Buscador

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Trachemys scripta

Como hace unos días comencé a describir sobre especies de Tortugas de las que tenía alguna fotografía, seguiré hoy también con la Superfamilia Testudinoidea, pero en este caso con la Familia Emididae.

Si hacemos memoria, cuando comencé a hablar de las tortugas conté que los testudinos se subdividen fundamentalmente hoy en día en
  1. Suborden Cryptodira, que agrupa a las familias que retraen el cuello en forma de “S” en el interior del caparazón. Presentan 11-12 escudos y 8-9 huesos en el plastrón

  1. Suborden Pleurodira, que agrupa a la familias Chelidae y Pelomedusidae que doblan el cuello lateralmente bajo el borde del caparazón. Poseen 13 escudos y unos 10 huesos en el plastrón,

Los testudinóideos corresponden a una superfamilia dentro del suborden Cryptodira que incluye a tres familias extintas (Haichemydidae, Lindholmemydidae y Sinochelyidae) y tres famiias vivas en la actualidad: Emydidae, Geoemydidae y Testudinidae.

Los emídidos (Emydidae)
son una familia de tortugas acuáticas y semiacuáticas carnívoras que contiene más de 80 especies y a la que pertenecen las tortugas que viven la mayor parte del tiempo en el agua, que habitan en estanques, embalses y ríos, yendo a la tierra cuando tienen que encontrar lugares adecuados para hacer la puesta. Debido a esto sus patas se han modificado para poder nadar. El apareamiento puede ocurrir en la tierra o bajo el agua y el macho persigue para ello a la hembra. Los huevos son alargados y de cáscara dura. Los nuevos individuos tienen un diseño más redondeado y con la cáscara más marcada que los adultos.

Debido a la pérdida progresiva de su hábitat natural debido a la presión humana, las poblaciones de estas tortugas están disminuyendo.

Se clasifican en dos Subfamilias:
  • Subfamilia Emydinae
  • Subfamilia Deirochelyinae

Los deiroquélinos (Deirochelyinae) son una subfamilia de la familia Emydidae que se compone de especies nativas de América del Norte y América del Sur, algunas de las cuales con frecuencia se tienen como mascotas. Incluye los siguientes géneros:
  • Género Chrysemys
  • Género Deirochelys
  • Género Graptemys
  • Género Malaclemys
  • Género Pseudemys
  • Género Trachemys

La taxonomía del género Trachemys ha sido muy controvertida a lo largo del siglo XX. El género ha cambiado repetidamente de denominación, habiéndose considerado anteriormente, entre otros, en los géneros Chrysemys y Pseudemys. Hasta el año 2002, en el género Trachemys se incluían hasta 14 subespecies dentro de una única especie, Trachemys scripta. A partir de la revisión realizada por Seidel (2002), se considera que el género Trachemys incluye 15 especies diferentes. La filogenia realizada posteriormente a partir de estudios de ADN mitocondrial (Jackson et al., 2008) confirma la revisión taxonómica de Seidel (2002).
  • Trachemys adiutrix Vanzolini, 1995
  • Trachemys callirostris (Gray, 1856)
  • Trachemys decorata (Barbour & Carr, 1940)
  • Trachemys decussata (Bell, 1830)
  • Trachemys dorbigni (Duméril & Bibron, 1835)
  • Trachemys emolli (Legler, 1990)
  • Trachemys gaigeae (Hartweg, 1939)
  • Trachemys medemi Vargas-Ramírez, Valle, Ceballos & Fritz, 2017
  • Trachemys nebulosa (Van Denburgh, 1895)
  • Trachemys ornata (Gray, 1830)
  • Trachemys scripta (Thunberg, 1792)
  • Trachemys stejnegeri (Schmidt, 1928)
  • Trachemys taylori (Legler, 1960)
  • Trachemys terrapen (Bonnaterre, 1789)
  • Trachemys venusta (Gray, 1856)
  • Trachemys yaquia (Legler & Webb, 1970)

Trachemys scripta (Thunberg, 1792)

La palabra Trachemys deriva del griego “trachys” que significa rugoso +”emys -ydos”. La palabra scripta deriva del latín “scriptus, -a, -um”, de “scribo” que significa escrito, trazado o marcado.

Esta es la tortuga vulgarmente conocida como tortuga de Florida, tortuga pintada, tortuga escurridiza o jicotea, que vive en ciénagas y otras aguas dulces, se alimenta de diversos animales y plantas y es originaria de las zonas tropicales y subtropicales de América.

Actualmente es conocida como mascota en el oriente de Asia, en Europa y otros lugares del mundo donde ha sido introducida y casi se ha convertido en una plaga. Hasta el punto de que se ha prohibido ha día de hoy en Europa debido a que se han creado poblaciones en muchos lugares del continente por la suelta incontrolada de ejemplares que se habían adquirido como mascotas y que han provocado daños en los ecosistemas locales.                         

Actualmente se le conocen 3 subespecies con una coloración diferente
en el caparazón y la cabeza.

1) Trachemys scripta elegans: Originaria de Texas, Oklahoma, New México, Kansas, Kentucky, Indiana, Alabama, Tennessee, Arkansas, Illinois y Missouri. Tiene el caparazón verde, que con el tiempo se vuelve marrón, con algunas manchas amarillas. El plastrón es amarillo con manchas negras. Su característica más distintiva es una gran mancha rojas detrás de las orejas. Mide hasta los 28 cm de tamaño. Vulgarmente se la conoce con el nombre de tortuga de orejas rojas.

2) Trachemys scripta scripta: Originaria de Virginia, Carolina del Norte, Florida, Carolina del Sur y Georgia. Caparazón de color negro con unas rayas verticales tenues de color marrón. El plastrón es amarillo, sin manchas o con unas pocas de color negro. La cabeza es oscura con unas grandes manchas de color amarillo intenso. Mide hasta 25 cm de tamaño. Vulgarmente se la conoce como tortuga de orejas amarillas.

3) Trachemys scripta troosti: Originaria de Tennessee y Kentucky. Caparazón verde con algunas manchas claras y plastrón amarillo con manchas negras. En la cabeza tiene una mancha amarillo pálido. Es probable que sea la evolución de híbridos entre T.s. elegans y T.s. scripta, ya que posee caracteres de ambas especies y su distribución está también situada entre la de ambas especies. Mide hasta 21 cm de tamaño.

Presentan dimorfismo sexual:

1) Las hembras son de mayor tamaño que los machos
2) Los machos tienen la cola larga y fina y las hembras mas corta y gruesa
3) Los machos tienen la cloaca mas alejada del plastrón que las hembras
4) Los machos tienen las uñas mas largas que las hembras
5) Los machos tienen el plastrón mas cóncavo y las hembras mas plano.

El comportamiento de los cortejos fue descrito por Cagle (1950) para T. s. troosti. Durante el cortejo, que ocurre en el agua, el macho se aproxima frontalmente a la hembra y, estirando sus patas delanteras con las palmas hacia afuera, comienza un movimiento vibratorio de sus alargadas uñas delanteras, tocando con ellas la cabeza de la hembra. Cuando la hembra está receptiva, nada lentamente permitiendo que el macho la alcance y que se coloque delante de ella para cortejarla moviendo sus uñas. Finalmente la hembra nada hacia el fondo y el macho la sigue hasta colocarse sobre ella y agarrarla por el caparazón con sus uñas. Entonces inclina su cabeza para tocar la de ella y dobla su cola hacia abajo para que las cloacas contacten y se produzca la cópula.  Los machos melánicos suelen incluir mordiscos en los cortejos (Ernst y Lovich, 2009). En T. s. elegans, la cópula se produce tras el contacto entre las cloacas, para lo que el macho estira su cabeza y las patas delanteras y eleva la parte anterior formando un ángulo de 90 ºC con el caparazón de la hembra  (Davis y Jackson, 1970).

En España,  se han observado comportamientos de territorialidad y cortejos  en primavera y verano (Martínez-Silvestre et al., 1997).
Estos animales son sexualmente maduros cuando alcanzan los 4 años de edad más o menos, aunque es bastante variable y dependerá de la velocidad de crecimiento de cada ejemplar. Las hembras parece ser que son maduras cuando miden al menos unos 15 cm.

Las hembras de Trachemys scripta tienen la capacidad de almacenar esperma (Gist y  Congdon, 1998), lo que se ha constatado también en los estanques en los que se mantienen estas tortugas en Cataluña, donde Martínez-Silvestre et al. (1997) describen que las hembras continuaron criando un año después de haber sido aisladas de los machos.

Los huevos, que tienen una textura un tanto rugosa, nacerán de 80 a 85 días después de que fueron enterrados.

Las tortugas nacen al cabo de 2 ó 3 meses. En Trachemys scripta, la determinación del sexo está condicionada por la temperatura de incubación. Cuando el segundo tercio del desarrollo embrionario se produce a temperaturas elevadas, se desarrollan gónadas femeninas, mientras que a temperaturas más bajas se producen masculinas. La temperatura pivotal, a la que se desarrolla similar número de hembras que de machos se sitúa alrededor de los 29-29,5ºC) (Bull et al., 1982). A temperaturas de incubación inferiores a 27 ºC salen machos, y a más de 30 ºC salen hembras. Entre estos dos valores pueden salir ejemplares de ambos sexos.

Acostumbran a nacer entre marzo y junio, cuando ha llovido y las temperaturas empiezan a subir. El tiempo de incubación es tan largo porque durante el frío invierno el crecimiento de las crías se paraliza, y cuando vuelve a hacer un poco de calor se reactivan y empiezan a querer salir del nido. Los ejemplares nacidos en libertad al salir del nido ya no tienen ningún resto del saco vitelino, puesto que lo han consumido todo durante los largos meses de espera.
 
La tortuga abrirá el cascarón con el diente de huevo que se le cae una hora después de haber nacido y nunca vuelve a crecer. Si la tortuga no se siente segura, permanecerá dentro del cascarón después de abrirlo por uno o dos días más. Si son forzadas a salir del cascarón antes de que estén listas, regresarán a él si les es posible. Cuando decidan abandonar el cascarón, tendrán un pequeño saco pegado a su barriga. Este contiene los residuos de lo que le sirvió para alimentarse durante el periodo de incubación y no debe ser removido. Hacerlo podría ser fatal para el recién nacido. El saco se cae solo, y cuando sucede se puede notar una pequeña herida en el caparazón de la tortuga. Ésta sanará por sí misma también y no necesita ser tratada.

Su alimentación es predominantemente omnívora y cuando la temperatura del ambiente está por debajo de los 10 °C (50 °F), las tortugas pueden hibernar en el fondo de estanques o lagos poco profundos y no comen.

Las tortugas necesitan estar en el agua para tragar la comida ya que no producen saliva. Pueden tomar alimentos que estén en tierra pero se los llevarán dentro del agua para consumirlos.

Los reptiles son portadores asintomáticos de las bacterias del género Salmonella.

Trachemis scripta scripta (Schoepff, 1792)

Habita en Virginia, Carolina del Norte, Florida, Carolina del Sur y Georgia. En aguas lentas o quietas, con fondo fangoso y con muchas vegetación acuática flotante donde haya rocas y troncos para poder asolearse. Se adaptan casi a cualquier medio acuático, excepto a los ríos de cauce rápido. También pueden tolerar hasta cierto punto el agua salobre.


Al nacer cuentan con un caparazón de 3cm, pero crecen durante toda su vida entre 10-40cm de longitud de caparazón, pudiendo alcanzar de 20 a 30 cm de largo, aunque no es frecuente que superen los 25 cm. Las formas juveniles son de color verde vivo y con más dibujos en el espaldar. Estas son tortugas robustas que de adultas presentan una coloración general negruzca o pardo oscuro, con líneas muy contrastadas de color amarillo en cara, patas y cola. El plastrón es amarillo y luce normalmente muy pocas manchas, que siempre son
negras, pequeñas y compactas. Se diferencia de las otras dos subespecies por el plastrón más amarillo, con menos manchas y más pequeñas, y porque la mancha postorbital de la sien y la raya que parte de debajo del ojo están unidas tras el mismo por una mancha amarilla vertical, lo que hace que tengan una suerte de media luna vertical amplia en el ojo. La mancha postorbital de la sien a veces es rojiza, pero siempre se torna negra y desaparece con la edad.

Pueden convivir sin problemas con otras tortugas de los géneros Trachemys, Pseudemys, Chrysemys y Graptemys.

Legislación: Según la legislación vigente, publicada en el Real Decreto 630/2013, esta prohibida la tenencia, transporte y comercio de esta subespecie. 

Trachemys scripta elegans (Wied-Neuwied, 1839)

La jicotea elegante también conocida como tortuga de orejas rojas, es  originaria de la región que comprende el sureste de los Estados Unidos y el noreste de México, geográficamente es el área que rodea al río Misisipi, llegando hasta el golfo de México. Se desarrollan en climas cálidos, particularmente en el cuadrante sudeste de los Estados Unidos. Tal área comprende desde el sureste de Colorado hasta Virginia y Florida.

Habitan naturalmente en zonas donde haya alguna fuente de agua tranquila y templada. Estas zonas acuáticas pueden ser estanques, lagos, pantanos, riachuelos, arroyos o ríos con corrientes lentas. El área donde habitan es por lo general pacífica con alguna sección donde puedan salir del agua a descansar, como algunas rocas grandes o troncos, en donde se colocan para recibir buenas cantidades de rayos de sol.

Se les llama también tortugas japonesas, aunque no son de Japón debido a que  en el ojo tienen una pequeña raya horizontal negra, que les da la apariencia de  ojos rasgados. El nombre de tortuga de orejas rojas se debe a las dos manchas de color rojo ladrillo que se localizan en la parte posterior de sus ojos, en la posición donde se encontrarían las orejas, aunque estas manchas se van decolorando con el paso del tiempo. Algunos individuos también pueden tener una pequeña mancha de este color en la parte superior de la cabeza. Los machos tienen las manchas rojas más grandes y de un color más brillante. La apariencia de las hembras es prácticamente la misma durante toda su vida.


El caparazón de esta especie puede alcanzar hasta los 30 cm de longitud, aunque se han encontrado ejemplares de más de 40 cm, pero en promedio miden de 12 a 20 cm. Las hembras suelen ser un poco más grandes que los machos. Llegan a vivir entre 20 y 30 años, algunas tortugas incluso llegando a vivir más de 40. Puede ser de diferentes colores. En las tortugas más jóvenes o recién nacidas, es de color verde hoja, y conforme van creciendo se oscurece un poco hasta volverse de un verde muy oscuro, para más tarde tomar un tono entre marrón y oliva. El plastrón siempre es de color amarillo claro. Todo el escudo está cubierto con rayas y manchas que en la naturaleza le ayudan a camuflarse mejor.

Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto.