Buscador

lunes, 25 de septiembre de 2017

Vespula vulgaris

El Orden himenóptera  sabemos ya de sobra que lo dividimos en Symphyta y Apocrita, y que estos últimos los subdividimos en dos grupos sin valor taxonómico que son Aculeata y Parasítica.

Aculeta lo dividimos a su vez en tres Superfamilias:

1) Superfamilia Apoidea (hemos visto a Colletes sucintus, Bombus terrestris, Bombus pascuorum y el Género Xylocopa)

2) Superfamilia Chrysidoidea (hemos visto a Hedychrum nobile)

3) Superfamilia Vespoidea (hemos visto a Auplopus carbonarius y Vespa velutina)

La superfamilia vespoidea dijimos que la dividíamos en las siguientes familias

  • Familia Armaniidae - Extinta
  • Familia Bradynobaenidae
  • Familia Chyphotidae
  • Familia Formicidae - hormigas
  • Familia Mutillidae -- hormigas aterciopeladas.
  • Familia Myrmosidae
  • Familia Pompilidae -- avispas pompílidas.
  • Familia Rhopalosomatidae -- avispas ropalosomátidas.
  • Familia Sapygidae -- avispas sapígidas.
  • Familia Scoliidae -- avispas escólidas.Está obsoleta
  • Familia Sierolomorphidae -- avispas sierolomórfidas.
  • Familia Thynnidae
  • Familia Tiphiidae -- avispas tífidas.
  • Familia Vespidae -- avispas típicas.

La familia Vespidae la clasificamos en las siguientes Subfamilias:

  • Subfamilia Eumeninae
  • Subfamilia Euparagiinae
  • Subfamilia Masarinae
  • Subfamilia Polistinae
  • Subfamilia Stenogastrinae
  • Subfamilia Vespinae


Las subfamilias Polistinae y Vespinae contienen solamente especies eusociales.

De Polistinae de momento tenemos nueve especies de la Península Ibérica, todas del género Polistes: atrimandibularis, biglumis, bischoffi, dominula, gallicus, nimpha, semenowi, sulcifer y la recientemente introducida P. major, que no es seguro que se haya establecido definitivamente.


De Vespinae en la Península Ibérica hay 12 especies: del género Dolichovespula tenemos a adulterina, media, norwegica, omissa, saxonica y sylvestris; del género Vespa a crabro y  velutina y finalmente del género Vespula a austriaca, germanica, rufa y vulgaris.

Tres de estas especies (adulterina, omissa y austriaca) son "parásitos sociales", especies que carecen de obreras y simplemente invaden un nido de la especie que parasiten para que las obreras de la colonia invadida críen a la descendencia de la hembra parásita.


Género Vespula

Vespula es un género de avispas sociales de amplia distribución en el hemisferio norte. Las especies de Vespula tienen un espacio óculo-malar corto y una tendencia más pronunciada a hacer nidos subterráneos que las del género Dolichovespula. Las hembras poseen un aguijón liso que no pierden al momento de picar, por lo que una misma avispa puede atacar varias veces a su víctima.

Vespula vulgaris

La palabra Vespula es un diminutivo del latín "vespa" que significa avispa.
vulgaris también deriva del latín "vulgaris, -e" que significa relativo al público, que pertenece a todo el mundo, es decir común o vulgar.


Esta especie de Vespula se encuentra distribuida por toda la región holártica, es decir, que puede encontrarse casi en cualquier punto del hemisferio norte por encima del paralelo 30. Hace aproximadamente 40 años fue detectada por primera vez en Australia y Nueva Zelanda (Moller et al., 1987; Clapperton et al). A menudo se dice que también está presente en América del Norte, en cuyo caso se llama avispa común pero un estudio de 2010 señala que la población de América del Norte es una especie separada conocida como Vespula alascensis.

Las obreras adultas de las avispas comunes miden unos 12-17 mm de la cabeza en el abdomen, mientras que la reina hace unos 20 mm. 

Tienen una cabeza de color negro con el clípeo, genas y mandíbulas amarillas. Presentan una mancha en forma de ancla o de daga en la cara y en la mitad de la gena una mancha negra, estas dos características son de utilidad para diferenciarla de Vespula germánica que en la cara tiene tres puntos negros y la gena es siempre toda amarilla. En los senos oculares lleva una mancha amarilla que en su extremo posterior es cóncava en el borde interno, lo que la diferencia también de Vespula germanica que la tiene convexa. El tercer diente de las mandíbulas  tiene el canto casi recto y acaba en un ángulo de poco menos de 90º, otra diferencia para distinguirla de Vespula germanica. Las antenas son negras y tienen 12 o 13 segmentos.


El tórax es negro y las líneas diagonales del pronoto tienen los bordes paralelos en todo su recorrido.  El abdomen se une al tórax por un pedúnculo marrón negruzco, y cada terguito presenta una coloración amarilla brillante y bandas o marcas negras con puntos negros en la espalda (Terga gastralia) que suelen estar fusionados con los anillos negros, mientras que en V. germanica, no.


El primer segmento abdominal tiene la mancha negra con una base amplia, mientras que la Vespula germanica la tiene en forma de punta de flecha y mas pequeña.


Esquema del dibujo del abdomen de distintas clases de Vespula vulgaris:


Las alas son largas y translúcidas y las patas amarillas con las coxas y parte del fémur negros. Cuando vuela, encoje las patas. Los machos sólo pueden ser identificados si se les observa la genitalia bajo lupa (Jacobson et al., 1978).



Vespula vulgaris se diferencia fácilmente de V. rufa y V. austriaca por tener los senos oculares casi enteramente amarillos, por el color de la pilosidad larga del primer tergo (pálida en V. vulgaris pero negra en las otras dos especies) y por la arista occipital larga. De V. rufa la diferencia además la falta de zonas rojizas en la base del abdomen.



Estos animales viven en colonias de hasta 5000 miembros, que duran sólo un verano. La reina, que pasa el invierno aletargada, comienza en primavera a construir el nido que está hecho de fibras de madera masticadas y mezcladas con saliva. El nido consta de celdas abiertas y una columna cilíndrica llamada "pecíolo" que une el nido al sustrato.

En primavera la reina construye el pecíolo y una celda al final. Después añade seis celdas alrededor de la inicial, dando lugar a la característica forma hexagonal de las celdas. Cuando ha construido 20-30 celdas deja un huevo en cada celda, y una vez se eclosionan la reina se dedica a alimentarlas con zumos e insectos masticados. Además se dedica a la ampliación del nido.  Una vez las larvas alcanzan el tamaño final, cubren las respectivas celdas e inician la metamorfosis: se convierten en pupas y finalmente en adultas. Cuando las adultas emergen como obreras, se encargan de la búsqueda de alimento, del cuidado de las crías y del mantenimiento del nido. La reina, que ahora es alimentada por las obreras, concentra toda su energía en la reproducción.  El nido, que es esférico, se construye de arriba hacia abajo, con sucesivas crestas de celdas separadas por peciolos. Las larvas de reina son criadas en las celdas más grandes de las crestas inferiores.  A finales del otoño, la reina del nido genera los machos y futuras reinas. Las nuevas reinas fecundadas hibernan en un agujero o algún otro lugar protegido, a veces en edificios y, al principio de la primavera, comienzan una nueva colonia.
El nido finalizado puede contener entre 5.000 y 10.000 individuos. Las colonias normalmente duran un año, y todos los individuos menos la reina mueren a principios de invierno. Los nidos de avispa se reutilizan de un año para otro.

Vespula vulgaris es una avispa carroñera y depredadora. Su alimentación se compone de carbohidratos, especialmente néctar (como fuente principal) y proteínas, obtenidas a partir de una gran variedad de invertebrados (especialmente dípteros, lepidópteros y arañas) (Harris, 1991). También, se las ha observado alimentándose de cebos muertos, como carne de pollo y pescado (Harris & Etheridge, 2001). Los adultos se alimentan de néctar y fruta dulce  si pueden, también invaden los nidos de abejas melíferas para robarles la miel.

Las avispas producen sustancias químicas que repelen las hormigas y la segregan alrededor del peciolo para evitar la depredación. Las avispas comunes están sujetas a depredación por parte del halcón abejero, que excava los nidos para obtener las larvas. El sírfido Volucella pellucens y especies cercanas ponen sus huevos en los nidos de las avispas, y sus larvas de alimentan de avispas jóvenes y adultas muertas. Las arañas son también depredadoras de esta y otras especies de avispa.