Buscador

sábado, 5 de agosto de 2017

Onychogomphus uncatus


Cuando hablé de la cópula de los caballitos del diablo, di la lista de Odonatos de la península Iberobalear. El que quiera puede consultarla para ver que hay tres especies de Onychogonphus que podríamos encontrarnos en nuestra geografía. La más escasa en tiempo  -se la puede ver apenas dos meses al año-  y en espacios es la Onychogomphus costae, Un gónfido sin ningún trazo negro, casi toda el en colores amarillos y pardos claros. Las otras dos son más frecuentes, fáciles de encontrar y confundir a primera vista: Onychogomphus forcipatus subespecie unguiculatus y Onychogomphus uncatus. Las vistas cenitales de las dos especies son casi idénticas, con su forma de clavo pero con diferencias de anchura y abundancia de los trazos negros.


Onychogomphus forcipatus (Linnaeus, 1758)

La palabra Onychogomphus deriva del griego"onyx, -ikos" que significa, uña y de "gomphos, -ou" que significa clavija o clavo. Forcipatus probablemente venga del latín "forceps" que significaba belleza y que en origen designaba a las tenazas de los herreros. Este término se compone del la raíz "for-" que es idoeuropea y significa calentar y "ceps" de la raíz "kap" de capere qiue significa coger, tomar o sostener. Forceps era pues "lo que sostiene lo caliente".

De esta libélula tenemos tres Subspecies en Europa
  • Onychogomphus forcipatus var. albotibialis Schmidt, 1954
  • Onychogomphus forcipatus var. forcipatus (Linnaeus, 1758)
  • Onychogomphus forcipatus var. unguiculatus (Vander Linden, 1820)

Esta especie de libélula es bastante común y se distribuye por Europa, Norte de Africa (Algeria, Marruecos, Tunez), Armenia, Azerbaijan, Iran, Kazakhstan, Lithuania y Turkmenistan. En la Península está aparentemente ausente en la cornisa cantábrica y Galicia.

Los adultos vuelan entre junio y septiembre, cerca de cursos de agua. Fácil de encontrar en torrentes de aguas limpias.

La cabeza presenta la cara jaspeada de negro y amarillo. Los ojos, muy separados entre sí y vertex con una mancha amarilla. El tórax es amarillo con unas líneas anchas y sinuosas en los costados que forman una doble O en vista cenital, ya que la mancha antehumeral se une a la línea central. Las patas tienen las tibias negras y los fémures negros y amarillos. El abdomen es negro con manchas dorsales amarillas, que son aproximadamente triangulares y constreñidas en el centro de los segmentos del 2º al 7º, y en el macho es fino en la base y netamente dilatado en los segmentos del 7º al 10º, mientras que en la hembra es cilíndrico y paralelo. El triángulo anal está formado por dos celdillas. Las alas totalmente hialinas tienen un pterostigma negro alargado. La base de las alas posteriores es redondeada en las hembras y angulosa en los machos.

Las hembras ponen unos 500 huevos por puesta dentro del agua. La larva vive en el fondo enterrada en el limo y tarda unos 3-5 años en completar su desarrollo.

Onychogomphus uncatus (Charprentier, 1840)

Elemento íbero-magrebí (Torralba-Burrial y Ocharan, 2007), con una distribución centrada en el oeste de la cuenca mediterránea: Península Ibérica, Marruecos, norte de Argelia y Túnez, oeste y sur de Francia, e Italia. En Francia, Península Ibérica y Marruecos son numerosas las citas posteriores a 1980. La Península Ibérica forma el núcleo central de su distribución.


Onychogomphus uncatus macho

Onychogomphus uncatus requiere ríos y arroyos de aguas bien oxigenadas,limpias cristalinas, fondo arenoso y márgenes relativamente desprovistos de vegetación. Suelen posarse sobre piedras, aunque no es extraño verlos también sobre la vegetación cercana al agua. Se distribuye de forma dispersa por la Penínusla Ibérica en áreas montañosas. No es una especie muy abundante. Las larvas prefieren aquellos ríos con sedimentos formados por piedras, gravas y arenas, y no los de limos y fangos Necesitan además una cierta calidad de las aguas y, de hecho, los adultos se encuentran preferentemente en tramos con un estado ecológico bueno o muy bueno.

Sus larvas presentan una menor actividad que las de O. f. unguiculatus, lo que se ha interpretado como un comportamiento antipredación que posibilita su coexistencia con Cordulegaster boltonii, aunque exista un desplazamiento de microhábitats.

La actividad de los imagos o adultos comienza a finales de Marzo y termina a finales de Septiembre.

Los machos adultos son agresivos frente a sus congéneres, pero no defienden un territorio por largos períodos de tiempo, cambiando a menudo de percha. Suelen permanecer posados sobre las piedras que sobresalen del río, las que están en las orillas o sobre la arena, en menor medida sobre ramas caídas o sobre la vegetación.

Aunque emergen un número relativamente similar de machos que de hembras en el momento de la reproducción en el río esta proporción está muy sesgada hacia los machos, pasando menos tiempo las hembras allí. La ausencia de cortejo y la proporción sexual altamente sesgada requieren una cierta rapidez de enganche, lo que facilita que se formen tándems interespecíficos. Cuando las hembras son correctamente detectadas, los machos las enganchadas por los ojos rápidamente, produciéndose la cópula en la orilla o la vegetación próxima. La puesta no se produce necesariamente de forma inmediata tras la cópula, sino que las puestas retrasadas se extienden durante todo el día.

Al igual que ocurre con el desarrollo larvario, la duración del desarrollo embrionario dependerá de la temperatura.


Onychogomphus uncatus macho

Gónfido de tamaño medio de 46 a 52 mm. Cabeza con los ojos completamente separados, de color azul y la cara amarilla marcada por machas negras un poco más reducidas que las de O.forcipatus. Vértex (placa que separa ambos ojos) completamente negro. El tórax es amarillo con bandas anchas de color negro en el costado  surcado por varias suturas "manchadas" de negro. Las hembras tienen las tibias con una fina línea dorsal amarilla y los fémures son más amarillos. El pterostigma es negro ligeramente más largo. El abdomen del macho presenta las machas amarillas dorsales triangulares en los segmentos del 2º al 8º.


Onychogomphus uncatus macho

De aspecto muy similar a la cogenérica se distingue por tener la banda negra meso-metapleural ligeramente separada de la metaepisternoepimeral,



La línea negra mesometapleural separada de la metaepisternoepimeral
 vertex es completamente negro.

los apéndices anales superiores sin diente subapical y la lámina vulvar femenina con dos apéndices delgados, acodados y convergentes. El triángulo anal está formado por tres celdillas. Apéndices anales masculinos fuertes y curvos, sin ángulo inicial ni torcimiento final y claramente visibles que son además el origen de su nombre específico.


Tres celdillas anales y los apéndices anales curvados.

En nuestro país se considera especie vulnerable en el libro rojo de los Invertebrados de España y debería ser considerada como “casi amenazada”. Sin embargo su protección legal no esta catalógada a nivel estatal.