Buscador

domingo, 7 de enero de 2018

El gecko crestado

Ya sabemos de sobra que tenemos las siguientes familias en el genero Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los diplodactílidos (Diplodactylidae)
son una familia de gecos que se distribuyen por Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia y que hasta hace poco se incluían dentro de la familia Gekkonidae. Se reconocen los siguientes géneros:
  • Género Amalosia Wells & Wellington, 1983.
  • Género Bavayia Roux, 1913.
  • Género Correlophus Guichenot, 1866.
  • Género Crenadactylus Dixon & Kluge 1964.
  • Género Dactylocnemis Fitzinger, 1861.
  • Género Dierogekko Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2006.
  • Género Diplodactylus Gray, 1832.
  • Género Eurydactylodes Wermuth, 1965.
  • Género Hesperoedura Oliver, Bauer, Greenbaum, Jackman & Hobbie, 2012.
  • Género Hoplodactylus Fitzinger, 1843.
  • Género Lucasium Wermuth, 1965.
  • Género Mniarogekko Bauer, Whitaker, Sadlier & Jackman, 2012.
  • Género Mokopirirakau Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Naultinus Gray, 1842.
  • Género Nebulifera Oliver, Bauer, Greenbaum, Jackman & Hobbie, 2012.
  • Género Oedodera Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2006.
  • Género Oedura Gray, 1842.
  • Género Paniegekko Bauer, Jackman, Sadlier & Whitaker, 2012.
  • Género Pseudothecadactylus Brongersma, 1936.
  • Género Rhacodactylus Fitzinger, 1843.
  • Género Rhynchoedura Günther, 1867.
  • Género Strophurus Fitzinger, 1843.
  • Género Toropuku Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Tukutuku Nielsen, Bauer, Jackman, Hitchmough & Daugherty, 2011.
  • Género Woodworthia Garman, 1901.

Correlophus es un género de especies de gecko endémicas de Nueva Caledonia. Este género se consideró sinónimo de Rhacodactylus hasta 2012. Se reconocían las siguientes cuatro especies:   
  • Rhacodactylus auriculatus (Bavay, 1869) 
  • Rhacodactylus leachianus (Cuvier, 1829)
  • Rhacodactylus trachycephalus Boulenger, 1878  
  • Rhacodactylus trachyrhynchus Bocage, 1873)

Actualmente el género Correlopuhus se clasifica de la siguiente manera
  • Correlophus belepensis Bauer, Whitaker, Sadlier & Jackman, 2012
  • Correlophus ciliatus Guichenot, 1866
  • Correlophus sarasinorum Roux, 1913

Correlophus ciliatus Guichenot, 1866


Este es el conocido vulgarmente como gecko crestado, una especie originaria del archipiélago de Nueva Caledonia en el Pacífico suroeste, a 1500 km de Australia y unos 2000 km de Nueva Zelanda. Esta especie se describió por primera vez en 1866 con el nombre de Rhacodactylus ciliatus y se consideraba extinta hasta su redescubrimiento en 1994.

Este gecko es de pequeño tamaño, llegando a los 20-25 cm de hocico a cloaca y a un peso entre 40-60g. Es  un reptil arborícola y de hábitos nocturnos-crepúsculares, por lo que al amanecer se refugia para descansar.

Presenta una típica cabeza triangular y unas crestas (de ahí su nombre de crestado) formado por espinas blandas que van desde  la parte trasera de los ojos y terminan en la mitad del tronco. Las crestas poseen una sucesión de cilios de longitud generalmente corta (de ahí su nombre científico de ciliatus).

Poseen las típicas lamellae en sus dedos y una cola prensil que no se regenera tras la caudectomía (autotomía de la cola sin regeneración). No poseen párpados, con lo que mantienen la humedad ocular por lamido. Hay dimorfismo sexual pues los machos disponen de abultamientos caudales a la cloaca que corresponden con los hemipenes y que por tanto no poseen las hembras. Los Geckos crestados cambian de color conforme van creciendo, debido al proceso de muda y como respuesta a las condiciones ambientales. El patrón general y color de los Geckos crestados puede volverse más oscuro o más claro y los tonos rojos, amarillos y naranjas pueden volverse más opacos o brillantes dependiendo de la temperatura y exposición a la luz. 


Se han seleccionado genéticamente en los últimos años por la sencillez de su mantenimiento y cría dando lugar a múltiples fenotipos) siendo las siguientes algunas de las fases mas conocidas Patternless, Brindle, Fire, Arlequín, Dalmatian, Pinstriped, Striped,White-fringed,White-spot. También puede haber combinaciones entre ellas. Aparte de las distintas fases de color también pueden presentarse unas crestas más desarrolladas de lo normal, si son las de la cabeza se denomina a estos animales como “Crowned”, si son las del lomo, son denominados como “Hairy” o “Fur”.

Los geckos crestados en la vida salvaje son omnívoros y su dieta consiste en frutas, néctares e insectos.

Sus sentidos de la vista y el oído están muy desarrollados ya que los necesitan dado su actividad nocturna. Todas las especies pueden vocalizar.

Los machos son territoriales y se enfrentan entre sí, si se da el caso.

A partir de los 6 meses en machos resulta más sencillo la diferenciación de los hemipenes en la base de la cola. Las hembras están listas para reproducirse cuando alcanzan un peso de unos 30 gramos y tienen una edad de unos 13-14 meses como mínimo, los machos en cambio suelen estar capacitados entorno a los 9 meses de edad. La época de apareamiento suele ir de abril a octubre. La hembra realiza una puesta de 2 huevos cada 25-35 días y por lo normal llegan a ser 7 durante el año, en intervalos de tres a cuatro semanas, después de cada puesta.

No se encuentran estudios sobre si la temperatura de incubación determina el sexo en esta especie (como en Eublepharis macularius). Pero según la experiencia de numerosos criadores, podemos decir que
  • Temperatura 20-22ºC: Hembras 100%
  • Temperatura 24-26ºC: Hembras 50%, machos 50%
  • Temperatura 27-29ºC: Machos 100 % (27-29°C)
El periodo de incubación varía entre 60-100 días dependiente de la temperatura de incubaciòn.

La esperanza de vida se encuentra alrededor de 10-15 años.

En su hábitat natural se ven amenazados por la introducción de la Hormiga de Fuego (Wassmania auropunctata).

sábado, 6 de enero de 2018

Chondrodactylus turneri

Sigamos con otro Gecko.

Si hacemos memoria tenemos las siguientes familias en el genero Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los gecónidos (Familia Gekkonidae) son especies de gecos tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo. En Europa, las más conocidas son las salamanquesas. La familia contiene unas 961 especies agrupadas en bastantes géneros (los enumeré cuando hablé del geco diurno), siendo el género Chondrodactylus uno de ellos. Este género engloba gecos que se encuentra en África, Namibia, Sudáfrica y la especie C. angulifer en Botsuana.

Se reconocen las siguientes cinco especies:

  • Chondrodactylus angulifer Peters, 1870
  • Chondrodactylus bibronii (Smith, 1846)
  • Chondrodactylus fitzsimonsi (Loveridge, 1947)
  • Chondrodactylus pulitzerae (Schmidt, 1933)
  • Chondrodactylus turneri (Gray, 1864)

Chondrodactylus turneri (Gray, 1864)

Chondrodactylus turneri es un geco del Africa oriental muy conocido entre los criadores y cuidadores de reptiles. Es una de las especies más comunes que se encuentran en el comercio de mascotas, generalmente a precios muy bajos. Los importadores a menudo los llaman erróneamente "geckos de Bibron" (C. bibroni) o Pachydactylus bibronii (Pachydactylus bibronii stellatus WERNER, 1910) cuando curiosamente no es en realidad un gecko del género Pachydactylus, ni siquiera es de la especie bibronii. Los verdaderos geckos de Bibron viven en la República de Sudáfrica (RSA) y Namibia. La diferencia entre estos dos gecos es difícil de hacer para los no especialistas, ya que son muy parecidos; solo los detalles de la escama ayudan a identificar correctamente la especie.

El nombre de esta especie se dió en honor a James Aspinall Turner, un hombre de negocios inglés, político y entomólogo

Esta especie se encuentra en Sudáfrica, Namibia, Angola, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Zambia, Malawi, Tanzania, Ruanda y Kenya. Su presencia en Swazilandia es dudosa.

Es un gecko nocturno bastante tímido y relativamente discreto. Pueden crecer hasta los 22-23 cm de largo. Cabeza negruzca, tuberculosa. Mentón con tres escudos parecidos a bandas en el frente. El hocico está ligeramente redondeado, la pupila es vertical, con un iris de dorado a marrón. Dorso con dieciséis series longitudinales de grandes tubérculos oblongos, más o menos aquillados, marrón oscuro, con una serie central de tubérculos similares mucho más pequeños por la línea vertebral, algunos incluso blancos y opacos entremezclados. Superficie ventral marrón pálido, con escamas subiguales lisas. Las extremidades son potentes y los dedos de los pies apenas parecen dilatados pero están provistos de lamellas adhesivas y setas que le permite moverse en cualquier superficie, ya sea vertical o incluso al revés. El lado externo de las extremidades tiene tubérculos similares, que son más grandes en el lado externo de las patas delanteras. Las colas originales son ligeramente más largas que el cuerpo y terminan con una punta puntiaguda, tienen además anillos bastante distantes de tubérculos similares a los corporales, pero bastante más agudos, que forman seis series longitudinales en la base. 


Existe dimorfismo sexual teniendo los machos las manchas blancas en el cuerpo de las que carecen las hembras, en general de 3 a 4 manchas cerca del área del hombro en algunos especímenes, o un número mayor de manchas en todo el cuerpo. Los machos también tienen escamas espinosas a los lados del cuerpo. Las hembras también tienden a ser más pequeñas y menos voluminosas.

Su color sin brillo les da un camuflaje perfecto en los árboles y las rocas y como es estrictamente insectívoro, esto facilita la caza de insectos voladores y arbóreos. La predación se estimula tanto por estímulos olorosos (olfatean chasqueando la lengua) como por el movimiento de las presas.

Son sexualmente maduros al año. Las hembras solo producirán óvulos fertilizados tras cumplir los 18 y 24 meses de edad. El apareamiento no es especialmente suave ya que los machos muerden con fuerza los cuellos de las hembras. El apareamiento generalmente ocurre desde marzo hasta mayo. Las hembras fecundadas ponen 2 huevos de tamaño aproximado 8-10 mm / ⅓ "de diámetro y con una capa externa calcificada y muy frágil, que entierran en el sustrato.






viernes, 5 de enero de 2018

El geco leopardo

Como en la ultima ocasión, repito con otro animal reptil lepidosaurio escamoso y exótico del Suborden Lacertilia e Infraorden Gekkota, es decir, otro Gecko.

Reino Animalia
Filo Chordata
Clase Reptilia
Orden Squamata
Suborden Lacertilia
Infraorden Gekkota

El que desee leer generalidades sobre este infraorden, bien puede consultar lo que dije cuando introduje al geco diurno de Standing. Ahora simplemente recordaré que actualmente se distinguen siete familias dentro del Infraorden Gekkota:

•Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
•Familia Diplodactylidae Underwood, 1954
•Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
•Familia Gekkonidae Oppel, 1811
•Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
•Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
•Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

Los eublefáridos (Eublepharidae) también se denominan geckos párpados porque tienen móviles los párpados y también se caracterizan porque sus pies carecen de las modificaciones que permiten a la mayoría de los geckos escalar superficies escarpadas. Son lagartos nocturnos, se alimentan de insectos y son ovíparos. El sexo de los jóvenes de algunas de estas especies está determinado por la temperatura de incubación, como en los cocodrilos. Conocemos 36 especies agrupadas géneros siguientes:

Género Aeluroscalabotes Boulenger, 1885
Género Coleonyx Gray, 1845
Género Eublepharis Gray, 1827
Género Goniurosaurus Barbour, 1908
Género Hemitheconyx Stejneger, 1893
Género Holodactylus Boettger, 1893

Eublepharis es un género que incluye a las siguientes seis especies:

Eublepharis angramainyu Anderson & Leviton, 1966.
Eublepharis fuscus Börner, 1974.
Eublepharis hardwickii Gray, 1827.
Eublepharis macularius (Blyth, 1854) - gecko leopardo.
Eublepharis satpuraensis Mirza, Sanap, Raju, Gawai & Ghadekar, 2014.
Eublepharis turcmenicus Darevsky, 1977.


Eublepharis macularius (Blyth, 1854)

La palabra Eublepharis deriva del griego “eu” que significa bien o normal + “blepharon” que significa pestaña. Macularis deriva del latín “macula, ae” que significa tara o mancha.

A este gecko se le conoce con el nombre vulgar de geco leopardo.

Se reconocen las siguientes subespecies de Eublepharis macularius

  • Eublepharis macularius afghanicus Börner, 197
  • Eublepharis macularius fasciolatus Günther, 1864
  • Eublepharis macularius macularius Blyth, 1854
  • Eublepharis macularius montanus Börner, 1976
  • Eublepharis macularius smithi Börner, 1981

Viven en las zonas desérticas y semidesérticas de Asia Menor, desde el noroeste de India hasta el este de Afganistán y el este de Irán, así como en la mayor parte de Pakistán. Eublepharis macularius habita en zonas rocosas con vegetación rala y bosques secos, en cotas que van desde el nivel del mar hasta los 2.500m de altitud.

Viven principalmente regiones calurosas y con grandes variaciones de temperatura entre el día y la noche. Es un reptil de actividad principalmente crepuscular y nocturna. Comienzan su actividad al atardecer, con el inicio del crepúsculo. De día descansan bajo grandes piedras, en muros semiderruidos, tuberías enterradas bajo tierra, etc. siempre a una profundidad adecuada para pasar el exceso de calor y en el sustrato ligeramente humedecido. Su mayor actividad se concentra en las noches más cálidas y húmedas. Suelen vivir en colonias. Los machos mantienen en cautividad los grupos de cría conformados por un solo macho y varias hembras.

Su tamaño total es de unos 18-24 cm, siendo la cola un tercio de la longitud total. Presentan una cabeza triangular, alargada hacia el morro, con la zona de las sienes más ancha. A los lados se aprecian con claridad los tímpanos de los oídos, que son casi transparentes. Los grandes ojos tienen la pupila vertical y suelen ser verdes. Tienen párpados completos. Tienen un cuerpo robusto, alargado, con extremidades fuertes y adaptadas a la vida terrestre, terminadas en 5 dedos. Carecen de las clásicas lamellas o almohadillas adhesivas de los dedos que otros geckos tienen para subir por superficies lisas e incluso andar boca abajo por un cristal. Eublepharis macularius tiene también los denominados bolsillos o huecos axilares, unas curiosas y pequeñas cavidades tras la axila de las patas delanteras. Ambos sexos tienen de 10 a 14 poros femorales, muy bien marcados en los machos. Otra característica típica es el patrón de máculas (manchas) oscuras sobre un fondo amarillo anaranjado (sus fases patrones son infinitos y únicos en el mundo). La fase común o salvaje es la que se encuentra normalmente en la naturaleza y es un fondo blanco amarillento o de color crema, con numerosas manchas pardas o negruzcas y aspecto verrugoso. Su piel es lisa salpicada irregularmente de escamas tuberculares. No así en los geckos recién nacidos, cuyo patrón de color consta de un bandeado como el de una avispa; si bien con el crecimiento enseguida las bandas negras se diseminan en forma de los característicos puntos de los adultos. Tienen una cola fuerte y musculosa, en la que almacenan grasas para su descanso invernal, durante el que permanecen unos dos meses sin ingerir alimento. La cola aparte de deposito de reservas tiene capacidad de autotomía. Con el tiempo la cola perdida vuelve a formarse aunque adquiere unos tonos oscuros teniendo poco o nada que ver con los colores de la original incluso siendo su forma menos estilizada pasando a ser algo atrofiada pero con las mismas cualidades que la original. Los machos adultos tienen unos marcados poros femorales y un abultamiento visible en la base de la cola, además, éstos son generalmente algo más grandes que las hembras.

Los morphos o fases de color mas conocidas conseguidas a partir de cruces son:

  • Normal: La fase primitiva u original que es de la que parten todas las demás siendo su color base un amarillo más o menos intenso con puntos negros distribuidos a lo largo del cuerpo.

  • High yellow: Predominio del amarillo como su nombre indica.

  • Pastel: Total desaparición del negro en su coloración sustituyéndola por tonos mas claros o pasteles.

  • Selva (Jungle): Una fase con rayas y líneas quebradas. Al tener unos diseños poco claros no aseguran que los progenitores obtengan una descendencia clara de la fase “selva”.

  • Nieve (Snow): Nos encontramos, haciendo gala de su nombre a la coloración más selectiva o extrema de los geckos predominando el blanco en todo el ejemplar, no obstante en la etapa adulta es posible que desarrollen un tono amarillento.


  • Ventisca (Blizzard): Es el verdadero Eublepharis macularius “leucistico” puro, hay quien lo denomina también “plátano”.

El gecko leopardo es un animal prácticamente insectívoro dando buena cuenta de los grillos, langostas, gusanos de seda, saltamontes, arañas, coleópteros, así como de otros saurios que puedan dominar y comer. En cautividad algunos geckos leopardo también pueden aceptar ocasionalmente la fruta madura (raramente), huevos o crías de roedores o pájaros, aunque no hay constancia de que estos formen parte de su dieta en estado salvaje.

Los gecko leopardo alcanzan la madurez sexual antes del año de vida los machos y las hembras en torno a los dos años.

Tanto los machos como las hembras, son capaces de excretar señales quimicas que utilizan para identificarse sexualmente entre si, y que se cree son una respuesta que evoluciono inicialmente como un mecanismo para evitar la perdida de líquidos en ambientes áridos (Mason y Gutzke, 1990)

Tres o cuatro semanas después del apareamiento las hembras estarán listas para desovar dos huevos en un ponedero húmedo y algo profundo (3-5cm). Estos huevos son ovalados y de cascara blanda y muy permeables, grandes, con una longitud media de 33mm. En condiciones ideales pueden llegar a hacer hasta diez puestas de dos o tres huevos de cáscara relativamente blanda a lo largo del año, tras un único apareamiento (amphigonia retardata). En esta especie, la temperatura de incubación determina el sexo de las crías.

-Los huevos incubados a 30º C producen una proporción de 25% machos y 75% hembras.

-Los huevos incubados a 32.5º C producen una proporción de 25% hembras y 75% machos.

A temperaturas mayores hay que tener mucho cuidado porque podemos dar lugar a “hembras calientes”. Las hembras incubadas a altas temperaturas, suelen mostrar comportamientos mas agresivos, y su respuesta a la testosterona es diferente a la de hembras incubadas a bajas temperaturas. Algunas de estas hembras pueden, incluso, mostrar un comportamiento agresivo con los machos, y viceversa.

























jueves, 4 de enero de 2018

El geco diurno de Standing

Hoy presentaré a otro animal reptil lepidosaurio escamoso bastante exótico para nosotros los Españoles. Por lo tanto, de entrada taxonómicamente podemos decir:

Filo Chordata
Subfilo Gnathostomata
SuperclaseTetrapoda
Clase Reptilia
Subclase Lepidosauria
Orden Squamata


Recordemos que de manera tradicional el orden Squamata se ha dividido en tres subórdenes:
  •     Suborden Lacertilia (antes saurios)
  •     Suborden Serpentes (u ofidios)
  •     Suborden Amphisbaeni (culebrillas ciegas)

y que dentro del Suborden Lacertilia tenemos los siguientes Infraordenes:
  •     Infraorden Dibamidae
  •     Infraorden Iguania
  •     Infraorden Gekkota
  •     Infraorden Scincomorpha
  •     Infraorden Diploglossa
  •     Infraorden Platynota

El Infraorden Gekkota incluye a los comúnmente conocidos como geckos o gecos. Hay más de 1500 especies clasificadas en este infraorden, con unos 120 géneros y 7 familias. Se distribuyen en todos los continentes, a excepción de Antártida. Están en todas las zonas cálidas (tropicales y subtropicales) del mundo, donde viven en una variedad de hábitats diferentes, desde selvas muy densas hasta zonas desérticas. No pueden sobrevivir en regiones frias, como el norte de Europa, pero en el sur de Europa algunas especies son muy comunes.

La mayoría de las especies son arborícolas. Los geckos terrestres se distinguen porque no tienen lamelas o almohadillas adhesivas bajo los dedos de los pies. Algunas especies de geckos prefieren vivir en las zonas urbanizadas, conociéndose como «geckos caseros» y su hábitat incluye también los muros de piedra, viveros y edificios dilapidados.

Los geckos se caracterizan por tener los ojos relativamente grandes, así como sus pies y especialmente los dedos de los pies. Por lo general las escamas son pequenãs y lisas por lo que su piel es mas flexible que la de otros reptiles y se rompe mas fácilmente. La piel es impermeable y tiene una capa de cera, lo que permite a muchas especies de mantenerse flotando en el agua. Tienen una cabeza aplanada sin espinas o crestas. Generalmente, los orificios auditivos son claramente visibles. Muchas especies utilizan la lengua para limpiar los ojos y el resto de la cabeza. La forma de la pupila indica si la especie es diurna o nocturna. Las especies diurnas tienen una pupila redonda. En cambio, las especies que viven principalmente durante la noche tienen pupilas en forma de ranuras verticales. Por lo general, los geckos no tienen párpados móviles. Durante la muda, los geckos también reemplazan los párpados y así obtienen nuevos «anteojos». Los geckos no sólo utilizan la lengua para limpiarse los ojos y la boca; también la utilizan como órgano sensorial como las serpientes.  Los geckos son polifiodontos y tienen la capacidad de reemplazar los 100 dientes cada tres o cuatro meses.

Presentan una gran variedad de formas, colores y tamaños. La gran mayoría de los geckos son animales nocturnos y tienen colores de camuflaje en tonos grisáceos y marrones. Sólo unas pocas especies tienen colores brillantes y son diurnos El color de los jóvenes puede ser muy diferente del de los adultos. Los geckos pueden cambiar de color, bien que el cambio no es tan drástico como en los camaleones. A menudo la piel se vuelve más clara durante el día y se oscurece durante la noche. El tamaño de las especies puede variar de un poco más de 1 cm hasta 40 cm, incluyendo la cola; la mayoría de las especies alcanza una longitud corporal de aproximadamente 10 a 20 cm. La forma de las patas puede variar considerablemente según la especie. Los dedos de los pies a menudo incluyen pequeñas uñas. La forma de los dedos de los pies está vinculado al modo de vida, siendo generalmente característico del grupo al que pertenecen. Las formas de los dedos del pie más conocidas incluyen:
  • Dedos de los pies delgados sin almohadillas adhesivas notables(especies de ambientes rocosos en un hábitat desértico)
  • Dedos de los pies delgados con grandes almohadillas adhesivas
  • Dedos de los pies gruesos con grandes almohadillas adhesivas (especies trepadoras que suelen vivir en los árboles y las rocas)
  • Dedos de los pies gruesos con una membrana entre los dedos (especies de zonas áridas que viven en ambientes arenosos con pocas rocas)

Tienen capacidad de trepar por todo tipo de superficie, incluso sobre vidrio en posición vertical e invertida. Para ello cuentan con estructuras ranuradas en la parte inferior de los dedos de los pies. Estas ranuras se conocen como almohadillas adhesivas o «lamelas». Cuando se examinaron los pies por primera vez con una amplificación muy elevada, se descubrió que las laminas no sólo contaban con pelos extremamente finos de 5 micrómetros (setas o setae), sino que estos pelos tenían estructuras aún más finas de 0,2 micrómetros (espátulas o spatulae), con terminaciones extremamente delgadas. Las setas y espátulas se componen de queratina beta y son tan pequeñas que son atraídos al sustrato en una escala molecular por el efecto de las fuerzas de Van der Waals, las fuerzas de atracción mutua entre moléculas o grupos de átomos. Son las fuerzas de Van der Waals que conducen a la capacidad de adhesión excepcional de los geckos. Sin embargo, el gecko no puede «encender» o «apagar» estas fuerzas y por lo tanto se adhiere a una superficie tan pronto como los dedos de los pies hacen contacto; sólo puede despegarse levantando los dedos de los pies en un ángulo de unos treinta grados. No todas las especies poseen almohadillas adhesivas.

El tamaño de la cola de los geckos es bastante variable, siendo en algunos casos sumamente pequeña. Casi todos tienen la capacidad de autotomía de la cola. Después de que se rompa una vez, la cola regenerada siempre será más corta que la cola original y por lo general será notablemente más oscura. Por un defecto genético, a veces la cola puede regenerarse de forma duplicada e incluso se han registrado geckos con tres colas. Muchas especies de geckos utilizan la cola para el almacenamiento de grasa, minerales y otros nutrientes esenciales. Como la cola contiene muchas terminaciones nerviosas, es probable que tenga un papel en la percepción sensorial.

Por lo general existe diformismo sexual. Los machos son a menudo más grandes que las hembras y suelen tener un color más claro, por lo que los colores de los machos cuentan con mayor contraste. Los machos tienen poros en la parte inferior del cuerpo, en una fila transversal ubicada justo antes de la cloaca (poros preanales o precloacales) para segregar una sustancia grasienta amarillenta que permite a las hembras encontrarles. Los machos tienen la base de la cola más gruesa y una zona cloacal más curvada que las hembras, lo que se debe a la presencia del hemipene.

Al igual que los demás reptiles, los geckos son ectotermos.

Los geckos son los únicos reptiles que tienen la capacidad de producir sonidos relativamente complejos que han sido descritos como silbidos, gritos, ladridos o graznidos. Los sonidos son producidos en la garganta al paso del aire por la laringe y una estructura similar a las cuerdas vocales.

Los geckos son cazadores oportunistas y no tienen preferencias alimentarias muy definidas. Son carnívoros y se alimentan principalmente de invertebrados como insectos y arañas. Las especies mayores se alimentan incluso de invertebrados grandes como escorpiones y ciempiés. Las especies más grandes se alimentan también de pequeños vertebrados, incluyendo otros lagartos de menor tamaño y pájaros. El canibalismo ocurre también, y si se presenta la oportunidad, muchos geckos comeran incluso sus propias crías. Algunos geckos comen ocasionalmente materias vegetales ricas en azúcar. Las especies que consumen el néctar, utilizan la lengua para lamer el líquido en las flores. Todos los geckos cazan por la vista pero sólo pueden ver las presas cuando se mueven.

Los geckos tienen un desarrollo rápido y una vida relativamente corta. En la mayoría de las especies, los juveniles alcanzan la madurez sexual entre seis y doce meses. Muchas especies tienen una esperanza de vida de tres o cuatro años. En cautiverio suelen alcanzar una edad mayor.

Casi todas las especies son ovíparas habiendo solamente unas pocas ovovivíparas. Suelen poner solo uno o dos huevos por puesta. Existen algunas especies de geckos que no ponen huevos, sino que son ovovivíparas; los huevos se desarrollan y eclosionan dentro del cuerpo de la hembra. Son especies que se distribuyen en las regiones relativamente frías.

Los depredadores de los geckos incluyen mamíferos, pájaros y otros reptiles, como lagartos y serpientes mayores. Algunas serpientes se especializaron en la caza de lagartos, como la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), o la serpiente gato europea (Telescopus fallax) que se alimenta de lagartos nocturnos, principalmente geckos.

Actualmente se distinguen siete familias dentro del Infraorden Gekkota.
  • Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
  • Familia  Diplodactylidae Underwood, 1954
  • Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
  • Familia Gekkonidae Oppel, 1811
  • Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
  • Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
  • Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

*La familia de los pigopódidos (Pygopodidae), sólo fue incluida a partir del año 2014.

Los gecónidos (Familia Gekkonidae) son especies de gecos tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo. En Europa, las más conocidas son las salamanquesas. La designación gecos procede del inglés gecko, que es una generalización de Gekko, el género tipo de la familia. Gekko a su vez proviene de una palabra malaya homófona, que es una onomatopeya que reproduce el grito de una especie indonesia. En las Islas Canarias son conocidos con el nombre de perenquén, y en las zonas de España y Francia de habla catalana se les llama dragó. La familia contiene unas 961 especies agrupadas en los siguientes géneros:
  • Género Afroedura Loveridge, 1944
  • Género Afrogecko Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Agamura Blanford, 1874
  • Género Ailuronyx Fitzinger, 1843
  • Género Alsophylax Fitzinger, 1843
  • Género Altiphylax Yeriomtschenko & Shcherbak, 1984
  • Género Blaesodactylus Boettger, 1893
  • Género Bunopus Blanford, 1874
  • Género Calodactylodes Strand, 1926
  • Género Chondrodactylus Peters, 1870
  • Género Christinus Wells & Wellington, 1984
  • Género Cnemaspis Strauch, 1887
  • Género Crossobamon Boettger, 1888
  • Género Cryptactites Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Cyrtodactylus Gray, 1827
  • Género Cyrtopodion Fitzinger, 1843
  • Género Dixonius Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Ebenavia Boettger, 1877
  • Género Elasmodactylus Boulenger, 1895
  • Género Geckolepis Grandidier, 1867
  • Género Gehyra Gray, 1834
  • Género Gekko Laurenti, 1768
  • Género Goggia Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Hemidactylus Gray, 1825
  • Género Hemiphyllodactylus Bleeker, 1860
  • Género Heteronotia Wermuth, 1965
  • Género Homopholis Boulenger, 1885
  • Género Kolekanos Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Lepidodactylus Fitzinger, 1843
  • Género Luperosaurus Gray, 1845
  • Género Lygodactylus Gray, 1864
  • Género Matoatoa Nussbaum, Raxworthy & Pronk, 1998
  • Género Mediodactylus Szczerbak & Golubev, 1997
  • Género Microgecko Nikolski, 1907
  • Género Nactus Kluge, 1983
  • Género Narudasia Methuen & Hewitt, 1914
  • Género Pachydactylus Wiegmann, 1834
  • Género Paragehyra Angel, 1929
  • Género Paroedura Günther, 1879
  • Género Perochirus Boulenger, 1885
  • Género Phelsuma Gray, 1825
  • Género Pseudoceramodactylus Haas, 1957
  • Género Pseudogekko Taylor, 1922
  • Género Ptenopus Gray, 1866
  • Género Ptychozoon Kuhl & van Hasselt, 1822
  • Género Ramigekko Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Rhinogecko de Witte 1973
  • Género Rhoptropella Hewitt, 1937
  • Género Rhoptropus Peters, 1869
  • Género Stenodactylus Fitzinger, 1826
  • Género Tenuidactylus Shcherbak & Golubev, 1984
  • Género Tropiocolotes Peters, 1880
  • Género Urocotyledon Kluge, 1983
  • Género Uroplatus Dumeril, 1806
El género Phelsuma incluye geckos tropicales de bello colorido que se distribuyen por África del Este y varias islas del océano Índico. Se reconocen las 52 especies siguientes:
  • Phelsuma abbotti Stejneger, 1893.
  • Phelsuma andamanense Blyth, 1861.
  • Phelsuma antanosy Raxworthy & Nussbaum, 1993.
  • Phelsuma astriata Tornier, 1901.
  • Phelsuma barbouri Loveridge, 1942.
  • Phelsuma berghofi Krüger, 1996.
  • Phelsuma borai Glaw, Köhler & Vences, 2009.
  • Phelsuma borbonica Mertens, 1966.
  • Phelsuma breviceps Boettger, 1894.
  • Phelsuma cepediana (Milbert, 1812).
  • Phelsuma comorensis Boettger, 1913.
  • Phelsuma dorsivittata Mertens, 1964.
  • Phelsuma dubia (Boettger, 1881).
  • Phelsuma edwardnewtoni Vinson & Vinson, 1969.
  • Phelsuma flavigularis Mertens, 1962.
  • Phelsuma gigas Liénard, 1842.
  • Phelsuma gouldi Crottini, Gehring, Glaw, Harris, Lima & Vences, 2011.
  • Phelsuma grandis Gray, 1870.
  • Phelsuma guentheri Boulenger, 1885.
  • Phelsuma guimbeaui Mertens, 1963.
  • Phelsuma guttata Kaudern, 1922.
  • Phelsuma hielscheri Rösler, Obst & Seipp, 2001.
  • Phelsuma hoeschi Berghof & Trautmann, 2009.
  • Phelsuma inexpectata Mertens, 1966.
  • Phelsuma kely Schönecker, Bach & Glaw, 2004.
  • Phelsuma klemmeri Seipp, 1991.
  • Phelsuma kochi Mertens, 1954.
  • Phelsuma laticauda (Boettger, 1880).
  • Phelsuma lineata Gray, 1842.
  • Phelsuma madagascariensis Gray, 1831.
  • Phelsuma malamakibo Nussbaum, Raxworthy, Raselimanana & Ramanamanjato, 2000.
  • Phelsuma masohoala Raxworthy & Nussbaum, 1994.
  • Phelsuma modesta Mertens, 1970.
  • Phelsuma mutabilis (Grandidier, 1869).
  • Phelsuma nigristriata Meier, 1984.
  • Phelsuma ornata Gray, 1825.
  • Phelsuma parkeri Loveridge, 1941.
  • Phelsuma parva Meier, 1983.
  • Phelsuma pasteuri Meier, 1984.
  •  Phelsuma pronki Seipp, 1994.
  • Phelsuma pusilla Mertens, 1964.
  • Phelsuma quadriocellata (Peters, 1883).
  • Phelsuma ravenala Raxworthy, Ingram, Rabibisoa & Pearson, 2007.
  • Phelsuma robertmertensi Meier, 1980.
  • Phelsuma roesleri Glaw, Gehring, Köhler, Franzen & Vences, 2010.
  • Phelsuma rosagularis Vinson & Vinson, 1963.
  • Phelsuma seippi Meier, 1987.
  • Phelsuma serraticauda Mertens, 1963.
  • Phelsuma standingi Methuen & Hewitt, 1913.
  • Phelsuma sundbergi Rendahl, 1939.
  • Phelsuma v-nigra Boettger, 1913.
  • Phelsuma vanheygeni Lerner, 2004.

Phelsuma standingi METHUEN & HEWITT, 1913

El nombre de Phelsuma se debe al médico Holandés Murk van Phelsum, 1732-1779.
Standingi se debe a De Herbert F. Standing, un paleontólogo y misionero médico en Madagascar, director de un colegio en Antananarivo.

El geco diurno de Standing como se le conoce vulgarmente es endémico del suroeste de Madagascar, donde se encuentran las zonas mas secas, viviendo en los árboles espinosos. Tambièn se encuentra en otras islas próximas a Madagascar. Se alimentan de insectos de pequeñas dimensiones, savia de los vegetales y algunos frutos.

En general miden entre 25 y 30 cm, pero en algunos casos superan los 30 cm, siendo el gecko diurno de mayor tamaño, El fondo de su piel es gris brillante o marrón, con finas reticulaciones más oscuras; cuando se alimentan o toman el sol, la cabeza se vuelve verde brillante y la cola azul. Cuando están inactivos y durante los tiempos más fríos, toman colores oscuros para absorber una mayor cantidad de radiación solar. 


Los machos suelen tener un tamaño ligeramente mayor, pero en estas especies es mejor fijarse en los poros femorales mucho más abundantes y notorios en el macho, y en la base de la cola más abultada que en las hembras. El colorido de las hembras suele ser más apagado. Poseen lamellae en sus patas y párpados fijos al igual que todo el género lo que les obliga a pasar a menudo su lengua por los ojos para humedecerlos y limpiarlos.

Alcanzan la madurez sexual al año de edad. La época de reproducción empieza desde mediados de febrero hasta abril y puede llegar a terminar en octubre. Para el cortejo, el macho sacude su cabeza de un lado al otro y normalmente es contestado por la hembra de igual manera; después el macho sujeta a la hembra suavemente por el cuello y se enrollan entre sí hasta que los órganos sexuales quedan en oposición.

Los huevos son depositados en el suelo o entre las hojas de los árboles, normalmente emparejados. Las condiciones de temperatura en que se produce la incubación, que dura unos dos meses, determinarán el sexo de las crías. Normalmente la puesta consta de 2 huevos  aunque pueden darse casos de huevos individuales. No pegan los huevos a las superficies, sino que las entierran o encajan en la axila de alguna planta como las sansevieras. El periodo de incubación es de 55 a 65 días con una temperatura de 29-31ºC por el día y 25-26ºC por la noche.

Las crías son de unos colores mucho más llamativos que los padres. Además es uno de los pocos geckos que no hay problemas de que las crías nazcan con los adultos ya que estos no los depredan (y aunque los mordieran estos producen un sonido que disuade a los adultos).

Tienen una longevidad que va de los 8 a incluso los 20 años

martes, 2 de enero de 2018

Crotalus adamanteus

Dentro del Suborden Serpentes del que ya he hablado en unas cuantas ocasiones, tenemos la Familia Viperidae, constituida por especies venenosas alas que conocemos de forma global como vipéridos. Dentro de estos vipéridos englobamos a las víboras del Viejo Mundo y los crótalos, principalmente americanos. Las especies de esta familia no son especialmente largas aunque sí pueden ser muy corpulentas y la mayoría son ovovivíparas. Los colmillos con los que inoculan el veneno estas serpientes son de tipo solenoglifos, es decir, huecos y con un canal interior que se ha desarrollado a partir del ahondamiento progresivo del surco existente en otras familias hasta que se han fundido los márgenes de éste. Pueden erguirse cuando la serpiente abre la boca para atacar, y se pliegan de nuevo contra el techo bucal cuando cierra la boca; ello permite que sean muy largos y que la serpiente no necesite ni morder para inocular el veneno. Las 329 especies de la familia Viperidae se clasifican de la siguiente forma:
  • Subfamilia Azemiopinae Liem, Marx & Rabb, 1971
  • Subfamilia Viperinae Oppel, 1811 - víboras
  • Subfamilia Crotalinae Oppel, 1811 - crótalos
          
Los crotalinos o crótalos (Crotalinae)
son serpientes venenosas extendidas principalmente por América, con algunas especies en Asia. Su nombre común, víboras de foseta, hace referencia a que poseen una foseta loreal (un orificio a cada lado de la cabeza entre el ojo y el orificio nasal) un órgano termoreceptor muy sensible a las variaciones de temperatura que sirve para detectar las presas de sangre caliente y para localizar zonas más frescas en la que puedan descansar. En la actualidad, se reconoce 18 géneros y 151 especies: 7 géneros con 54 especies en el Viejo Mundo y 11 géneros con 97 especies en el Nuevo. El género tipo de esta subfamilia es Crotalus, cuyo especie tipo es la cascabel de madera, Crotlus horridus.

Los crótalos tienen un tamaño muy variable, desde 30-45cm hasta los 3,65 m y se distribuyen en el Viejo Mundo, desde el este de Europa hacia el este a través de Asia hasta Japón, Taiwán, Indonesia, India y Sri Lanka. En América desde el sur de Canadá hacia el sur, por América Central hasta el sur de Sudamérica.

Se encuentran en hábitats muy variados, que van desde desiertos a selvas. Pueden ser arbóreas o terrestres, existiendo también una especie semiacuática: el mocasín (Agkistrodon piscivorus ). La mayoría son nocturnas, prefiriendo evitar las temperaturas altas durante el día, y cazan por emboscada cuando sus presas favoritas también están activas. Al igual que la mayoría de las serpientes, los crotalinos prefieren evitar una confrontación con seres humanos, y sólo atacan cuando se sienten acorralados o amenazados.

En zonas templadas, muchas especies se congregan en un lugar protegido para pasar el hibernar en grupo, beneficiandose así de la producción combinada de calor.

Casi todos los crotalinos son ovovivíparos. Entre las excepciones ovíparas se encuentran géneros de víboras como Lachesis, Calloselasma, y algunos especies del género Trimeresurus. El tamaño de las camadas puede variar de dos para especies muy pequeñas, a 86, como las de Bothrops. Muchas crías de crotalinos tienen colas de colores brillantes que contrastan dramáticamente con el resto de su cuerpo. Estas colas se utilizan para un comportamiento conocido como atracción caudal, en que las crías atraen a sus presas con el movimiento ondulante de su cola.

Conocemos los siguientes géneros:
  • Género Agkistrodon     Palisot de Beauvois      (Cantiles)
  • Género Atropoides Werman, 1992 (Manos de piedra, Nauyacas saltadoras)
  • Género Bothriechis  Peters, 1859 (Víboras de pestañas)
  • Género Bothriopsis Peters, 1861
  • Género Bothrocophias Gutberlet & Campbell, 2001
  • Género Bothrops Wagler, 1824 (Punta de lanza)
  • Género Calloselasma     Cope, 1860
  • Género Cerrophidion     Campbell & Lamar, 1992
  • Género Crotalus  Linnaeus, 1758 (Serpientes de cascabel)
  • Género Deinagkistrodon Gloyd, 1979
  • Género Gloydius Hoge & Romano-Hoge, 1981
  • Género Hypnale Fitzinger, 1843
  • Género Lachesis Daudin, 1803 (Cascabel muda, shushupe)
  • Género Ophryacus Cope, 1887
  • Género Ovophis  Burger, 1981
  • Género Porthidium Cope, 1871 (Nauyaca-nariz de cerdo)
  • Género Sinovipera Guo & Wang, 2011
  • Género Sistrurus  Garman, 1883 (Cascabel pigmea)
  • Género Trimeresurus     Lacépède, 1804
  • Género Tropidolaemus  Wagler, 1830

Las serpientes de cascabel (Crotalus) son endémicas del continente americano, desde el sureste de Canadá al norte de Argentina. Todas las especies menos una, C. catalinensis, son fácilmente reconocibles por el característico cascabel en la punta de la cola. Normalmente viven en bosques arenosos y en zonas costeras. Son las más venenosas de Norteamerica. Respecto a su tamaño, algunas especies pueden alcanzar hasta 2,5 metros de largo y 4 kg de peso.Tienen un cuerpo delgado y compacto, su cabeza es más bien plana y triangulat y se distingue claramente del cuello. El centro del cuerpo está rodeado de escamas que están colocadas en 21 - 29 filas. El color de fondo de esta familia va de amarillento a verdoso, rojizo a pardo e incluso negro. Una fila de manchas oscuras de forma romboédrica pasa por la espalda y los laterales. La cola suele tener anillos alternantes más claros y más oscuros. El cascabel lo forman unos estuches córneos en el extremo de la cola. Por debajo, el color de la serpiente suele ser más claro y puede llevar manchitas. Personalmente creo que debe de haber muy pocas o ninguna persona de nuestra generación que no sepa distinguirlas rápidamente gracias a las películas que hemos visto de niños del FarWest. Se han reconocido 29 especies diferentes:
  • Crotalus adamanteus Palisot de Beauvois, 1799 (Cascabel diamante del este)
  • Crotalus aquilus Klauber, 1952 (Cascabel de Querétaro)
  • Crotalus atrox Baird & Girard, 1853 (Cascabel diamante del oeste)
  • Crotalus basiliscus Cope, 1864 (Cascabel basilisco)
  • Crotalus catalinensis Cliff, 1954 (Cascabel de la Isla Sª Catalina)
  • Crotalus cerastes Hallowell, 1854 Sidewinder
  • Crotalus durissus Linnaeus, 1758 (Cascabel tropical)
  • Crotalus enyo Cope, 1861  (Cascabel Baja)
  • Crotalus horridus Linnaeus, 1758 (Cascabel de los bosques)
  • Crotalus intermedius Troschel, 1865 (Cascabel de cabeza pequeña)
  • Crotalus lannomi Tanner, 1966 (Cascabel Autlan)
  • Crotalus lepidus Kennicott, 1861 (Cascabel de las rocas)
  • Crotalus mitchellii Cope, 1861 (Cascabel de lentes)
  • Crotalus molossus Baird & Girard, 1853 (Cascabel de cola negra)
  • Crotalus morulus Klauber, 1952
  • Crotalus oreganus Holbrook, 1840 (Cascabel del oeste)
  • Crotalus polystictus Cope, 1865 (Cascabel mexicana cabeza de lanza)
  • Crotalus pricei Van Denburgh, 1895 (Cascabel de dos manchas)
  • Crotalus pusillus Klauber, 1952 (Cascabel de Tancitaro)
  • Crotalus ruber Coper, 1892 (Cascabel diamante rojo)
  • Crotalus scutulatus Kennicott, 186 (Cascabel de Chihuahua)
  • Crotalus simus Latreille, 1801 (Cascabel centroamericana)
  • Crotalus stejnegeri Dunn, 1919 (Cascabel de cola larga)
  • Crotalus tigris Kennicott in Baird, 1859 (Cascabel tigre)
  • Crotalus tortugensis Van Denburgh and Slevin, 1921 (Cascabel diamante de la Isla Tortuga)
  • Crotalus totonacus Gloyd & Kauffeld, 1940 (Cascabel Totonaca)
  • Crotalus transversus Taylor, 1944 (Cascabel rayada de la Sierra)
  • Crotalus triseriatus Wagler, 1830 (Cascabel Parda)
  • Crotalus viridis Rafinesque, 1818 (Cascabel de la pradera)
  • Crotalus willardi Meek, 1905 (Cascabel de Nariz Puntiaguda)

Crotalus adamanteus Palisot de Beauvois, 1799

La palabra Crotalus deriva del griego "krotalon" que significa golpeteo o traqueteo. Adamanteus deriva del latín y significa como el diamante.

A esta serpiente se la conoce vulgarmente como Cascabel diamantino del este.

Su área de distribución se extiende desde el sureste de Carolina del Norte, hacia el sur a lo largo de la llanura costera, a través de la península de Florida incluyendo los Cayos de la Florida, y al oeste a lo largo de la costa del Golfo de México por el sur de Mississippi y sureste de Luisiana.

Esta especie habita los bosques secos de pino, flatwoods de pino y palmito salvaje, dunas, "hamacas" costeras marítimas, bosques de pino de hoja larga/roble de Turquía, juncia de hierba pantanos y bosques pantanosos, pantanos de cipreses, hamacas Mesicas, bosques mixtos de arena, hamacas xéricos, y marismas, así como praderas húmedas durante los períodos secos. En muchas áreas, parece utilizar madrigueras de roedores grandes durante el verano y el invierno.

Con una longitud máxima de 240 cm, es una de las serpientes venenosas más largas del continente americano y la especie más larga de las serpientes de cascabel. El patrón de escamas incluye 25-31 (generalmente 29) filas de escamas dorsales en el cuerpo medio, 165-176/170-187 escamas ventrales en los machos/hembras y 27-33/20-26 escamas subcaudales en los machos/hembras. En la cabeza, la escama rostral es más alta que es ancha y se conecta con dos escamas internasales. Hay 10-21 escamas en la región prefrontal-internasal y 05-11 (generalmente 7-8) escamas intersupraocular. Por lo general, hay dos escamas loreales entre los preoculares y el postnasal. Hay 12-17 (usualmente 14-15) escamas supralabiales, el primero de las cuales está en contacto amplio con la prenasal, y 15-21 (usualmente 17-18) escamas sublabiales. 


El patrón de color consiste de un color de fondo marrón, pardo-amarillento, gris o verde oliva, cubierta con una serie de 24-35 manchas dorsales en forma de diamante, de color marrón oscuro a negro con centros ligeramente más claros. Cada una de estas manchas se detalla con un perímetro formado por una hilera de escamas de color crema o amarillento. En la parte trasera, las formas de los diamantes son más parecidas a bandas cruzadas y son seguidas de 5-10 bandas alrededor de la cola. El vientre es de color amarillento o crema, con manchas oscuras a lo largo de los lados. La cabeza tiene una raya postocular oscura que se extiende desde detrás del ojo hacia atrás y abajo hacia el labio. La parte trasera de la raya llega hasta el ángulo de la boca.

A esta serpiente casacabel, el ser sumamente venenosa y una de las de mayor tamaño de America, le ha traído, sin embargo, más perjuicios que beneficios. La causa el ser humano y su estúpido espiritu de competición. Varias excusas como el controlar una población de masiado grande de serpientes de esta especie, protejer al ganado de sus picaduras o al mismo ser humano, esgrimiendo el numero de personas afectadas por la picadura de esta especie de serpiente al año fueron el detonante para crear un concurso o rodeo en el que durante determinado número de dias al año se cazan sin tino ni control todos los especimenes posible de Crotalus adamanteus para matarlas, depellejarlas, vender su piel y comer su carne.


Fotógrafo: Jo-Anne McArthur

En un pueblo llamado Sweetwater en Texas todos los años se hace el rodeo de serpientes de cascabel mas grande de América en el que participan entre 11.000  y 25.000 personas y se cazan incontables serpientes cascabel que luego son decapitadas y desolladas frente a la multitud, después de haberles extraído el veneno. Finalmente se dan un festín con su carne. El pasado 2015 se consumieron en el evento, 1714 kilogramos de serpientes.


Fotógrafo: Courtney Sacco


Bruce Means Presidente y Director Ejecutivo del Coastal Plains Institute and Land Conservancy (CPI) y profesor del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad del Estado de Florida en Tallahassee, ecologista con mas de 45 años de experiencia, con uno de sus mayores intereses centrado en la herpetologíay mas de 260 investigaciones científicas, documentos, informes y artículos populares, escribió en el 2008 un interesante artículo sobre el tema en Herpetological Conservation and Biology en el que demuestra y explica como esta burrada esta haciendo que disminuya de forma preocupante la población de la especie.


EFFECTS OF RATTLESNAKE ROUNDUPSON THE EASTERN DIAMONDBACK RATTLESNAKE (CROTALUS ADAMANTEUS). Herpetological Conservation and Biology 4(2):132-141.


lunes, 1 de enero de 2018

La serpiente del maíz, Elaphe guttata

Los colúbridos o culebras (Colubridae Oppel, 1811) incluyen aproximadamente unas 1800 especies, de distribución cosmopolita, que se caracterizan por tener la cabeza recubierta de escamas en una disposición típica. Las escamas dorsales y laterales del cuerpo son de contorno romboidal y en la superficie ventral presentan una sola fila de escamas ensanchadas. Son generalmente de hábitos diurnos ya que poseen unos ojos bien desarrollados con una pupila por lo general circular. La mayoría son terrestres, pero hay también especies excavadoras, anfibias, acuáticas, arborícolas e incluso planeadoras. Su tamaño oscila entre los 20 cm hasta los 3 m de longitud según la especie.

Cloburidae está subdividida de la manera siguiente:
  •  Subfamilia Calamariinae
  •  Subfamilia Colubrinae
  •  Subfamilia Dipsadinae
  •  Subfamilia Grayiinae
  •  Subfamilia Natricinae
  •  Subfamilia Pseudoxenodontinae
  •  Subfamilia Sibynophiinae
  •  Géneros incertae sedis
          Blythia
          Cyclocorus
          Elapoidis
          Gongylosoma
          Helophis
          Myersophis
          Oreocalamus
          Poecilopholis
          Rhabdops
          Tetralepis

Los colubrinos (Colubrinae) abarcan numerosos géneros de serpientes:
  •  Aeluroglena Boulenger, 1898
  •  Ahaetulla Link, 1807
  •  Aprosdoketophis Wallach, Lanza & Nistri, 2010
  •  Archelaphe Schulz, Böhme & Tillack, 2011
  •  Argyrogena Werner, 1924
  •  Arizona Kennicott, 1859
  •  Bamanophis Schätti & Trape, 2008
  •  Bogertophis Dowling & Price, 1988
  •  Boiga Fitzinger, 1826
  •  Cemophora Cope, 1860
  •  Chapinophis Campbell & Smith, 1998
  •  Chilomeniscus Cope, 1860
  •  Chionactis Cope, 1860
  •  Chironius Fitzinger, 1826
  •  Chrysopelea Boie, 1827
  •  Coelognathus Fitzinger, 1843
  •  Coluber Linnaeus, 1758
  •  Colubroelaps Orlov, Kharin, Ananjeva, Thien Tao & Quang Truong, 2009
  •  Conopsis Günther, 1858
  •  Coronella Laurenti, 1768
  •  Crotaphopeltis Fitzinger, 1843
  •  Cyclophiops Boulenger, 1888
  •  Dasypeltis Wagler, 1830
  •  Dendrelaphis Boulenger, 1890
  •  Dendrophidion Fitzinger, 1843
  •  Dipsadoboa Günther, 1858
  •  Dispholidus Fitzsimons & Brain, 1958
  •  Dolichophis Gistel, 1868
  •  Drymarchon Fitzinger, 1843
  •  Drymobius Fitzinger, 1843
  •  Drymoluber Amaral, 1929
  •  Dryocalamus Günther, 1858
  •  Dryophiops Boulenger, 1896
  •  Eirenis Jan, 1862
  •  Elachistodon Reinhardt, 1863
  •  Elaphe Fitzinger in Wagler, 1833
  •  Euprepiophis Fitzinger, 1843
  •  Ficimia Gray, 1849
  •  Geagras Cope, 1876
  •  Gonyophis Boulenger, 1891
  •  Gonyosoma Wagler, 1828
  •  Gyalopion Cope, 1860
  •  Hapsidophrys Fischer, 1856
  •  Hemerophis Schätti & Utiger, 2001
  •  Hemorrhois Boie, 1826
  •  Hierophis Fitzinger, 1843
  •  Lampropeltis Fitzinger, 1843
  •  Leptodrymus Amaral, 1927
  •  Leptophis Bell, 1825
  •  Limnophis Günther, 1865
  •  Liopeltis Fitzinger, 1843
  •  Lycodon Fitzinger, 1826
  •  Lytorhynchus Peters, 1862
  •  Macroprotodon Guichenot, 1850
  •  Mastigodryas Amaral, 1935
  •  Meizodon Fischer, 1856
  •  Oligodon Fitzinger, 1826
  •  Oocatochus Helfenberger, 2001
  •  Opheodrys Fitzinger, 1843
  •  Oreocryptophis Utiger, Schätti & Helfenberger, 2005
  •  Orthriophis Utiger, Helfenberger, Schätti, Schmidt, Ruf & Ziswiler, 2002
  •  Oxybelis Wagler, 1830
  •  Pantherophis Fitzinger, 1843
  •  Philothamnus Smith, 1840
  •  Phyllorhynchus Stejneger, 1890
  •  Pituophis Holbrook, 1842
  •  Platyceps Blyth, 1860
  •  Pliocercus Cope, 1860
  • Pseudelaphe Mertens & Rosenberg, 1943
  • Pseudoficimia Bocourt, 1883
  • Pseustes Fitzinger, 1843
  • Ptyas Fitzinger, 1843
  • Rhadinophis Vogt, 1922
  • Rhamnophis Günther, 1862
  • Rhinechis Fitzinger, 1843
  • Rhinobothryum Wagler, 1830
  • Rhinocheilus Baird & Girard, 1853
  • Rhynchocalamus Günther, 1864
  • Rhynchophis Mocquard, 1897
  • Salvadora Baird & Girard, 1853
  • Scaphiophis Peters, 1870
  • Scolecophis Fitzinger, 1843
  • Senticolis Campbell & Howell, 1965
  • Sibynophis Fitzinger, 1843
  • Simophis Peters, 1860
  • Sonora Baird & Girard, 1843
  • Spalerosophis Jan, 1865
  • Spilotes Wagler, 1830
  • Stegonotus Duméril, Bibron & Duméril, 1854
  • Stenorrhina Duméril, 1853
  • Symphimus Cope, 1869
  • Sympholis Cope, 1861
  • Tantilla Baird & Girard, 1853
  • Tantillita Smith, 1941
  • Telescopus Wagler, 1830
  • Thelotornis Smith, 1849
  • Thrasops Hallowell, 1857
  • Toxicodryas Hallowell, 1857
  • Trimorphodon Cope, 1861
  • Xenelaphis Günther, 1864
  • Xyelodontophis Broadley & Wallach, 2002
  • Zamenis Wagler, 1830

En 2002 se propuso la reclasificación de todas las serpientes norteamericanas del género Elaphe en el género Pantherophis (Pyron and Burbrink, 2009; Utiger, et al., 2002), pero un año después el Herpetological Review la rechazó al estimar que los estudios eran insuficientes.

El "International Committee for Zoological Nomenclature, ICZN" tampoco ha aceptado ese cambio, por lo que solo se toma como sugerencia taxonómica.

Elaphe es un género de serpientes constrictoras no venenosas de Norteamérica y América Central que se alimentan de ratones por lo que  algunas se les denomina ratoneras. Se reconocen diez especies:
  • E. alleghaniensis (Holbrook, 1836) y culebra del este
  • E. bairdi (Yarrow, 1880) Culebra de Baird
  • E. flavirufa (Cope, 1867) Culebra ratonera tropical
  • E. gloydi Conant, 1940 Víbora del este
  • E. guttata (Linnaeus, 1766) Serpiente del maíz
  • E. obsoleta (Say In James, 1823) Víbora ratonera
  • E. phaescens Dowling, 1952 Culebra ratonera yucateca
  • E. slowinskii Burbrink, 2002 Víbora del maíz de Slowinski
  • E. spiloides (Duméril, Bibron & Duméril, 1854) Víbora ratonera gris
  • E. vulpina (Baird and Girard, 1853) Víbora zorro

Pantherophis es un género de serpientes de la misma familia Colubridae cuyas especies se distribuyen por Norteamérica, excepto su extremo norte, reconociéndose las siguientes:
  •  Pantherophis alleghaniensis (Holbrook, 1836)
  •  Pantherophis bairdi (Yarrow, 1880)
  •  Pantherophis emoryi (Baird & Girard, 1853)
  •  Pantherophis guttatus (Linnaeus, 1766)
  •  Pantherophis obsoletus (Say, 1823)
  •  Pantherophis ramspotti Crother, White, Savage, Eckstut, Graham & Gardner, 2011
  •  Pantherophis slowinskii (Burbrink, 2002)
  •  Pantherophis spiloides (Duméril, Bibron & Duméril, 1854)
  •  Pantherophis vulpinus (Baird & Girard, 1853)


Elaphe guttata (Linnaeus, 1766)

El nombre vulgar de esta especie es el de serpiente del maíz porque es de pradera y se la suele encontrar en los cultivos de maíz , su lugar preferido. Es una serpiente solitaria que tiene su área de distribución desde Maryland y Nueva Jersey hasta la costa del golfo de México. La subespecie Elaphe guttata emoryi se puede encontrar en Texas, el norte de México y subiendo a través de Kansas y de Misuri.

Su hábitat original lo constituyen los bosques claros y soleados, en especial de coníferas. Les gusta trepar a estos árboles en busca de pollos de aves. Habita también áreas agrícolas, bosques naturales y reforestados, praderas y zonas .

Es un colúbrido adaptable de tamaño medio que puede alcanzar los 180 cm de longitud. Distintas tonalidades de color han sido obtenidas mediante su cría, aunque probablemente los colores más comunes son el naranja y el marrónamarillento. 


En climas más fríos que en su hábitat de distribución natural este especie puede hibernar durante el invierno.

Estas serpientes de jóvenes se alimentan de insectos (grillos, escarabajos, gusanos) pero al llegar a la edad adulta consumen lagartijas, pájaros y roedores. Son buenas escaladoras y trepan árboles buscando aves y murciélagos.

Están más activas por la noche o durante las horas del amanecer y al anochecer. Sobre todo son terrestres pero algunas son semiarbóreas. Es ovípara y llega a la madurez sexual a los dos años de edad.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras para Baleares, aprobado por Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto. En 2001 fue observado un ejemplar en La Granja (Segovia). El 12 de septiembre de 1996 y el 2 de junio de 1997 se observaron sendos ejemplares en la ciudad de Huelva. También citada en las Islas Canarias (Pleguezuelos et. al.,2002)

Es un portador de plagas y enfermedades (Cowdria ruminantium) que puede afectar a animales nativos y domésticos. Es un vector de cryptosporidiosis.

Estas serpientes son muy populares como mascotas ya que hay muchas  variedades con colores y dibujos diferentes.

Variedades del color

Una serpiente albina, o amelánica, es aquella que carece de melamina. La melamina se produce en unas células especiales de la piel, llamadas melanóforos, a base de modificar la estructura del aminoácido tirosina, mediante la ayuda de una enzima llamada tirosinasa. Cualquier mutación genética que inhiba esta reacción provocará la aparición de un albino, y se sabe que esta mutación se puede producir en diversas posiciones cromosómicas en por los menos dos distintas variedades de serpientes del maizal albinas. Por lo tanto, es posible cruzar estas dos variedades y obtener una descendencia cuya coloración sea únicamente la de los ejemplares salvajes (coloración normal de Elaphe guttata). La mutación que inhibe la formación de melanina puede ser parcial o estar limitada a solamente determinados melanóforos. Por definición, cualquier serpiente que carezca de melamina es albina, pero un ejemplar albino no tiene por qué ser totalmente blanco. De hecho, apenas hay ejemplares que sean sólo blancos, pues los pigmentos rojo y amarillo siguen estando presentes y originan el dibujo normal del animal.

Las serpientes del maizal aneristrísticas (llamadas a veces albinas negras) son el resultado de una mutación que inhibe o reduce la producción de la eritrina, el pigmento rojo, por lo que tienen el dibujo normal, pero su único pigmento es la melanina. Los adultos grandes pueden ser negros y grises o marrones con un dibujo completamente desarrollado y algunos toques de amarillo (por la xantina), especialmente en la cabeza y los flancos. Una serpiente del maizal de color negro, marrón, y amarillo seguirá siendo, pues, una "albina negra".

Las serpientes del maizal de la variedad "snow" (nieve) son prácticamente blancas porque proceden del cruzamiento de un ejemplar albino con otro aneristrístico y por tanto, carecen tanto de melanina como de eritrina, mientras que las de las variedad "candy" son albinas que han sido seleccionadas por la intensidad excepcional de sus tonos rojos y naranjas.

Tanto el albinismo como la carencia de eritrina son caracteres recesivos.

Los ejemplares hipomelánicos carecen de melanina en la piel, pero muestran trazas de su dibujo original en un color marrón claro. Con esta mutación se ha efectuado un proceso de selección hasta obtener ejemplares de la variedad "ghost" (fantasma).


Serpiente del maizal Elaphe guttata, variedad ghost

La variedad "creamsicle" resultan del cruzamiento de una serpientes del maizal albina y una Elaphe guttata emoryi con coloración normal.

La "blood red" (rojo sangre) es una mutación en la que la eritrina aumenta de intensidad a medida que el animal crece. Los ejemplares jóvenes son de color rojo claro con dibujo característico, pero a medida que crecen el dibujo se recubre de rojo. Los ejemplares adultos y bien seleccionados son prácticamente rojos tanto por encima como por debajo. Por desgracia, esta variedad ha experimentado demasiados cruces consanguíneos y se dan muchos casos de anomalías en el crecimiento y otras anormalidades.

La variedad "okeetee" desciende de unas serpientes de coloración especialmente hermosa (con unos tonos anaranjados intensos) capturadas en el Okeetee Club del condado de Jasper, en Carolina del Sur, localidad que en su momento fue famosa por la abundancia de esta especie.

Las serpientes del maizal de Miami también constituyen otra variedad característica en la que la manchas dorsales rojizas destacan vivamente sobre una coloración grisácea. La variedad rosada o "rosy" se parece mucho a la serpiente ratera roja de los Cayos meridionales, con apenas dibujo ventral, ausencia de bordes negros en las manchas dorsales y una tonalidad general rosácea o de color rojo rosado.

La mutación leucística puede aparecer en la serpiente del maizal por hibridación con Elaphe obsoleta; no son albinas, pero su piel carece totalmente de pigmentos. Por lo tanto, nunca pueden aparecer trazas de sus dibujos característicos que se "transparenten" en la blancura de su cuerpo. Los ejemplares leucísticos tienen un color blanco como el de alabastro (debido a los iridióforos, que son unas células con elementos reflectantes) y sus ojos suelen ser negros o marrones. Por desgracia, la mutación que produce el leucismo está asociada con un desarrollo anómalo de los ojos.

Variedades de dibujo                                                                                        

La variedad rayada es una de las mutaciones más comunes en la serpiente del maizal. La serpiente ratera roja muestra una tendencia natural a presentar un dibujo en el que se prolonguen las manchas laterales, así como las esquinas de las grandes manchas dorsales, uniéndose entre sí y dando lugar a cortas franjas discontinuas, especialmente en la parte anterior del cuerpo. Parece ser que la aparición de rayas es una mutación frecuente en las serpientes con manchas dorsales, y constituye un carácter recesivo respecto a la coloración normal. Cuando las rayas aparecen en ejemplares salvajes, suelen ser muy irregulares y se unen entre sí tanto en el dorso como longitudinalmente. Las verdaderas serpientes del maizal rayadas sólo tiene rayas y su cuerpo carece casi totalmente de puntos y manchas dorsales. Un criador inglés consiguió una variedad rayada realmente excepcional, y mediante reproducción selectiva logró acentuar las rayas. Esta variedad rayada puede cruzarse con ejemplares albinos o de coloración normal y dar lugar a serpientes increíblemente hermosas. Por desgracia, no hay dos serpientes iguales, y la línea se ha ido debilitando por la consanguinidad.

La variedad en zigzag es similar a la rayada, pero en ella se unen las manchas de una forma irregular en vez de formar líneas regulares. Esta variedad también puede cruzarse con varios tipos de coloraciones.

La variedad "montley" tiene un dibujo negro muy curioso en el que las manchas dorsales son muy claras pero están parcialmente unidas entre sí: además prácticamente no tiene manchas ventrales negras. Esta variedad no parece estar aún muy estandarizada, pues bajo esta denominación común se comercializan serpientes muy distintas.






domingo, 31 de diciembre de 2017

Lagartija de bocage

La de los lacértidos (Lacertidae) es una familia nativa de Europa, Africa y Asia que comprende varios cientos de especies clasificadas en mas de 40 géneros. La mayoría de las especies de saurios europeos pertenecen a esta familia. Muchas especies se encuentran en nuestra área, son partenogenéticas, engendradas exclusivamente por hembras clonales. Muy pocas especies, incluidas la mayoría de las poblaciones de lagartija de turbera Zootoca vivípara, no ponen huevos, sino que engendran jóvenes que emergen a través de una membrana embrionaria inmediatamente después del parto. La mayoría de especies son bastante conspicuas y a menudo pueden observarse fácilmente mientras se asolean.

Los estudios moleculares y morfológicos han permitido dividir la antigua Lagartija Ibérica Podarcis hispánicus sensu lato, considerada anteriormente como una única especie, en varias especies. La similitud morfológica puede que no se alinee con las relaciones evolutivas entre estos taxones. En base a la morfología, la primera especie que se escindió de este complejo fue la lagartija de Bocage Podarcis bocagei, incluida su entonces subespecie carbonelli. Sin embargo, los datos genéticos revelaron que la largartija de Carbonell Podarcis carbonelli, es una especie por derecho propio y que la lagartija de Bocage no es su pariente mas cercana. Las escisiones sucesivas se tradujeron en cinco especies adicionales, lo que arroja un total de siete especies. Además , la lagartija roquera Podarcis muralis también puede encontrarse en la región formada por la Península Ibérica, Prineos y la Francia mediterránea al oeste del valle del Ródano.

Las áreas de la Lagartija de Bocage y de la Lagartija de Carbonell se traslapan con varias de las otras especies. La octava especie, la Lagartija roquera Podarcis muralis muy extendida por gran parte de Europa, también traslapa su área con varias de las otras especies en Francia y partes del N y C de España. Las cinco especies restantes no suelen coexistir entre sí, pero tienen distribuciones vecinas.. Sin embargo, existen zonas de contacto donde se reúnen, lo que hace problemática su identificación. Para ello, una vez descartadas la Lagartija de Bocage, la de Carbonell y la Lagartija roquera, el área de distribución es una característica importante para la identificación. En una zona determinada, la identificación de las Lagartijas Podarcis se limita a distinguirlas de las especies que coexisten en esta zona, en lugar de tener que considerar todas las ocho especies. La mayor parte de la Península Ibérica está habitada por una única especie, es decir, por una de las cinco especies vecinas. Si se excluye la única zona dónde tres especies coexisten, nunca son mas de dos las especies que habitan en una misma zona.

La mayoría de los individuos presentan patrones de coloración muy contrastados en primavera y a principio de verano; otoño e invierno, en cambio,  tanto machos como hembras pueden tener un aspecto pálido o incluso ser de color uniforme, por lo que puede ser difícil distinguirlas. Junto con la Lagartija roquera, las Lagartijas de Bocage y de Carbonell forman un grupo cuyas áreas de distribución se superponen extensamente con las restantes cinco especies vecinas. Pese a ser muy variables entre sí y dentro de ellas mismas, las especies vecinas suelen ser mas esbeltas y gráciles que la lagartija roquera. Además, a diferencia de los individuos mas comunes de la Lagartija roquera, muchas de ellas (pero no todas) carecen de una línea vertebral o solo tienen una rudimentaria, que entonces suele estar mas desarrollada en la parte anterior y en la mayoría de los casos es mas tenue que las líneas o hileras de motas dorsolaterales oscuras. Las partes inferiores suelen mostrar algunas motas que suelen ser mas pequeñas y estar más netamente definidas que el lagartija roquera. Las partes inferiores rojizas, rosadas o naranjas también son menos frecuentes que en esta última. La mayoría de las especies vecinas 8hispanicus, guadarramae, lioleis, vaucheri y viriscens) pueden distinguirse con relativa facilidad de las especies que se solapan, Lagartija de Bocage y Lagartija de Carbonell, aunque a veces es difícil distinguirlas  de la Lagartija noroccidental. Las dos especies solapantes tienen el hocico afilado y una complexión esbelta. Por lo general las Lagrtijas de Bocage y de Carbonell son también mucho mas terrestres que las especies vecinas y la lagartija roquera.

La lagartija de Bocage Podarcis bocagei (Seoane, 1884)


Solo se encuentra en el NO de la península Ibérica, desde el valle del Duero en el N de Portugal pasando por la mayor parte de Galicia hasta Asturias y el NO de Castilla y León. Parece que está ausente del C de Asturias, y está muy localizada en otras zonas del N de la Cordillera Cantábrica. En otros lugares suele ser muy abundante, aunque las poblaciones de la seca arte SE de su distribución se acantonan en valles fluviales húmedos o en las proximidades de arroyos (a veces temporales). 


Se encuentra a menudo sobre muros de piedra en pueblos o en laderas rocosas, pero muchas de sus poblaciones son totalmente terrestres y ocupan hábitats con vegetación arbustiva o costeros.


Dorso habitualmente verde, aunque puede ser pardusco fuera del periodo de reproducción. Franjas dorsolaterales verdes brillantes o blanquecinas con bordes irregulares bordeados de negro hacia el dorso; franjas usualmente muy discontinuas en los machos. En ocasiones presentan una segunda franja o hilera tenue de pequeñas motas blancas en los flancos inferiores, especialmente en las hembras. Línea vertebral por lo general ausente. Flancos pardos o negros con numerosas manchas dispersas de blanquecinas a marrones. Zona ventral habitualmente amarilla, ocasionalmente naranja. 


Lo que mejor la distingue de otras lagartijas Podarcis es la combinación de forma de la cabeza, coloración oscura de los flancos y coloración verde del dorso. 


Distinguir los individuos que no son verdes de la lagartija roquera puede ser difícil, aunque la lagartija de Bocage suele tener finas marcas oscuras encima de la franja dorsolateral pálida, marcas que suelen estar ausentes en la Lagartija roquera. Las hembras son muy difíciles de distinguir de otras especies de Podarcis.


Guia de campo de los anfibios y reptiles de España y de Europa
Jeroen Speybroeck, Wouter Beukema, Bobby Bok y Jan Van Der Voort.
Ilustrado por Ilian Velikov
Editorial OMEGA