Buscador

domingo, 10 de diciembre de 2017

El emú

La primera vez que hablé de un pájaro, lo primero que hice fue introducir a la clase de las aves, hoy considerada un clado sin rango. Expliqué como procediendo de los dinosaurios, las aves modernas están clasificadas en la Subclase Neornithes, clase que subdividimos a su vez en dos superordenes: Paleognathae y  Neognathae. Si hacemos un poco de memoria explicaba entonces como el Superorden Paleognathae comprende los siguientes órdenes:

  • Orden Struthioniformes
  • Orden Casuariiformes
  • Orden Apterygiformes
  • Orden Rheiformes
  • Orden Tinamiformes

y dos órdenes más, ya extintos, que son el orden Aepyornithiformes, los pájaros elefantes y el orden Dinornithiformes, los conocidos como Moas.

Hoy, como se me acabaron las fotografías de animalillos autóctonos, voy a hablaros un poco de un ave que fotografíe en el zoo de Vigo hace tiempo. Esta ave pertenece al orden Casuariiformes, un orden que no reconoce la taxonomía tradicional por lo que las familias que incluye las clasifica dentro del orden Struthioniformes. No obstante, recientes estudios cladísticos han vuelto a situar estas aves en un orden independiente, así que volvemos a hablar de Casuariiformes, con dos familias de grandes aves corredoras propias de Australia y Nueva Guinea que contienen los siguientes géneros y especies.

1) Familia Casuariidae Kaup 1847 
    Género Hypselornis Lydekker 1929 †
        Especie Hypselornis sivalensis Lydekker 1929 †
    Género Emuarius Boles 1992 †
        Especie E. gidju (Patterson & Rich 1987) Boles 1992 †
        Especie E. guljaruba Boles 2001 †
    Género Casuarius (Linnaeus 1758) Brisson 1760
        Especie C. lydekkeri Rothschild 1911 †
        Especie C. casuarius (Linnaeus 1758) Brisson 1760
        Especie C. unappendiculatus Blyth 1860
        Especie C. bennetti Gould 1857
            Subespecie C. b. westermanni (Sclater 1874)
            Subespecie C. b. bennetti Gould 1857

2) Familia Dromaiidae Huxley 1868

    Género Dromaius Vieillot 1816
        Eepecie D. novaehollandiae (Latham 1790) Vieillot 1816
            Subespecie D. n. minor Spencer 1906 o  Dromaius ater† (Emú de la Isla King) †
            Subespecie D. n. baudinianus Parker 1984 (Emú de la Isla Canguro) †
            Subespecie D. n. diemenensis (Jennings 1827) Le Souef 1907 †
            Subespecie D. n. novaehollandiae (Latham 1790)(Emú común)

Los dromaidos (Familia Dromaiidae) son una familia de aves conocidas vulgarmente como emúes. En la actualidad sólo sobrevive el emú común (Dromaius novaehollandiea) originario de Australia continental.

Hay cinco subespecies reconocibles de este emu:
  •     Dromaius novaehollandiae novaehollandiae – del Sureste de Australia – whitish ruff when breeding.
  •     Dromaius novaehollandiae woodwardi – del NOrte de Australia y no reconocido por todas las autoridades como subespecie
  •     Dromaius novaehollandiae rothschildi – del Suroeste de Australia y no reconocido por todas las autoridades como subespecie
  •     †Dromaius novaehollandiae diemenensis – emú  de Tasmania y extinguido sobre el 1850.
  •     †Dromaius novaehollandiae minor – emú de King Island y que en 1805 había sido cazado hasta la extinción local por los marineros y visitantes. Algunos individuos fueron mantenidos en cautiverio en París, pero el último murió en 1822.

Respecto a Dromaius novaehollandiae minor hay que aclarar que Vieillot acuñó para él el nombre Dromaius ater pero en su libro de 1907 Extinct Birds, Walter Rothschild declaró que la descripción de Vieillot en realidad se refería al emu continental, y que el nombre D. ater era inválido.



Dromaius novaehollandiae novaehollandiae


Este animal aparece junto con el canguro colorado en el escudo de Australia


y en las monedas australianas de 50 centavos


La especie la describió el ornitólogo John Latham bajo el nombre de Casuario de Nueva Holanda en el Viaje de Arthur Phillip: "Voyage to Botany Bay", publicado en 1789. Su nombre deriva del latín y significa "rápido de Nueva Hollanda". La etimología del nombre común "Emú" es incierta, pero se piensa que proviene de una palabra árabe utilizada con la intención de indicar: "pájaro o ave grande" que se utilizó por los exploradores portugueses para describir el casuario en Nueva Guinea.

Dromaius novaehollandiae novaehollandiae ocupa Australia y su distribución ha sido afectada negativamente por las actividades humanas. Actualmente no es común en la costa oriental, donde sí lo fue con anterioridad, sin embargo, el desarrollo de agricultura y la provisión de agua para riego en el interior de Australia, ha aumentado su área de distribución geográfica en esa zona. La población varía de década en década, principalmente dependiendo de la lluvia. Se estima que la población del Emú es de 625 000 a 725 000 ejemplares, con 100 000 a 200 000 en Australia Occidental y el resto principalmente en Nueva Gales del Sur y Queensland. Se distribuye geográficamente evitando áreas densamente pobladas, bosques densos y áreas áridas. Los emúes pueden recorrer grandes distancias al trote, y si es necesario corriendo a toda velocidad, alcanzando los 50 kilómetros por hora durante varios kilómetros. Son nómadas, y pueden viajar grandes distancias para encontrar comida.

El emú común es un ave grande (la segunda en tamaño tras el avestrúz) que alcanza los 2 metros de altura y pesan unos 45 kilogramos. Los dos sexos son iguales en apariencia pero varían en tamaño, siendo mas grandes las hembras. Los emúes tienen el plumaje color castaño a gris bronceado de apariencia lanuda con las puntas de las plumas de color negro, siendo estas las encargadas de absorber la radiación solar.



El plumaje interno suelto o condensado aísla la piel permitiendo al ave ser activa durante los momentos de mas calor del día.  El cuello es largo y una distintiva garganta de color azul pálido. 



Es un ave no voladora con alas rudimentarias pequeñas y patas fuertes que terminan en tres dedos, adaptación para la carrera. son las únicas aves con los músculos del gastrocnemius en la parte de atrás, baja de la piernas. Los músculos del miembro pelviano del emú tiene una contribución similar para sumar la masa del cuerpo como los músculos del vuelo.

En los días muy calientes, los emúes jadean para mantener la temperatura del cuerpo, sus pulmones trabajan como refrigeradores de evaporación. Curiosamente los niveles bajos de CO2 resultantes en la sangre no parecen causar alcalosis.

Son aves omnívoras que se alimentan de insectos y de semillas. En condiciones silvestres no come hojas maduras o hierba seca, aunque estén disponibles. Para ayudar a su molleja a triturar el alimento ingiere piedras (en ocasiones se han encontrado más de 46 kg de piedras en esta estructura) y también a menudo carbón. Su rica y nutritiva dieta la hacen crecer rápidamente, pero las fuentes de las que obtienen su alimento no siempre están disponibles a lo largo del año. Para hacer frente a estas situaciones, el emú presenta dos adaptaciones: una de ellas consiste en que almacena grandes cantidades de grasa, lo que lo capacita para soportar periodos prolongados de inanición, mientras consigue comida de tal forma que un ave que pesaba 45 kg puede continuar moviéndose aún cuando su peso haya descendido hasta 20 Kg. La otra es que cuando los emues están forzados a permanecer en un solo lugar durante la época en que el macho está incubando las funciones biológicas de éste disminuyen y deja de comer con lo que la abundancia o carencia de alimento no lo afectan. Como curiosidad hay que contar que el emú devorará cualquier cosa que despierte su curiosidad aunque no sea comestible, como por ejemplo monedas, llaves, tapas de botella, etc.

Los emúes crían y se aparean durante los meses de verano en diciembre y enero, y puede permanecer juntos durante aproximadamente cinco meses. El macho se aparea en los meses más frescos de mayo y junio. Durante la estación de la cría, los machos experimentan un aumento en los niveles de las hormonas de luteinización y la testosterona aumentando sus testiculos al doble de tamaño.​ Son los machos los encargados de construir un nido en una hondonada semiprotegido del arido suelo, con césped, ramitas y hojas. La hembra pone todos los días uno o dos huevos, al tercer día la postura de las hembras tienen un promedio de 11 huevos, (pudiendo ser hasta 20 huevos) Son huevos de gran tamaño,cascarón grueso y color verde oscuro. Los huevos tienen en promedio 134 x 89 milímetros y pesan entre 700 y 900 gramos, aproximadamente el equivalente a 10 a 12 huevos de gallina.

El macho se pone clueco después de que su compañera empieza a poner, y empieza a incubar los huevos antes de completar la puesta. Durante este tiempo, no come, bebe o defeca, y sólo se pone de pie aproximadamente 10 veces por día. Durante ocho semanas de incubación, perderá una tercera parte de su peso y sólo sobrevivirá con la grasa depositada en su cuerpo. Como con muchas otras aves australianas, la infidelidad es la norma para los emú, a pesar de la atadura inicial: una vez que el macho comenzó a empollar, las hembras se aparean con otros machos y pueden poner en múltiples nidos. Algunas hembras se quedan y defienden el nido hasta que los polluelos nacen, en una estación buena, un emú hembra puede anidar tres veces.

La incubación dura unos 56 días, los polluelos salidos del cascarón son activos y pueden dejar el nido a los pocos días. De pie tienen 25 centímetros de alto y tienen una coloración castaña distintivo y rayas color crema como camuflaje, que se pierde a los tres meses. Los machos están 18 meses con los polluelos, defendiéndolos y enseñándoles cómo encontrar comida.​ Los polluelos crecen muy rápidamente y son maduros sexualmente a los 12 o 14 meses; aunque pueden permanecer con su grupo familiar durante otros seis meses tras los que se separan para criar durante su segunda estación. Los emúes viven entre 10 y 20 años en estado salvaje.

El emú ha sido en ocasiones tan abundante en algunas zonas que se ha convertido en plaga. Antes de la época de reproducción invade los campos de cereales y los abrevaderos para ganado. En 1932 cuando los veteranos de guerra del ejercito Australiano se establecen en los terrenos que les cedió el gobierno, uno de los problemas con los que se encontraron fue con la invasión de sus nuevas granjas por los emús. Eran tantos y tan rápidos que no conseguían eliminarlos ellos solos por lo que solicitaron la intervención del ejercito Australiano. El gobierno la acepta comenzándose así una guerra sin cuartel contra el emú liderada por el Major G.P.W. Meredith del del séptimo cuerpo de la Real Artillería Australiana. Podeís leer la divertida narración de como los emúas casi le ganan la guerra al Mayor Meredith en este escrito de Bec Crew para la versión On line del Scientific American

The Great Emu War: In which some large, flightless birds unwittingly foiled the Australian Army

De paso en esta dirección también podeis ver un video de como atraer a los emús haciendo la bicicleta patas arriba ;-)