fitzinger, 1843.
  • Género Toropuku Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Tukutuku Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Woodworthia Garman, 1901.

Correlophus es un género de especies de gecko endémicas de Nueva Caledonia. Este género se consideró sinónimo de Rhacodactylus hasta 2012. Se reconocían las siguientes cuatro especies:   
  • Rhacodactylus auriculatus (Bavay, 1869) 
  • Rhacodactylus leachianus (Cuvier, 1829)
  • Rhacodactylus trachycephalus Boulenger, 1878  
  • Rhacodactylus trachyrhynchus Bocage, 1873)

Actualmente el género Correlopuhus se clasifica de la siguiente manera
  • Correlophus belepensis Bauer, Whitaker, Sadlier & Jackman, 2012
  • Correlophus ciliatus Guichenot, 1866
  • Correlophus sarasinorum Roux, 1913

Correlophus ciliatus Guichenot, 1866


Este es el conocido vulgarmente como gecko crestado, una especie originaria del archipiélago de Nueva Caledonia en el Pacífico suroeste, a 1500 km de Australia y unos 2000 km de Nueva Zelanda. Esta especie se describió por primera vez en 1866 con el nombre de Rhacodactylus ciliatus y se consideraba extinta hasta su redescubrimiento en 1994.

Este gecko es de pequeño tamaño, llegando a los 20-25 cm de hocico a cloaca y a un peso entre 40-60g. Es  un reptil arborícola y de hábitos nocturnos-crepúsculares, por lo que al amanecer se refugia para descansar.

Presenta una típica cabeza triangular y unas crestas (de ahí su nombre de crestado) formado por espinas blandas que van desde  la parte trasera de los ojos y terminan en la mitad del tronco. Las crestas poseen una sucesión de cilios de longitud generalmente corta (de ahí su nombre científico de ciliatus).

Poseen las típicas lamellae en sus dedos y una cola prensil que no se regenera tras la caudectomía (autotomía de la cola sin regeneración). No poseen párpados, con lo que mantienen la humedad ocular por lamido. Hay dimorfismo sexual pues los machos disponen de abultamientos caudales a la cloaca que corresponden con los hemipenes y que por tanto no poseen las hembras. Los Geckos crestados cambian de color conforme van creciendo, debido al proceso de muda y como respuesta a las condiciones ambientales. El patrón general y color de los Geckos crestados puede volverse más oscuro o más claro y los tonos rojos, amarillos y naranjas pueden volverse más opacos o brillantes dependiendo de la temperatura y exposición a la luz. 


Se han seleccionado genéticamente en los últimos años por la sencillez de su mantenimiento y cría dando lugar a múltiples fenotipos) siendo las siguientes algunas de las fases mas conocidas Patternless, Brindle, Fire, Arlequín, Dalmatian, Pinstriped, Striped,White-fringed,White-spot. También puede haber combinaciones entre ellas. Aparte de las distintas fases de color también pueden presentarse unas crestas más desarrolladas de lo normal, si son las de la cabeza se denomina a estos animales como “Crowned”, si son las del lomo, son denominados como “Hairy” o “Fur”.

Los geckos crestados en la vida salvaje son omnívoros y su dieta consiste en frutas, néctares e insectos.

Sus sentidos de la vista y el oído están muy desarrollados ya que los necesitan dado su actividad nocturna. Todas las especies pueden vocalizar.

Los machos son territoriales y se enfrentan entre sí, si se da el caso.

A partir de los 6 meses en machos resulta más sencillo la diferenciación de los hemipenes en la base de la cola. Las hembras están listas para reproducirse cuando alcanzan un peso de unos 30 gramos y tienen una edad de unos 13-14 meses como mínimo, los machos en cambio suelen estar capacitados entorno a los 9 meses de edad. La época de apareamiento suele ir de abril a octubre. La hembra realiza una puesta de 2 huevos cada 25-35 días y por lo normal llegan a ser 7 durante el año, en intervalos de tres a cuatro semanas, después de cada puesta.

No se encuentran estudios sobre si la temperatura de incubación determina el sexo en esta especie (como en Eublepharis macularius). Pero según la experiencia de numerosos criadores, podemos decir que
  • Temperatura 20-22ºC: Hembras 100%
  • Temperatura 24-26ºC: Hembras 50%, machos 50%
  • Temperatura 27-29ºC: Machos 100 % (27-29°C)
El periodo de incubación varía entre 60-100 días dependiente de la temperatura de incubaciòn.

La esperanza de vida se encuentra alrededor de 10-15 años.

En su hábitat natural se ven amenazados por la introducción de la Hormiga de Fuego (Wassmania auropunctata).

sábado, 6 de enero de 2018

Chondrodactylus turneri

Sigamos con otro Gecko.

Si hacemos memoria tenemos las siguientes familias en el genero Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los gecónidos (Familia Gekkonidae) son especies de gecos tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo. En Europa, las más conocidas son las salamanquesas. La familia contiene unas 961 especies agrupadas en bastantes géneros (los enumeré cuando hablé del geco diurno), siendo el género Chondrodactylus uno de ellos. Este género engloba gecos que se encuentra en África, Namibia, Sudáfrica y la especie C. angulifer en Botsuana.

Se reconocen las siguientes cinco especies:

  • Chondrodactylus angulifer Peters, 1870
  • Chondrodactylus bibronii (Smith, 1846)
  • Chondrodactylus fitzsimonsi (Loveridge, 1947)
  • Chondrodactylus pulitzerae (Schmidt, 1933)
  • Chondrodactylus turneri (Gray, 1864)

Chondrodactylus turneri (Gray, 1864)

Chondrodactylus turneri es un geco del Africa oriental muy conocido entre los criadores y cuidadores de reptiles. Es una de las especies más comunes que se encuentran en el comercio de mascotas, generalmente a precios muy bajos. Los importadores a menudo los llaman erróneamente "geckos de Bibron" (C. bibroni) o Pachydactylus bibronii (Pachydactylus bibronii stellatus WERNER, 1910) cuando curiosamente no es en realidad un gecko del género Pachydactylus, ni siquiera es de la especie bibronii. Los verdaderos geckos de Bibron viven en la República de Sudáfrica (RSA) y Namibia. La diferencia entre estos dos gecos es difícil de hacer para los no especialistas, ya que son muy parecidos; solo los detalles de la escama ayudan a identificar correctamente la especie.

El nombre de esta especie se dió en honor a James Aspinall Turner, un hombre de negocios inglés, político y entomólogo

Esta especie se encuentra en Sudáfrica, Namibia, Angola, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Zambia, Malawi, Tanzania, Ruanda y Kenya. Su presencia en Swazilandia es dudosa.

Es un gecko nocturno bastante tímido y relativamente discreto. Pueden crecer hasta los 22-23 cm de largo. Cabeza negruzca, tuberculosa. Mentón con tres escudos parecidos a bandas en el frente. El hocico está ligeramente redondeado, la pupila es vertical, con un iris de dorado a marrón. Dorso con dieciséis series longitudinales de grandes tubérculos oblongos, más o menos aquillados, marrón oscuro, con una serie central de tubérculos similares mucho más pequeños por la línea vertebral, algunos incluso blancos y opacos entremezclados. Superficie ventral marrón pálido, con escamas subiguales lisas. Las extremidades son potentes y los dedos de los pies apenas parecen dilatados pero están provistos de lamellas adhesivas y setas que le permite moverse en cualquier superficie, ya sea vertical o incluso al revés. El lado externo de las extremidades tiene tubérculos similares, que son más grandes en el lado externo de las patas delanteras. Las colas originales son ligeramente más largas que el cuerpo y terminan con una punta puntiaguda, tienen además anillos bastante distantes de tubérculos similares a los corporales, pero bastante más agudos, que forman seis series longitudinales en la base. 


Existe dimorfismo sexual teniendo los machos las manchas blancas en el cuerpo de las que carecen las hembras, en general de 3 a 4 manchas cerca del área del hombro en algunos especímenes, o un número mayor de manchas en todo el cuerpo. Los machos también tienen escamas espinosas a los lados del cuerpo. Las hembras también tienden a ser más pequeñas y menos voluminosas.

Su color sin brillo les da un camuflaje perfecto en los árboles y las rocas y como es estrictamente insectívoro, esto facilita la caza de insectos voladores y arbóreos. La predación se estimula tanto por estímulos olorosos (olfatean chasqueando la lengua) como por el movimiento de las presas.

Son sexualmente maduros al año. Las hembras solo producirán óvulos fertilizados tras cumplir los 18 y 24 meses de edad. El apareamiento no es especialmente suave ya que los machos muerden con fuerza los cuellos de las hembras. El apareamiento generalmente ocurre desde marzo hasta mayo. Las hembras fecundadas ponen 2 huevos de tamaño aproximado 8-10 mm / ⅓ "de diámetro y con una capa externa calcificada y muy frágil, que entierran en el sustrato.






viernes, 5 de enero de 2018

El geco leopardo

Como en la ultima ocasión, repito con otro animal reptil lepidosaurio escamoso y exótico del Suborden Lacertilia e Infraorden Gekkota, es decir, otro Gecko.

Reino Animalia
Filo Chordata
Clase Reptilia
Orden Squamata
Suborden Lacertilia
Infraorden Gekkota

El que desee leer generalidades sobre este infraorden, bien puede consultar lo que dije cuando introduje al geco diurno de Standing. Ahora simplemente recordaré que actualmente se distinguen siete familias dentro del Infraorden Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los eublefáridos (Eublepharidae) también se denominan geckos párpados porque tienen móviles los párpados y también se caracterizan porque sus pies carecen de las modificaciones que permiten a la mayoría de los geckos escalar superficies escarpadas. Son lagartos nocturnos, se alimentan de insectos y son ovíparos. El sexo de los jóvenes de algunas de estas especies está determinado por la temperatura de incubación, como en los cocodrilos. Conocemos 36 especies agrupadas géneros siguientes:

Género Aeluroscalabotes Boulenger, 1885
Género Coleonyx Gray, 1845
Género Eublepharis Gray, 1827
Género Goniurosaurus Barbour, 1908
Género Hemitheconyx Stejneger, 1893
Género Holodactylus Boettger, 1893

Eublepharis es un género que incluye a las siguientes seis especies:

Eublepharis angramainyu Anderson & Leviton, 1966.
Eublepharis fuscus Börner, 1974.
Eublepharis hardwickii Gray, 1827.
Eublepharis macularius (Blyth, 1854) - gecko leopardo.
Eublepharis satpuraensis Mirza, Sanap, Raju, Gawai & Ghadekar, 2014.
Eublepharis turcmenicus Darevsky, 1977.


Eublepharis macularius (Blyth, 1854)

La palabra Eublepharis deriva del griego “eu” que significa bien o normal + “blepharon” que significa pestaña. Macularis deriva del latín “macula, ae” que significa tara o mancha.

A este gecko se le conoce con el nombre vulgar de geco leopardo.

Se reconocen las siguientes subespecies de Eublepharis macularius

  • Eublepharis macularius afghanicus Börner, 197
  • Eublepharis macularius fasciolatus Günther, 1864
  • Eublepharis macularius macularius Blyth, 1854
  • Eublepharis macularius montanus Börner, 1976
  • Eublepharis macularius smithi Börner, 1981

Viven en las zonas desérticas y semidesérticas de Asia Menor, desde el noroeste de India hasta el este de Afganistán y el este de Irán, así como en la mayor parte de Pakistán. Eublepharis macularius habita en zonas rocosas con vegetación rala y bosques secos, en cotas que van desde el nivel del mar hasta los 2.500m de altitud.

Viven principalmente regiones calurosas y con grandes variaciones de temperatura entre el día y la noche. Es un reptil de actividad principalmente crepuscular y nocturna. Comienzan su actividad al atardecer, con el inicio del crepúsculo. De día descansan bajo grandes piedras, en muros semiderruidos, tuberías enterradas bajo tierra, etc. siempre a una profundidad adecuada para pasar el exceso de calor y en el sustrato ligeramente humedecido. Su mayor actividad se concentra en las noches más cálidas y húmedas. Suelen vivir en colonias. Los machos mantienen en cautividad los grupos de cría conformados por un solo macho y varias hembras.

Su tamaño total es de unos 18-24 cm, siendo la cola un tercio de la longitud total. Presentan una cabeza triangular, alargada hacia el morro, con la zona de las sienes más ancha. A los lados se aprecian con claridad los tímpanos de los oídos, que son casi transparentes. Los grandes ojos tienen la pupila vertical y suelen ser verdes. Tienen párpados completos. Tienen un cuerpo robusto, alargado, con extremidades fuertes y adaptadas a la vida terrestre, terminadas en 5 dedos. Carecen de las clásicas lamellas o almohadillas adhesivas de los dedos que otros geckos tienen para subir por superficies lisas e incluso andar boca abajo por un cristal. Eublepharis macularius tiene también los denominados bolsillos o huecos axilares, unas curiosas y pequeñas cavidades tras la axila de las patas delanteras. Ambos sexos tienen de 10 a 14 poros femorales, muy bien marcados en los machos. Otra característica típica es el patrón de máculas (manchas) oscuras sobre un fondo amarillo anaranjado (sus fases patrones son infinitos y únicos en el mundo). La fase común o salvaje es la que se encuentra normalmente en la naturaleza y es un fondo blanco amarillento o de color crema, con numerosas manchas pardas o negruzcas y aspecto verrugoso. Su piel es lisa salpicada irregularmente de escamas tuberculares. No así en los geckos recién nacidos, cuyo patrón de color consta de un bandeado como el de una avispa; si bien con el crecimiento enseguida las bandas negras se diseminan en forma de los característicos puntos de los adultos. Tienen una cola fuerte y musculosa, en la que almacenan grasas para su descanso invernal, durante el que permanecen unos dos meses sin ingerir alimento. La cola aparte de deposito de reservas tiene capacidad de autotomía. Con el tiempo la cola perdida vuelve a formarse aunque adquiere unos tonos oscuros teniendo poco o nada que ver con los colores de la original incluso siendo su forma menos estilizada pasando a ser algo atrofiada pero con las mismas cualidades que la original. Los machos adultos tienen unos marcados poros femorales y un abultamiento visible en la base de la cola, además, éstos son generalmente algo más grandes que las hembras.

Los morphos o fases de color mas conocidas conseguidas a partir de cruces son:

  • Normal: La fase primitiva u original que es de la que parten todas las demás siendo su color base un amarillo más o menos intenso con puntos negros distribuidos a lo largo del cuerpo.

  • High yellow: Predominio del amarillo como su nombre indica.

  • Pastel: Total desaparición del negro en su coloración sustituyéndola por tonos mas claros o pasteles.

  • Selva (Jungle): Una fase con rayas y líneas quebradas. Al tener unos diseños poco claros no aseguran que los progenitores obtengan una descendencia clara de la fase “selva”.

  • Nieve (Snow): Nos encontramos, haciendo gala de su nombre a la coloración más selectiva o extrema de los geckos predominando el blanco en todo el ejemplar, no obstante en la etapa adulta es posible que desarrollen un tono amarillento.


  • Ventisca (Blizzard): Es el verdadero Eublepharis macularius “leucistico” puro, hay quien lo denomina también “plátano”.

El gecko leopardo es un animal prácticamente insectívoro dando buena cuenta de los grillos, langostas, gusanos de seda, saltamontes, arañas, coleópteros, así como de otros saurios que puedan dominar y comer. En cautividad algunos geckos leopardo también pueden aceptar ocasionalmente la fruta madura (raramente), huevos o crías de roedores o pájaros, aunque no hay constancia de que estos formen parte de su dieta en estado salvaje.

Los gecko leopardo alcanzan la madurez sexual antes del año de vida los machos y las hembras en torno a los dos años.

Tanto los machos como las hembras, son capaces de excretar señales quimicas que utilizan para identificarse sexualmente entre si, y que se cree son una respuesta que evoluciono inicialmente como un mecanismo para evitar la perdida de líquidos en ambientes áridos (Mason y Gutzke, 1990)

Tres o cuatro semanas después del apareamiento las hembras estarán listas para desovar dos huevos en un ponedero húmedo y algo profundo (3-5cm). Estos huevos son ovalados y de cascara blanda y muy permeables, grandes, con una longitud media de 33mm. En condiciones ideales pueden llegar a hacer hasta diez puestas de dos o tres huevos de cáscara relativamente blanda a lo largo del año, tras un único apareamiento (amphigonia retardata). En esta especie, la temperatura de incubación determina el sexo de las crías.

-Los huevos incubados a 30º C producen una proporción de 25% machos y 75% hembras.

-Los huevos incubados a 32.5º C producen una proporción de 25% hembras y 75% machos.

A temperaturas mayores hay que tener mucho cuidado porque podemos dar lugar a “hembras calientes”. Las hembras incubadas a altas temperaturas, suelen mostrar comportamientos mas agresivos, y su respuesta a la testosterona es diferente a la de hembras incubadas a bajas temperaturas. Algunas de estas hembras pueden, incluso, mostrar un comportamiento agresivo con los machos, y viceversa.

























jueves, 4 de enero de 2018

El geco diurno de Standing

Hoy presentaré a otro animal reptil lepidosaurio escamoso bastante exótico para nosotros los Españoles. Por lo tanto, de entrada taxonómicamente podemos decir:

Filo Chordata
Subfilo Gnathostomata
SuperclaseTetrapoda
Clase Reptilia
Subclase Lepidosauria
Orden Squamata


Recordemos que de manera tradicional el orden Squamata se ha dividido en tres subórdenes:
  •     Suborden Lacertilia (antes saurios)
  •     Suborden Serpentes (u ofidios)
  •     Suborden Amphisbaeni (culebrillas ciegas)

y que dentro del Suborden Lacertilia tenemos los siguientes Infraordenes:
  •     Infraorden Dibamidae
  •     Infraorden Iguania
  •     Infraorden Gekkota
  •     Infraorden Scincomorpha
  •     Infraorden Diploglossa
  •     Infraorden Platynota

El Infraorden Gekkota incluye a los comúnmente conocidos como geckos o gecos. Hay más de 1500 especies clasificadas en este infraorden, con unos 120 géneros y 7 familias. Se distribuyen en todos los continentes, a excepción de Antártida. Están en todas las zonas cálidas (tropicales y subtropicales) del mundo, donde viven en una variedad de hábitats diferentes, desde selvas muy densas hasta zonas desérticas. No pueden sobrevivir en regiones frias, como el norte de Europa, pero en el sur de Europa algunas especies son muy comunes.

La mayoría de las especies son arborícolas. Los geckos terrestres se distinguen porque no tienen lamelas o almohadillas adhesivas bajo los dedos de los pies. Algunas especies de geckos prefieren vivir en las zonas urbanizadas, conociéndose como «geckos caseros» y su hábitat incluye también los muros de piedra, viveros y edificios dilapidados.

Los geckos se caracterizan por tener los ojos relativamente grandes, así como sus pies y especialmente los dedos de los pies. Por lo general las escamas son pequenãs y lisas por lo que su piel es mas flexible que la de otros reptiles y se rompe mas fácilmente. La piel es impermeable y tiene una capa de cera, lo que permite a muchas especies de mantenerse flotando en el agua. Tienen una cabeza aplanada sin espinas o crestas. Generalmente, los orificios auditivos son claramente visibles. Muchas especies utilizan la lengua para limpiar los ojos y el resto de la cabeza. La forma de la pupila indica si la especie es diurna o nocturna. Las especies diurnas tienen una pupila redonda. En cambio, las especies que viven principalmente durante la noche tienen pupilas en forma de ranuras verticales. Por lo general, los geckos no tienen párpados móviles. Durante la muda, los geckos también reemplazan los párpados y así obtienen nuevos «anteojos». Los geckos no sólo utilizan la lengua para limpiarse los ojos y la boca; también la utilizan como órgano sensorial como las serpientes.  Los geckos son polifiodontos y tienen la capacidad de reemplazar los 100 dientes cada tres o cuatro meses.

Presentan una gran variedad de formas, colores y tamaños. La gran mayoría de los geckos son animales nocturnos y tienen colores de camuflaje en tonos grisáceos y marrones. Sólo unas pocas especies tienen colores brillantes y son diurnos El color de los jóvenes puede ser muy diferente del de los adultos. Los geckos pueden cambiar de color, bien que el cambio no es tan drástico como en los camaleones. A menudo la piel se vuelve más clara durante el día y se oscurece durante la noche. El tamaño de las especies puede variar de un poco más de 1 cm hasta 40 cm, incluyendo la cola; la mayoría de las especies alcanza una longitud corporal de aproximadamente 10 a 20 cm. La forma de las patas puede variar considerablemente según la especie. Los dedos de los pies a menudo incluyen pequeñas uñas. La forma de los dedos de los pies está vinculado al modo de vida, siendo generalmente característico del grupo al que pertenecen. Las formas de los dedos del pie más conocidas incluyen:
  • Dedos de los pies delgados sin almohadillas adhesivas notables(especies de ambientes rocosos en un hábitat desértico)
  • Dedos de los pies delgados con grandes almohadillas adhesivas
  • Dedos de los pies gruesos con grandes almohadillas adhesivas (especies trepadoras que suelen vivir en los árboles y las rocas)
  • Dedos de los pies gruesos con una membrana entre los dedos (especies de zonas áridas que viven en ambientes arenosos con pocas rocas)

Tienen capacidad de trepar por todo tipo de superficie, incluso sobre vidrio en posición vertical e invertida. Para ello cuentan con estructuras ranuradas en la parte inferior de los dedos de los pies. Estas ranuras se conocen como almohadillas adhesivas o «lamelas». Cuando se examinaron los pies por primera vez con una amplificación muy elevada, se descubrió que las laminas no sólo contaban con pelos extremamente finos de 5 micrómetros (setas o setae), sino que estos pelos tenían estructuras aún más finas de 0,2 micrómetros (espátulas o spatulae), con terminaciones extremamente delgadas. Las setas y espátulas se componen de queratina beta y son tan pequeñas que son atraídos al sustrato en una escala molecular por el efecto de las fuerzas de Van der Waals, las fuerzas de atracción mutua entre moléculas o grupos de átomos. Son las fuerzas de Van der Waals que conducen a la capacidad de adhesión excepcional de los geckos. Sin embargo, el gecko no puede «encender» o «apagar» estas fuerzas y por lo tanto se adhiere a una superficie tan pronto como los dedos de los pies hacen contacto; sólo puede despegarse levantando los dedos de los pies en un ángulo de unos treinta grados. No todas las especies poseen almohadillas adhesivas.

El tamaño de la cola de los geckos es bastante variable, siendo en algunos casos sumamente pequeña. Casi todos tienen la capacidad de autotomía de la cola. Después de que se rompa una vez, la cola regenerada siempre será más corta que la cola original y por lo general será notablemente más oscura. Por un defecto genético, a veces la cola puede regenerarse de forma duplicada e incluso se han registrado geckos con tres colas. Muchas especies de geckos utilizan la cola para el almacenamiento de grasa, minerales y otros nutrientes esenciales. Como la cola contiene muchas terminaciones nerviosas, es probable que tenga un papel en la percepción sensorial.

Por lo general existe diformismo sexual. Los machos son a menudo más grandes que las hembras y suelen tener un color más claro, por lo que los colores de los machos cuentan con mayor contraste. Los machos tienen poros en la parte inferior del cuerpo, en una fila transversal ubicada justo antes de la cloaca (poros preanales o precloacales) para segregar una sustancia grasienta amarillenta que permite a las hembras encontrarles. Los machos tienen la base de la cola más gruesa y una zona cloacal más curvada que las hembras, lo que se debe a la presencia del hemipene.

Al igual que los demás reptiles, los geckos son ectotermos.

Los geckos son los únicos reptiles que tienen la capacidad de producir sonidos relativamente complejos que han sido descritos como silbidos, gritos, ladridos o graznidos. Los sonidos son producidos en la garganta al paso del aire por la laringe y una estructura similar a las cuerdas vocales.

Los geckos son cazadores oportunistas y no tienen preferencias alimentarias muy definidas. Son carnívoros y se alimentan principalmente de invertebrados como insectos y arañas. Las especies mayores se alimentan incluso de invertebrados grandes como escorpiones y ciempiés. Las especies más grandes se alimentan también de pequeños vertebrados, incluyendo otros lagartos de menor tamaño y pájaros. El canibalismo ocurre también, y si se presenta la oportunidad, muchos geckos comeran incluso sus propias crías. Algunos geckos comen ocasionalmente materias vegetales ricas en azúcar. Las especies que consumen el néctar, utilizan la lengua para lamer el líquido en las flores. Todos los geckos cazan por la vista pero sólo pueden ver las presas cuando se mueven.

Los geckos tienen un desarrollo rápido y una vida relativamente corta. En la mayoría de las especies, los juveniles alcanzan la madurez sexual entre seis y doce meses. Muchas especies tienen una esperanza de vida de tres o cuatro años. En cautiverio suelen alcanzar una edad mayor.

Casi todas las especies son ovíparas habiendo solamente unas pocas ovovivíparas. Suelen poner solo uno o dos huevos por puesta. Existen algunas especies de geckos que no ponen huevos, sino que son ovovivíparas; los huevos se desarrollan y eclosionan dentro del cuerpo de la hembra. Son especies que se distribuyen en las regiones relativamente frías.

Los depredadores de los geckos incluyen mamíferos, pájaros y otros reptiles, como lagartos y serpientes mayores. Algunas serpientes se especializaron en la caza de lagartos, como la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), o la serpiente gato europea (Telescopus fallax) que se alimenta de lagartos nocturnos, principalmente geckos.

Actualmente se distinguen siete familias dentro del Infraorden Gekkota.
  • Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
  • Familia  Diplodactylidae Underwood, 1954
  • Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
  • Familia Gekkonidae Oppel, 1811
  • Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
  • Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
  • Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

*La familia de los pigopódidos (Pygopodidae), sólo fue incluida a partir del año 2014.

Los gecónidos (Familia Gekkonidae) son especies de gecos tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo. En Europa, las más conocidas son las salamanquesas. La designación gecos procede del inglés gecko, que es una generalización de Gekko, el género tipo de la familia. Gekko a su vez proviene de una palabra malaya homófona, que es una onomatopeya que reproduce el grito de una especie indonesia. En las Islas Canarias son conocidos con el nombre de perenquén, y en las zonas de España y Francia de habla catalana se les llama dragó. La familia contiene unas 961 especies agrupadas en los siguientes géneros:
  • Género Afroedura Loveridge, 1944
  • Género Afrogecko Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Agamura Blanford, 1874
  • Género Ailuronyx Fitzinger, 1843
  • Género Alsophylax Fitzinger, 1843
  • Género Altiphylax Yeriomtschenko & Shcherbak, 1984
  • Género Blaesodactylus Boettger, 1893
  • Género Bunopus Blanford, 1874
  • Género Calodactylodes Strand, 1926
  • Género Chondrodactylus Peters, 1870
  • Género Christinus Wells & Wellington, 1984
  • Género Cnemaspis Strauch, 1887
  • Género Crossobamon Boettger, 1888
  • Género Cryptactites Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Cyrtodactylus Gray, 1827
  • Género Cyrtopodion Fitzinger, 1843
  • Género Dixonius Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Ebenavia Boettger, 1877
  • Género Elasmodactylus Boulenger, 1895
  • Género Geckolepis Grandidier, 1867
  • Género Gehyra Gray, 1834
  • Género Gekko Laurenti, 1768
  • Género Goggia Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Hemidactylus Gray, 1825
  • Género Hemiphyllodactylus Bleeker, 1860
  • Género Heteronotia Wermuth, 1965
  • Género Homopholis Boulenger, 1885
  • Género Kolekanos Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Lepidodactylus Fitzinger, 1843
  • Género Luperosaurus Gray, 1845
  • Género Lygodactylus Gray, 1864
  • Género Matoatoa Nussbaum, Raxworthy & Pronk, 1998
  • Género Mediodactylus Szczerbak & Golubev, 1997
  • Género Microgecko Nikolski, 1907
  • Género Nactus Kluge, 1983
  • Género Narudasia Methuen & Hewitt, 1914
  • Género Pachydactylus Wiegmann, 1834
  • Género Paragehyra Angel, 1929
  • Género Paroedura Günther, 1879
  • Género Perochirus Boulenger, 1885
  • Género Phelsuma Gray, 1825
  • Género Pseudoceramodactylus Haas, 1957
  • Género Pseudogekko Taylor, 1922
  • Género Ptenopus Gray, 1866
  • Género Ptychozoon Kuhl & van Hasselt, 1822
  • Género Ramigekko Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Rhinogecko de Witte 1973
  • Género Rhoptropella Hewitt, 1937
  • Género Rhoptropus Peters, 1869
  • Género Stenodactylus Fitzinger, 1826
  • Género Tenuidactylus Shcherbak & Golubev, 1984
  • Género Tropiocolotes Peters, 1880
  • Género Urocotyledon Kluge, 1983
  • Género Uroplatus Dumeril, 1806
El género Phelsuma incluye geckos tropicales de bello colorido que se distribuyen por África del Este y varias islas del océano Índico. Se reconocen las 52 especies siguientes:
  • Phelsuma abbotti Stejneger, 1893.
  • Phelsuma andamanense Blyth, 1861.
  • Phelsuma antanosy Raxworthy & Nussbaum, 1993.
  • Phelsuma astriata Tornier, 1901.
  • Phelsuma barbouri Loveridge, 1942.
  • Phelsuma berghofi Krüger, 1996.
  • Phelsuma borai Glaw, Köhler & Vences, 2009.
  • Phelsuma borbonica Mertens, 1966.
  • Phelsuma breviceps Boettger, 1894.
  • Phelsuma cepediana (Milbert, 1812).
  • Phelsuma comorensis Boettger, 1913.
  • Phelsuma dorsivittata Mertens, 1964.
  • Phelsuma dubia (Boettger, 1881).
  • Phelsuma edwardnewtoni Vinson & Vinson, 1969.
  • Phelsuma flavigularis Mertens, 1962.
  • Phelsuma gigas Liénard, 1842.
  • Phelsuma gouldi Crottini, Gehring, Glaw, Harris, Lima & Vences, 2011.
  • Phelsuma grandis Gray, 1870.
  • Phelsuma guentheri Boulenger, 1885.
  • Phelsuma guimbeaui Mertens, 1963.
  • Phelsuma guttata Kaudern, 1922.
  • Phelsuma hielscheri Rösler, Obst & Seipp, 2001.
  • Phelsuma hoeschi Berghof & Trautmann, 2009.
  • Phelsuma inexpectata Mertens, 1966.
  • Phelsuma kely Schönecker, Bach & Glaw, 2004.
  • Phelsuma klemmeri Seipp, 1991.
  • Phelsuma kochi Mertens, 1954.
  • Phelsuma laticauda (Boettger, 1880).
  • Phelsuma lineata Gray, 1842.
  • Phelsuma madagascariensis Gray, 1831.
  • Phelsuma malamakibo Nussbaum, Raxworthy, Raselimanana & Ramanamanjato, 2000.
  • Phelsuma masohoala Raxworthy & Nussbaum, 1994.
  • Phelsuma modesta Mertens, 1970.
  • Phelsuma mutabilis (Grandidier, 1869).
  • Phelsuma nigristriata Meier, 1984.
  • Phelsuma ornata Gray, 1825.
  • Phelsuma parkeri Loveridge, 1941.
  • Phelsuma parva Meier, 1983.
  • Phelsuma pasteuri Meier, 1984.
  •  Phelsuma pronki Seipp, 1994.
  • Phelsuma pusilla Mertens, 1964.
  • Phelsuma quadriocellata (Peters, 1883).
  • Phelsuma ravenala Raxworthy, Ingram, Rabibisoa & Pearson, 2007.
  • Phelsuma robertmertensi Meier, 1980.
  • Phelsuma roesleri Glaw, Gehring, Köhler, Franzen & Vences, 2010.
  • Phelsuma rosagularis Vinson & Vinson, 1963.
  • Phelsuma seippi Meier, 1987.
  • Phelsuma serraticauda Mertens, 1963.
  • Phelsuma standingi Methuen & Hewitt, 1913.
  • Phelsuma sundbergi Rendahl, 1939.
  • Phelsuma v-nigra Boettger, 1913.
  • Phelsuma vanheygeni Lerner, 2004.

Phelsuma standingi METHUEN & HEWITT, 1913

El nombre de Phelsuma se debe al médico Holandés Murk van Phelsum, 1732-1779.
Standingi se debe a De Herbert F. Standing, un paleontólogo y misionero médico en Madagascar, director de un colegio en Antananarivo.

El geco diurno de Standing como se le conoce vulgarmente es endémico del suroeste de Madagascar, donde se encuentran las zonas mas secas, viviendo en los árboles espinosos. Tambièn se encuentra en otras islas próximas a Madagascar. Se alimentan de insectos de pequeñas dimensiones, savia de los vegetales y algunos frutos.

En general miden entre 25 y 30 cm, pero en algunos casos superan los 30 cm, siendo el gecko diurno de mayor tamaño, El fondo de su piel es gris brillante o marrón, con finas reticulaciones más oscuras; cuando se alimentan o toman el sol, la cabeza se vuelve verde brillante y la cola azul. Cuando están inactivos y durante los tiempos más fríos, toman colores oscuros para absorber una mayor cantidad de radiación solar. 


Los machos suelen tener un tamaño ligeramente mayor, pero en estas especies es mejor fijarse en los poros femorales mucho más abundantes y notorios en el macho, y en la base de la cola más abultada que en las hembras. El colorido de las hembras suele ser más apagado. Poseen lamellae en sus patas y párpados fijos al igual que todo el género lo que les obliga a pasar a menudo su lengua por los ojos para humedecerlos y limpiarlos.

Alcanzan la madurez sexual al año de edad. La época de reproducción empieza desde mediados de febrero hasta abril y puede llegar a terminar en octubre. Para el cortejo, el macho sacude su cabeza de un lado al otro y normalmente es contestado por la hembra de igual manera; después el macho sujeta a la hembra suavemente por el cuello y se enrollan entre sí hasta que los órganos sexuales quedan en oposición.

Los huevos son depositados en el suelo o entre las hojas de los árboles, normalmente emparejados. Las condiciones de temperatura en que se produce la incubación, que dura unos dos meses, determinarán el sexo de las crías. Normalmente la puesta consta de 2 huevos  aunque pueden darse casos de huevos individuales. No pegan los huevos a las superficies, sino que las entierran o encajan en la axila de alguna planta como las sansevieras. El periodo de incubación es de 55 a 65 días con una temperatura de 29-31ºC por el día y 25-26ºC por la noche.

Las crías son de unos colores mucho más llamativos que los padres. Además es uno de los pocos geckos que no hay problemas de que las crías nazcan con los adultos ya que estos no los depredan (y aunque los mordieran estos producen un sonido que disuade a los adultos).

Tienen una longevidad que va de los 8 a incluso los 20 años