Buscador

jueves, 11 de enero de 2018

Heterometrus longimanus

Hoy introduciré el Orden Scorpiones C. L. Koch, 1837 y lo primero que voy a contar es que la palabra escorpión deriva del latín "scorpio, -õnis" . Un sinónimo que solemos utilizar es Alacrán, palabra esta que deriva del árabe "al'aqráb".

Se conocen unas 1400 especies de escorpiones o alacranes en todo el mundo. Se encuentran mundialmente en todos los continentes con excepción de la Antártida. Alcanzan tamaños entre los nueve milímetros y los 21 cm según la especie. Todos se caracterizan por estar provistos de un par de apéndices en forma de pinza (pedipalpos) y una cola que termina en un aguijón provisto de veneno. Habitan preferentemente en terrenos arenosos o rocosos o en las superficies tropicales y desérticas. Una minoría son arborícolas trepadores, erráticos o cavernícolas y mantienen relaciones comensalistas o sinantrópicas en las cercanías de moradas humanas. La taxonomía de los escorpiones se basa en características morfológicas de los petos, de las estructuras bucales, la dentición de los quelíceros, la distribución de las patas, la glándula de veneno y otras muchas características. Se pueden clasificar de la siguiente manera
  • Suborden Mesoscorpionina †
  • Suborden Branchioscorpionina †
  • Suborden Scorpionidaincertae †
  • Suborden Neoscorpiones Pseudochactoidea

El Suborden Neoscorpiones se subdivide en:

  • Infraorden Palaeosterni †
  • Infraorden Orthosterni

El Infraorden Orthosterni se clasifica a su vez de la siguiente manera:

  • Parvorden Pseudochactida
            Superfamilia Pseudochactoidea
                Familia Pseudochactidae
  • Parvorden Buthida
            Superfamilia Buthoidea
                Familia Buthidae
                Familia Microcharmidae
  • Parvorden Chaerilida
            Superfamilia Chaeriloidea
                Familia Chaerilidae
  • Parvorden Iurida
            Superfamilia Chactoidea
                Familia Chactidae
                Familia Euscorpiidae
                Familia Superstitioniidae
                Familia Vaejovidae
            Superfamilia Iuroidea
                Familia Caraboctonidae
                Familia Iuridae -
            Superfamilia Scorpionoidea
                Familia Protoischnuridae †
                Familia Bothriuridae
                Familia Liochelidae
                Familia Scorpionidae
                Familia Urodacidae
                Familia Heteroscorpionidae

*Las especies peligrosas para el humano, por la toxicidad de su veneno, pertenecen a la familia Buthidae, de los géneros Androctonus, Buthus, Leiurus, Mesobuthus y Parabuthus, en África y Medio Oriente, Centruroides principalmente en México y sur de EE. UU. y Tityus en América del Sur.


Su cuerpo se estructura vagamente en dos tagmas: un tronco (prosoma) y un abdomen (opistosoma). El prosoma incluye la boca, los ojos, el cerebro, los quelíceros, pedipalpos y patas y sostiene las extremidades. Puede dividirse a su vez en seis tergitos, a los que pertenecen los quelíceros con los que trituran los alimentos apoyándose en los imponentes pedipalpos. Los quelíceros, junto con los pedipalpos y el siguiente par de patas constituyen la frontera inferior del espacio bucal (gnatobases). A los pedipalpos les siguen cuatro pares de patas ambulatorias compuestos de ocho artejos. El segundo segmento abdominal porta los órganos genitales y en último lugar, ostentosos pectenes o peines, unos órganos sensoriales exclusivos de los escorpiones. En el abdomen se sitúan los pulmones laminares o filotráqueas. El ano está en el quinto segmento abdominal.

A sus presas las perciben fundamentalmente mediante un tricobotrio con el que reconocen las vibraciones. El tronco está provisto además de un par de ojos mediales y hasta cinco ojos simples menores.

El opistosoma se compone de trece segmentos anulares de quitina, unidos flexiblemente entre sí. Los cinco últimos se estrechan y forman el metasoma, llamandose a los anteriores mesosoma. Este mesosoma alberga los órganos reproductores, el sistema digestivo, y en él se articulan los pectenes (órganos especializados en quimio y mecano-recepción). El dorso está cubierto por siete tergitos. El metasoma es la región abdominal estrecha y cilíndrica formada por cinco segmentos y el telson, la última estructura, que contiene las glándulas venenosas y el aguijón, una espina hueca con forma de aguja situada en la parte distal.

La cutícula brilla bajo radiación ultravioleta, por lo que con ayuda de lámparas UV puede localizárselos fácilmente en la oscuridad, incluso después de muertos.

Sus músculos están inervados mediante fibras que irradian de un ganglio ventral central con siete nudos nervales; hay además un cerebro de dos grandes ganglios, situados en la zona capital y que rodean el esófago.
El aparato digestivo comienza con una zona bucal provista de unas musculosas fauces. Bombea la comida predigerida en la boca y la redirige a los intestinos delantero y medio, que desembocan en varias glándulas secretoras de  enzimas (amilasas, proteasas y lipasas). Los nutrientes se almacenan como glucógeno en un hepatopáncreas. La excreción sucede por los tubos de Malpighi, que finalizan en el paso entre los intestinos medio y final y emiten compuestos nitrogenados. Esta excreción se produce con muy poca pérdida de agua; los residuos se depositan como ácido úrico con las heces.

El aparato circulatorio es abierto, con excepción del tubo cardíaco dorsal. Respiran mediante pulmones laminares o filotráqueas.

Las gónadas, en ambos sexos, están dispuestas parejas como una red de mangueritas, a simple vista inapreciables. Los machos producen en las suyas el esperma, que será almacenado en espermatóforos. Las hembras, según la especie, producen huevos apoicogénicos (tienen una yema que los embriones aprovechan como nutriente) o huevos catoicogénicos (sin yema).

En 1968 McDaniels las clasificó en cuatro tipos básicos de escorpiones:

1. Psammófilos: habituados a hábitats arenosos, muy veloces y bien protegidos contra la deshidratación.
2. Litófilos: habitantes de ambientes rocosos, la mayoría de complexión plana.
3. Cavadores: viven sobre todo bajo tierra en cuevas hechas por ellos mismos que sólo abandonan para cazar y reproducirse.
4. Erráticos: cambian su espacio vital estando menos especializados a un ambiente específico.

Los escorpiones se alimentan principalmente de invertebrados como insectos o arañas, raramente de caracoles o pequeños vertebrados como roedores, o lagartijas. Son exclusivamente noctámbulos. Durante la caza se emplean ambos pedipalpos como tenazas, y si no bastan para neutralizar a la víctima, entra en juego el aguijón, que se lanza por encima de la cabeza en menos de un segundo, envenenando a la presa. Luego desmenuza a la presa con los quelíceros, mientras al mismo tiempo unas enzimas predigieren el alimento. La papilla alimenticia, en forma líquida, es absorbida a través de la garganta hacia los intestinos. El proceso de alimentación puede requerir varias horas. Muchos son capaces de aguantar sin comer durante mucho tiempo, algunos incluso años.

Sus predadores son diversas aves (sobre todo búhos), lagartos, serpientes, grandes sapos, mamíferos y también artrópodos mayores como los ciempiés, solífugos, mantises y tarántulas . Algunos depredadores se han especializado en estos arácnidos hasta el punto de haber desarrollado inmunidad contra su veneno  (un compuesto químico mezcla de componentes neurotóxicos) o comportamientos que les permiten esquivar la picadura.

La mayoría son solitarios, aunque hay algunas especies que muestran un marcado gregarismo (por ejemplo Pandinus imperator).

Durante la época de apareamiento las hembras desprenden feromonas sexuales atractivas para los machos, quienes, habiendo encontrado a una, intentan excitarla mediante movimientos llamativos. Cuando la ha "convencido", se agarran entre sí de las pinzas y comienza una danza nupcial que a veces dura horas. Al comienzo del ritual se agarran los machos a las hembras no sólo con las pinzas, también le clavan el aguijón venenoso intentando estimularla, aunque todavía no está claro si el macho también le inocula veneno. Durante la danza de apareamiento el macho conduce a la hembra a veces a lo largo de varios metros, y busca con los peines el sitio ventral apropiado para su espermatóforo. Entonces tira de la hembra, para que el semen pueda entrar directamente en ese poro. Tras lo cual finaliza el baile y la pareja se separa rápidamente —a veces sin embargo se produce la muerte e ingesta de la pareja (canibalismo)—. Ambos sexos pueden aparearse varias veces a lo largo de la vida.

son vivíparos: los huevos se incuban pues en el útero y tras algunos meses (hasta doce), la hembra pare crías vivas. El número de ejemplares por camada puede variar según la especie entre dos y más de cien. La prole nacen de color blanco y cubierta por el corion, del que se liberan para trepar a la espalda materna, donde permanecerán hasta su primera muda de la piel, un proceso que según la especie y factores externos, experimentarán entre los uno y cincuenta y un días de vida. La hembra puede portar sobre sí entre veinticinco y más de cien crías que alimenta valiéndose de sus propias reservas energéticas corporales, proporcionándoles líquidos a través de la dermis. Durante todo este tiempo se muestra especialmente agresiva.

Tras la primera muda las crías descienden del lomo materno para valerse por sí mismos. Su posterior desarrollo consistirá en sucesivas mudas dérmicas (hasta cinco), tras las cuales habrán alcanzado la madurez sexual.

Los escorpiónidos (Scorpionidae) son una familia de escorpiones que incluye 15 géneros. La familia se subdivide en:
  • Scorpioninae Latreille, 1802

    Heterometrus Ehrenberg, 1828
    Opistophthalmus Koch, 1837
    Pandinus Thorell, 1876
    Scorpio Linnaeus, 1758
    †Mioscorpio Kjellesvig-Waering, 1986
    †Sinoscorpius Hong, 1983
  • Diplocentrinae Karsch, 1880

    Diplocentrini Karsch, 1880
        Bioculus Stahnke, 1968
        Cazierius Francke, 1978
        Didymocentrus Kraepelin, 1905
        Diplocentrus Peters, 1861
        Heteronebo Pocock, 1899
        Oiclus Simon, 1880
        Tarsoporosus Francke, 1978

    Nebini Kraepelin, 1905
        Nebo Simon, 1878
  • Rugodentinae Bastawade, Sureshan & Radhakrishnan, 2005

    Rugodentus Bastawade, Sureshan & Radhakrishnan, 2005
  • Urodacinae Pocock, 1893

    Urodacus Peters, 1861
    Aops Volschenk & Prendini, 2008


Heterometrus Ethereberg 1828


Este género incluye escorpiones de gran tamaño (mas de 23 centímetros) que se distribuye en selvas tropicales del Sudeste de Asia, motivo por el que vulgarmente se les conoce como escorpiones gigantes de bosques.

La mayoría de las especies son de color oscuro.

Tienen un promedio de vida de tres años. Son más activos durante la noche. Se alimentan de insectos y arácnidos, y raramente de pequeños ratones y lagartijas.

Debido a su impresionante tamaño y baja toxicidad las especies de Heterometrus son escorpiones populares para tener de mascotas y se puede conformar un grupo de hasta tres individuos en un terrario.

Los síntomas de picadura son bastante leves y no se conocen víctimas humanas por la picadura de este género.

Se conocen las siguientes especies:
  • Heterometrus barberi (Pocock,1900)
  • Heterometrus bengalensis (C.L Koch,1836)
  • Heterometrus cimrami (Kovarik,2004)
  • Heterometrus cyaneus (C.L Koch,1841)
  • Heterometrus fulvipes (C.L Koch,1837)
  • Heterometrus gravimanus (Pocock,1900)
  • Heterometrus indus (DeGerr,1770)
  • Heterometrus kanarensis (Pocock,1900)
  • Heterometrus laoticus (Couzijn,1981)
  • Heterometrus latimanus (Pocock,1894)
  • Heterometrus liophysa (Pocock,1899)
  • Heterometrus liurus (Thorell,1888)
  • Heterometrus longimanus (Herbst,1897)
  • Heterometrus mysorensis (Kovarik,2004)
  • Heterometrus nepalensis (Kovarik,2004)
  • Heterometrus petersii (Thorell,1876)
  • Heterometrus polcki (Pocock,1893)
  • Heterometrus scaber (Thorell,1876)
  • Heterometrus sejnai (Ethrenberg,1828)
  • Heterometrus spinifes (Ethrenberg,1828)
  • Heterometrus swammerdami (Simon,1872)
  • Heterometrus tenagensis (Laurenco&Qi Zhu,2007)
  • Heterometrus thorelli (Pocock,1897)
  • Heterometrus tibetanus (Henderson,1919)
  • Heterometrus ubicki (Herbst,1903)
  • Heterometrus wrouthoni (Pocock,1899)
  • Heterometrus xanthopus (Pocock,1899)

Heterometrus longimanus (Herbst,1897)

Vulgarmente se suele denominar Escorpión gigante de bosque, ya que puede alcanzar los 10-12 cm de longitud, siendo nativos de Asia (Malasia, Tailandia, Laos, Camboya, Indonesia, Filipinas y Singapur) donde habita en los bosques húmedos tropicales. Su color es uniformemente negro con reflejos verdosos.


Es una especie vivípara. Su alimentación es insectívora y aguantan mucho sin comer, en ocasiones hasta un año. Su veneno es poco potente y su picadura viene a ser equivalente a la de una abeja.