Buscador

jueves, 4 de enero de 2018

El geco diurno de Standing

Hoy presentaré a otro animal reptil lepidosaurio escamoso bastante exótico para nosotros los Españoles. Por lo tanto, de entrada taxonómicamente podemos decir:

Filo Chordata
Subfilo Gnathostomata
SuperclaseTetrapoda
Clase Reptilia
Subclase Lepidosauria
Orden Squamata


Recordemos que de manera tradicional el orden Squamata se ha dividido en tres subórdenes:
  •     Suborden Lacertilia (antes saurios)
  •     Suborden Serpentes (u ofidios)
  •     Suborden Amphisbaeni (culebrillas ciegas)

y que dentro del Suborden Lacertilia tenemos los siguientes Infraordenes:
  •     Infraorden Dibamidae
  •     Infraorden Iguania
  •     Infraorden Gekkota
  •     Infraorden Scincomorpha
  •     Infraorden Diploglossa
  •     Infraorden Platynota

El Infraorden Gekkota incluye a los comúnmente conocidos como geckos o gecos. Hay más de 1500 especies clasificadas en este infraorden, con unos 120 géneros y 7 familias. Se distribuyen en todos los continentes, a excepción de Antártida. Están en todas las zonas cálidas (tropicales y subtropicales) del mundo, donde viven en una variedad de hábitats diferentes, desde selvas muy densas hasta zonas desérticas. No pueden sobrevivir en regiones frias, como el norte de Europa, pero en el sur de Europa algunas especies son muy comunes.

La mayoría de las especies son arborícolas. Los geckos terrestres se distinguen porque no tienen lamelas o almohadillas adhesivas bajo los dedos de los pies. Algunas especies de geckos prefieren vivir en las zonas urbanizadas, conociéndose como «geckos caseros» y su hábitat incluye también los muros de piedra, viveros y edificios dilapidados.

Los geckos se caracterizan por tener los ojos relativamente grandes, así como sus pies y especialmente los dedos de los pies. Por lo general las escamas son pequenãs y lisas por lo que su piel es mas flexible que la de otros reptiles y se rompe mas fácilmente. La piel es impermeable y tiene una capa de cera, lo que permite a muchas especies de mantenerse flotando en el agua. Tienen una cabeza aplanada sin espinas o crestas. Generalmente, los orificios auditivos son claramente visibles. Muchas especies utilizan la lengua para limpiar los ojos y el resto de la cabeza. La forma de la pupila indica si la especie es diurna o nocturna. Las especies diurnas tienen una pupila redonda. En cambio, las especies que viven principalmente durante la noche tienen pupilas en forma de ranuras verticales. Por lo general, los geckos no tienen párpados móviles. Durante la muda, los geckos también reemplazan los párpados y así obtienen nuevos «anteojos». Los geckos no sólo utilizan la lengua para limpiarse los ojos y la boca; también la utilizan como órgano sensorial como las serpientes.  Los geckos son polifiodontos y tienen la capacidad de reemplazar los 100 dientes cada tres o cuatro meses.

Presentan una gran variedad de formas, colores y tamaños. La gran mayoría de los geckos son animales nocturnos y tienen colores de camuflaje en tonos grisáceos y marrones. Sólo unas pocas especies tienen colores brillantes y son diurnos El color de los jóvenes puede ser muy diferente del de los adultos. Los geckos pueden cambiar de color, bien que el cambio no es tan drástico como en los camaleones. A menudo la piel se vuelve más clara durante el día y se oscurece durante la noche. El tamaño de las especies puede variar de un poco más de 1 cm hasta 40 cm, incluyendo la cola; la mayoría de las especies alcanza una longitud corporal de aproximadamente 10 a 20 cm. La forma de las patas puede variar considerablemente según la especie. Los dedos de los pies a menudo incluyen pequeñas uñas. La forma de los dedos de los pies está vinculado al modo de vida, siendo generalmente característico del grupo al que pertenecen. Las formas de los dedos del pie más conocidas incluyen:
  • Dedos de los pies delgados sin almohadillas adhesivas notables(especies de ambientes rocosos en un hábitat desértico)
  • Dedos de los pies delgados con grandes almohadillas adhesivas
  • Dedos de los pies gruesos con grandes almohadillas adhesivas (especies trepadoras que suelen vivir en los árboles y las rocas)
  • Dedos de los pies gruesos con una membrana entre los dedos (especies de zonas áridas que viven en ambientes arenosos con pocas rocas)

Tienen capacidad de trepar por todo tipo de superficie, incluso sobre vidrio en posición vertical e invertida. Para ello cuentan con estructuras ranuradas en la parte inferior de los dedos de los pies. Estas ranuras se conocen como almohadillas adhesivas o «lamelas». Cuando se examinaron los pies por primera vez con una amplificación muy elevada, se descubrió que las laminas no sólo contaban con pelos extremamente finos de 5 micrómetros (setas o setae), sino que estos pelos tenían estructuras aún más finas de 0,2 micrómetros (espátulas o spatulae), con terminaciones extremamente delgadas. Las setas y espátulas se componen de queratina beta y son tan pequeñas que son atraídos al sustrato en una escala molecular por el efecto de las fuerzas de Van der Waals, las fuerzas de atracción mutua entre moléculas o grupos de átomos. Son las fuerzas de Van der Waals que conducen a la capacidad de adhesión excepcional de los geckos. Sin embargo, el gecko no puede «encender» o «apagar» estas fuerzas y por lo tanto se adhiere a una superficie tan pronto como los dedos de los pies hacen contacto; sólo puede despegarse levantando los dedos de los pies en un ángulo de unos treinta grados. No todas las especies poseen almohadillas adhesivas.

El tamaño de la cola de los geckos es bastante variable, siendo en algunos casos sumamente pequeña. Casi todos tienen la capacidad de autotomía de la cola. Después de que se rompa una vez, la cola regenerada siempre será más corta que la cola original y por lo general será notablemente más oscura. Por un defecto genético, a veces la cola puede regenerarse de forma duplicada e incluso se han registrado geckos con tres colas. Muchas especies de geckos utilizan la cola para el almacenamiento de grasa, minerales y otros nutrientes esenciales. Como la cola contiene muchas terminaciones nerviosas, es probable que tenga un papel en la percepción sensorial.

Por lo general existe diformismo sexual. Los machos son a menudo más grandes que las hembras y suelen tener un color más claro, por lo que los colores de los machos cuentan con mayor contraste. Los machos tienen poros en la parte inferior del cuerpo, en una fila transversal ubicada justo antes de la cloaca (poros preanales o precloacales) para segregar una sustancia grasienta amarillenta que permite a las hembras encontrarles. Los machos tienen la base de la cola más gruesa y una zona cloacal más curvada que las hembras, lo que se debe a la presencia del hemipene.

Al igual que los demás reptiles, los geckos son ectotermos.

Los geckos son los únicos reptiles que tienen la capacidad de producir sonidos relativamente complejos que han sido descritos como silbidos, gritos, ladridos o graznidos. Los sonidos son producidos en la garganta al paso del aire por la laringe y una estructura similar a las cuerdas vocales.

Los geckos son cazadores oportunistas y no tienen preferencias alimentarias muy definidas. Son carnívoros y se alimentan principalmente de invertebrados como insectos y arañas. Las especies mayores se alimentan incluso de invertebrados grandes como escorpiones y ciempiés. Las especies más grandes se alimentan también de pequeños vertebrados, incluyendo otros lagartos de menor tamaño y pájaros. El canibalismo ocurre también, y si se presenta la oportunidad, muchos geckos comeran incluso sus propias crías. Algunos geckos comen ocasionalmente materias vegetales ricas en azúcar. Las especies que consumen el néctar, utilizan la lengua para lamer el líquido en las flores. Todos los geckos cazan por la vista pero sólo pueden ver las presas cuando se mueven.

Los geckos tienen un desarrollo rápido y una vida relativamente corta. En la mayoría de las especies, los juveniles alcanzan la madurez sexual entre seis y doce meses. Muchas especies tienen una esperanza de vida de tres o cuatro años. En cautiverio suelen alcanzar una edad mayor.

Casi todas las especies son ovíparas habiendo solamente unas pocas ovovivíparas. Suelen poner solo uno o dos huevos por puesta. Existen algunas especies de geckos que no ponen huevos, sino que son ovovivíparas; los huevos se desarrollan y eclosionan dentro del cuerpo de la hembra. Son especies que se distribuyen en las regiones relativamente frías.

Los depredadores de los geckos incluyen mamíferos, pájaros y otros reptiles, como lagartos y serpientes mayores. Algunas serpientes se especializaron en la caza de lagartos, como la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), o la serpiente gato europea (Telescopus fallax) que se alimenta de lagartos nocturnos, principalmente geckos.

Actualmente se distinguen siete familias dentro del Infraorden Gekkota.
  • Familia Carphodactylidae Kluge, 1987
  • Familia  Diplodactylidae Underwood, 1954
  • Familia Eublepharidae Boulenger, 1883
  • Familia Gekkonidae Oppel, 1811
  • Familia Phyllodactylidae Gamble, Bauer, Greenbaum & Jackman, 2008
  • Familia Pygopodidae Boulenger, 1884
  • Familia Sphaerodactylidae Underwood, 1954

*La familia de los pigopódidos (Pygopodidae), sólo fue incluida a partir del año 2014.

Los gecónidos (Familia Gekkonidae) son especies de gecos tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo. En Europa, las más conocidas son las salamanquesas. La designación gecos procede del inglés gecko, que es una generalización de Gekko, el género tipo de la familia. Gekko a su vez proviene de una palabra malaya homófona, que es una onomatopeya que reproduce el grito de una especie indonesia. En las Islas Canarias son conocidos con el nombre de perenquén, y en las zonas de España y Francia de habla catalana se les llama dragó. La familia contiene unas 961 especies agrupadas en los siguientes géneros:
  • Género Afroedura Loveridge, 1944
  • Género Afrogecko Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Agamura Blanford, 1874
  • Género Ailuronyx Fitzinger, 1843
  • Género Alsophylax Fitzinger, 1843
  • Género Altiphylax Yeriomtschenko & Shcherbak, 1984
  • Género Blaesodactylus Boettger, 1893
  • Género Bunopus Blanford, 1874
  • Género Calodactylodes Strand, 1926
  • Género Chondrodactylus Peters, 1870
  • Género Christinus Wells & Wellington, 1984
  • Género Cnemaspis Strauch, 1887
  • Género Crossobamon Boettger, 1888
  • Género Cryptactites Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Cyrtodactylus Gray, 1827
  • Género Cyrtopodion Fitzinger, 1843
  • Género Dixonius Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Ebenavia Boettger, 1877
  • Género Elasmodactylus Boulenger, 1895
  • Género Geckolepis Grandidier, 1867
  • Género Gehyra Gray, 1834
  • Género Gekko Laurenti, 1768
  • Género Goggia Bauer, Good & Branch, 1997
  • Género Hemidactylus Gray, 1825
  • Género Hemiphyllodactylus Bleeker, 1860
  • Género Heteronotia Wermuth, 1965
  • Género Homopholis Boulenger, 1885
  • Género Kolekanos Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Lepidodactylus Fitzinger, 1843
  • Género Luperosaurus Gray, 1845
  • Género Lygodactylus Gray, 1864
  • Género Matoatoa Nussbaum, Raxworthy & Pronk, 1998
  • Género Mediodactylus Szczerbak & Golubev, 1997
  • Género Microgecko Nikolski, 1907
  • Género Nactus Kluge, 1983
  • Género Narudasia Methuen & Hewitt, 1914
  • Género Pachydactylus Wiegmann, 1834
  • Género Paragehyra Angel, 1929
  • Género Paroedura Günther, 1879
  • Género Perochirus Boulenger, 1885
  • Género Phelsuma Gray, 1825
  • Género Pseudoceramodactylus Haas, 1957
  • Género Pseudogekko Taylor, 1922
  • Género Ptenopus Gray, 1866
  • Género Ptychozoon Kuhl & van Hasselt, 1822
  • Género Ramigekko Heinicke, Daza, Greenbaum, Jackman & Bauer, 2014
  • Género Rhinogecko de Witte 1973
  • Género Rhoptropella Hewitt, 1937
  • Género Rhoptropus Peters, 1869
  • Género Stenodactylus Fitzinger, 1826
  • Género Tenuidactylus Shcherbak & Golubev, 1984
  • Género Tropiocolotes Peters, 1880
  • Género Urocotyledon Kluge, 1983
  • Género Uroplatus Dumeril, 1806
El género Phelsuma incluye geckos tropicales de bello colorido que se distribuyen por África del Este y varias islas del océano Índico. Se reconocen las 52 especies siguientes:
  • Phelsuma abbotti Stejneger, 1893.
  • Phelsuma andamanense Blyth, 1861.
  • Phelsuma antanosy Raxworthy & Nussbaum, 1993.
  • Phelsuma astriata Tornier, 1901.
  • Phelsuma barbouri Loveridge, 1942.
  • Phelsuma berghofi Krüger, 1996.
  • Phelsuma borai Glaw, Köhler & Vences, 2009.
  • Phelsuma borbonica Mertens, 1966.
  • Phelsuma breviceps Boettger, 1894.
  • Phelsuma cepediana (Milbert, 1812).
  • Phelsuma comorensis Boettger, 1913.
  • Phelsuma dorsivittata Mertens, 1964.
  • Phelsuma dubia (Boettger, 1881).
  • Phelsuma edwardnewtoni Vinson & Vinson, 1969.
  • Phelsuma flavigularis Mertens, 1962.
  • Phelsuma gigas Liénard, 1842.
  • Phelsuma gouldi Crottini, Gehring, Glaw, Harris, Lima & Vences, 2011.
  • Phelsuma grandis Gray, 1870.
  • Phelsuma guentheri Boulenger, 1885.
  • Phelsuma guimbeaui Mertens, 1963.
  • Phelsuma guttata Kaudern, 1922.
  • Phelsuma hielscheri Rösler, Obst & Seipp, 2001.
  • Phelsuma hoeschi Berghof & Trautmann, 2009.
  • Phelsuma inexpectata Mertens, 1966.
  • Phelsuma kely Schönecker, Bach & Glaw, 2004.
  • Phelsuma klemmeri Seipp, 1991.
  • Phelsuma kochi Mertens, 1954.
  • Phelsuma laticauda (Boettger, 1880).
  • Phelsuma lineata Gray, 1842.
  • Phelsuma madagascariensis Gray, 1831.
  • Phelsuma malamakibo Nussbaum, Raxworthy, Raselimanana & Ramanamanjato, 2000.
  • Phelsuma masohoala Raxworthy & Nussbaum, 1994.
  • Phelsuma modesta Mertens, 1970.
  • Phelsuma mutabilis (Grandidier, 1869).
  • Phelsuma nigristriata Meier, 1984.
  • Phelsuma ornata Gray, 1825.
  • Phelsuma parkeri Loveridge, 1941.
  • Phelsuma parva Meier, 1983.
  • Phelsuma pasteuri Meier, 1984.
  •  Phelsuma pronki Seipp, 1994.
  • Phelsuma pusilla Mertens, 1964.
  • Phelsuma quadriocellata (Peters, 1883).
  • Phelsuma ravenala Raxworthy, Ingram, Rabibisoa & Pearson, 2007.
  • Phelsuma robertmertensi Meier, 1980.
  • Phelsuma roesleri Glaw, Gehring, Köhler, Franzen & Vences, 2010.
  • Phelsuma rosagularis Vinson & Vinson, 1963.
  • Phelsuma seippi Meier, 1987.
  • Phelsuma serraticauda Mertens, 1963.
  • Phelsuma standingi Methuen & Hewitt, 1913.
  • Phelsuma sundbergi Rendahl, 1939.
  • Phelsuma v-nigra Boettger, 1913.
  • Phelsuma vanheygeni Lerner, 2004.

Phelsuma standingi METHUEN & HEWITT, 1913

El nombre de Phelsuma se debe al médico Holandés Murk van Phelsum, 1732-1779.
Standingi se debe a De Herbert F. Standing, un paleontólogo y misionero médico en Madagascar, director de un colegio en Antananarivo.

El geco diurno de Standing como se le conoce vulgarmente es endémico del suroeste de Madagascar, donde se encuentran las zonas mas secas, viviendo en los árboles espinosos. Tambièn se encuentra en otras islas próximas a Madagascar. Se alimentan de insectos de pequeñas dimensiones, savia de los vegetales y algunos frutos.

En general miden entre 25 y 30 cm, pero en algunos casos superan los 30 cm, siendo el gecko diurno de mayor tamaño, El fondo de su piel es gris brillante o marrón, con finas reticulaciones más oscuras; cuando se alimentan o toman el sol, la cabeza se vuelve verde brillante y la cola azul. Cuando están inactivos y durante los tiempos más fríos, toman colores oscuros para absorber una mayor cantidad de radiación solar. 


Los machos suelen tener un tamaño ligeramente mayor, pero en estas especies es mejor fijarse en los poros femorales mucho más abundantes y notorios en el macho, y en la base de la cola más abultada que en las hembras. El colorido de las hembras suele ser más apagado. Poseen lamellae en sus patas y párpados fijos al igual que todo el género lo que les obliga a pasar a menudo su lengua por los ojos para humedecerlos y limpiarlos.

Alcanzan la madurez sexual al año de edad. La época de reproducción empieza desde mediados de febrero hasta abril y puede llegar a terminar en octubre. Para el cortejo, el macho sacude su cabeza de un lado al otro y normalmente es contestado por la hembra de igual manera; después el macho sujeta a la hembra suavemente por el cuello y se enrollan entre sí hasta que los órganos sexuales quedan en oposición.

Los huevos son depositados en el suelo o entre las hojas de los árboles, normalmente emparejados. Las condiciones de temperatura en que se produce la incubación, que dura unos dos meses, determinarán el sexo de las crías. Normalmente la puesta consta de 2 huevos  aunque pueden darse casos de huevos individuales. No pegan los huevos a las superficies, sino que las entierran o encajan en la axila de alguna planta como las sansevieras. El periodo de incubación es de 55 a 65 días con una temperatura de 29-31ºC por el día y 25-26ºC por la noche.

Las crías son de unos colores mucho más llamativos que los padres. Además es uno de los pocos geckos que no hay problemas de que las crías nazcan con los adultos ya que estos no los depredan (y aunque los mordieran estos producen un sonido que disuade a los adultos).

Tienen una longevidad que va de los 8 a incluso los 20 años