Buscador

sábado, 25 de noviembre de 2017

Rubia gallega

No hace mucho que hablé de la raza de una vaca y recorríamos los siguientes peldaños de la clasificación taxonómica del animal

Filo Chordata
Clase Mammalia
Subclase Theria
Infraclase Eutheria (Placentalia)
Orden Artiodactyla
Suborden Ruminantia
Infraorden Pecora
Familia Bobidae
Subfamilia boninae
Género Bos

Llegamos al Bos primigenius y despues vimos entonces cuales eran las razas españolas reconocidas de acuerdo con el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. El que quiera recordar esto solamente tiene que consultar Simmental una vaca extranjera.

Pues bien, de todas las razas españolas, las razas autóctonas gallegas son la Rubia gallega, Cachena, Caldelá, Frieiresa, Limiá y Vianesa. Todas, salvo la rubia, tienen su origen y principal medio de desarrollo la provincia de Ourense, que es la gran reserva de la biodiversidad bovina de Galicia. Pero si alguna de ellas es la vaca gallega por excelencia es la Rubia gallega, por eso hablaré hoy de ella.

La vaca Rubia Gallega se caracteriza por su gran rusticidad y su capacidad de adaptación a entornos adversos. Es un ganado dócil y de fácil manejo. Tiene unas cualidades maternales excelentes.


Al parecer fueron los celtas los que la trajeron a Galicia, estando emparentadas con la vaca rubia de Aquitania.

En su región natural, Galicia, las vacas se desarrollan sobre un suelo granítico y pizarroso; en un clima lluvioso y húmedo; y con unas temperaturas medias de 12 a 14ºC. La raza abarca toda la comunidad autónoma gallega si bien su foco central se encuentra en la provincia de Lugo en la que se encuentra el 75 % del censo. Además se localizan puntualmente explotaciones de la raza Rubia Gallega en otras Comunidades Autónomas como Castilla y León, Madrid, La Rioja o Aragón.

Es un animal de perfil recto o ligeramente subconvexilíneo, de aspecto global equilibrado, dotado de longitud, profundidad, y cierta ampulosidad y anchura. Es de un tamaño medio y proporcionado. La altura de la cruz es de 149 cm en los machos y 138 en las hembras y el peso es de 1.300 kg en los machos y 600 kg en las hembras. El esqueleto es robusto, fuerte y bien desarrollado. Su capa es de color uniformemente rubio, trigueño o canela (capa teixa), admitiéndose oscilaciones que van desde el claro (marelo) hasta el oscuro (bermello).


Se admiten degradaciones centrífugas en las bragadas, axilas, cara interna de los muslos, cara posterior de las nalgas, partes distales de las extremidades, punta de la cola, morro y alrededor del ojo. Los cuernos son de nacimiento posterior, dirigidos hacia delante y arriba. Cortos y gruesos en machos. Su tonalidad es rosada o blanquecina en su base, sin pigmentación, salvo un oscurecimiento hacia las puntas. Las mucosas son sonrosadas. Su tórax es profundo, largo y arqueado; el dorso y los lomos son anchos, planos y musculados; los muslos, nalgas y piernas son convexos, largos y descendidos. Un 55% de la población porta el gen de la miostatina que es responsable de una hipertrofia de la musculatura de las nalgas, dando lugar a vacas mas culonas (algo interesante si se piensan comercializar por su carne).



Son vacas longevas pues viven una media de 21 años. Se las caracteriza como dóciles y mansas, aunque ya he encontrado comentarios de algunos ganaderos en algún foro, avisando que cuando una de ellas sale brava, puede ser el mismo demonio.

Los terneros se crían mediante lactancia natural, con destete a los 7 u 8 meses. Durante la lactancia (210 días) tienen una ganancia media de 1.200 gramos/día.

La raza Rubia Gallega es ampliamente utilizada por el colectivo lechero, aunque es la raza de especialización cárnica más usada en España por inseminación artificial.



El índice de fertilidad es similar a la media nacional en torno al 67 %, el índice de prolificidad, considerado como la relación entre el número total de terneros por madre, es de 5, cifra superior a la media de las razas cárnicas. Es de destacar la facilidad de parto que supera el 85 % de vacas que paren solas. La producción lechera media de las madres en 3ª lactación es de 2.239 kg de leche en 296 días, con 4,4 % de grasa, lo que nos proporciona una media de 7,5 kg /día, cifra considerable para una hembra bovina de aptitud cárnica.



La carne de la Rubia Gallega está amparada por la I.G.P. Ternera Gallega y con su leche se elabora queso de la DOP Cebreiro, DOP San Simón da Costa, DOP Arzúa-Ulloa y la DOP Queso Tetilla.

La raza Rubia Gallega, se emplea en cruces industriales con animales de las razas Holstein, Morucha, Avileña Negra Ibérica y con mestizos en España y con razas cebuínas en Suramérica.