Buscador

sábado, 1 de julio de 2017

El simpático Erinaceus europaeus

El filo chordata incluye a todos los animales que tienen notocordio (durante su desarrollo embrionario al menos) y tiene 4 subfilos: Urochordata, Cephalochordata, Craniata y Vertebrata. Lanimales cordados son los vertebrados, que históricamente hemos clasificado a su vez en diez clases agrupadas en tres superclases: Superclase Agnatha para los que no tienen mandíbulas, superclase Gnathostomata para los que sí las tienen y Superclase Tetrapoda para los que tienen cuatro extremidades. Esta ultima superclase la dividimos en cuatro clases: Amphibia (anfibios), Reptilia (reptiles), Aves (aves) y Mammalia (mamíferos).

Hoy hablaré de un simpático animalillo de la Clase mammalia muy común en Galicia, muy apreciado por todos y víctima frecuente de accidentes de tráfico: nuestro amigo el erizo común  (Erinaceus europaeus.  Linnaeus, 1758).

El nombre de Erinaceus viene del latín "ericius, ii" que significa erizo y el término europaeus está claro que de Europa. Como vemos la etimología del nombre taxonómico no tiene ninguna ciencia.

El erizo común europeo antiguamente estaba incluido dentro del orden Insectivora, pero hoy lo clasificamos dentro del orden Erinaceomorpha, creado para mamíferos placentarios. Este orden en una sola familia (Familia Erinaceidae) todos los erinaceidos.

Esta familia la dividimos en dos subfamilias (Erinaceinae y Galericinae) con cinco géneros cada una si no contamos los géneros extintos:

Subfamilia Erinaceinae

    Género Atelerix
    Género Erinaceus
    Género Hemiechinus
    Género Mesechinus
    Género Paraechinus

Subfamilia Galericinae

    Género Echinosorex
    Género Hylomys
    Género Neohylomys
    Género Neotetracus
    Género Podogymnura
    Género Deinogalerix (extinto)
    Género Tetracus (extinto)

El género Erinaceus se originó en mitad del mioceno y engloba a los conocidos como erizos de orejas cortas que viven habitualmente en bosques poco densos, entre la maleza y en muchas ocasiones en terrenos próximos al ser humano. Son animales nocturnos que se alimentan fundamentalmente de insectos, lombrices y pequeños vertebrados.

Las especies que engloba este género son:
  • Erinaceus amurensis: Erizo de Manchuria
  • Erinaceus concolor: Erizo oscuro oriental
  • Erinaceus europaeus: Erizo común
  • Erinaceus roumanicus: Erizo de pecho blanco norteño

Erinaceus europaeus. Linnaeus, 1758 

Este erizo se distribuye por la región Paleártica, excepto el Himalaya y el Norte de África. También se halla en islas del Mediterráneo. Ha sido introducido en Gran Bretaña y en Irlanda, así como en Nueva Zelanda. En la Península Ibérica ocupa todo el territorio, compartiendo parte del mismo con su congénere el erizo moruno, que ocupa una estrecha franja a lo largo de toda la costa mediterránea. Puede encontrarse desde una altura al nivel del mar hasta los 2.400 msnm

El erizo común vive en espacios abiertos en los que haya matorrales en los que esconderse, en bosques perennifolios y caducifolios, en terrenos cultivados o incluso en dunas de arena y pedregales. No le gustan en general los lugares demasiado húmedos ni demasiado frios.  En galicia no es raro verlo en el rural paseándose al anochecer por nuestro huerto, donde puede morir por el uso de pesticidas, o cruzando una carretera, donde suele ser víctima de atropello. Si no muere en la carretera o envenenado vive de 5 a 7 años (hasta 10 en cautividad y  con cuidados). En el primer año de vida, la mortandad es del 70 %, aproximadamente. Pero hay otros peligros que acechan al erizo además del hombre: los perros y los gatos, el zorro, el tejón, la garduña, el urón, el jabalí, las águilas, el ratonero común, el búho real, las lechuzas, el cárabo común, el cuervo y la urraca; todos ellos pueden utilizar al erizo como grata vianda. El zorro, además, haciendo gala de su astucia, orina encima del erizo y lo obliga a desenrollarse para después morderle en el hocico.

Nuestro amigo no figura como amenazado según la lista de ICONA, pero sí aparece en al Capítulo III del Convenio de Berna, según el cual su supervivencia podría verse amenazada de no adoptarse medidas especiales.
El territorio del erizo varía según el alimento disponible de la zona, entre 5,5 y 102 hectáreas. Los machos son agresivos y consideran de su propiedad mayor territorio del que usan para cazar. Las hembras suelen tener territorios menores.

Este erizo es omnívoro y glotón. Le encantan en especial los artrópodos (babosas, gusanos, lombrices de tierra, milpies y ciempies, moluscos) y los vertebrados de pequeño tamaño (ranas, lagartijas, culebras, musarañas, ratoncitos y polluelos). También come bayas, bellotas y castañas. Los huevos de gallina son demasiado grandes para que pueda cascarlos con facilidad con sus dientecitos, por lo que en caso de entrarnos en el corral se iría antes a por un polluelo recien salido del cascarón. En tiempos se decía que este erizo era inmune al veneno de la vívora y que se atrevía a utilizarla de alimento. Hoy en día se sabe que sí que puede comer vívoras, pero lo de su inmunidad a la picadura es pura leyenda.

Son animalitos de olfato muy desarrollado (siendo capaces de oler el alimento enterrado a 3 cm de profundidad) y de hábitos predadores nocturnos. Cuando sale en busca de alimento suele hacer el mismo recorrido todas las noches y tiene varios refugios repartidos por su territorio, cambiando de uno a otro con frecuencia. No es demasiado precavido y se puede escuchar sus pasos cuando sale de caza o roncar cuando está en la guarida durmiendo. Es excelente nadador y escalador pudiendo llegar a andar 2 o 3 km en una noche, a una velocidad media de 3 m por minuto. Es solitario por naturaleza salvo en la época de reproducción. Hibernan en alguno de sus refugios de octubre a abril, resguardado por una capa de hojas secas y musgo.  Dormido consume unos 2 g de grasa cada día. Para combatir la acidosis debida a las hipotermias, ha de despertar al menos una vez a la semana aproximadamente.
El erizo común europeo tiene comportamientos de acicalado, arreglándose con las patas ensalivadas y la lengua las púas y el vientre. En este fenómeno interviene el órgano de Jacobson, que da lugar a una sobresalivación. Se desconoce aún la utilidad de este rasgo del comportamiento, pues ni contribuye a la limpieza del cuerpo ni sirve para repeler a los numerosos parásitos cutáneos que puede tener el erizo como ácaros, pulgas y garrapatas.

El erizo común es de aspecto algo aplanado, macizo  y rechoncho. Pesa alrededor de 1 kg y mide 130 a 300 mm de largo y 120 a 150 de alto. La cola mide de 2 a 4 cm.Los machos son ligeramente más grandes y más pesados que las hembras.

En el erizo, los pelos propios de los mamíferos se han transformado en púas córneas rígidas. Tiene unas 5000 púas rígidas que cubren el dorso y las superficies laterales del cuerpo, excluyendo las extremidades y la cara. Las renueva por completo cada año y medio, más o menos. Son de un color crema blanquecino en la base y en la punta, con bandas de colores negro, marrón y blanco entre medias. Su grosor es de 1 a 2 mm y su longitud es de 2 a 3 cm. Al igual que los pelos, cada púa presenta un músculo estriado para poder erguirlas y relajarlas. Cuando están erguidas, se entrecruzan unas con otras formando una masa difícil de penetrar, cosa que ocurre cuando se enrolla porque se ve amenazado escondiendo cabeza y extremidades.
En la cara, en el vientre y en las extremidades, el erizo común presenta pelo de color marrón. La pelambre, que se renueva constantemente, presenta una franja más oscura entre la frente y las púas de la cabeza, y otras, más anchas, en los laterales del hocico, desde el morro hasta los ojos. Los machos tienen el vientre de un color que varía entre el pardo y el marrón amarillento; las hembras, lo tienen de color gris. Las zonas exentas de pelo (la de alrededor de los ojos, las orejas, las patas y el hocico) son de un color negruzco. Hay ejemplares albinos, con la piel de color rosado y los ojos rojos y debido a un gen recesivo hay algunos con espinas de color crema y ojos más oscuros (erizos rubios).

El morro es grande, negro, constantemente húmedo, muy móvil y con un hocico acabado en punta y con 36 dientes bien desarrollados (20 superiores y 16 inferiores). Los ojos son redondErinaceus europaeus.  Linnaeus, 1758 os pequeños. Las orejas también son pequeñas y redondeadas, de unos 2 o 3 cm de longitud, con una distancia entre ellas menor que la que hay de los ojos al morro, y están recubiertas de piel. Pero el erizo es capaz de oír frecuencias entre 250 y 60 000 Hz: las más altas se sitúan en el ámbito de los ultrasonidos. Tiene una voz ronca con la que emite resoplidos y silbidos.

Las extremidades posteriores son ligeramente más largas que las anteriores, y los pies traseros más grandes que los delanteros. Cada pata tiene cinco dedos con garras (el primero y el quinto son más pequeños que el resto) y en la planta almohadillas pues son animales plantígrados.

El periodo reproductor del erizo común europeo va de abril a agosto.  Para llamarse, los erizos comunes emiten unos sonidos parecidos a silbidos. Durante el cortejo, el macho corre en círculos alrededor de la hembra durante varias horas antes de acercarse. La hembra que no está receptiva mantendrá erizadas las púas e incluso atacará al macho si se acerca demasiado. También puede verse a varios machos en tropel siguiendo a la hembra con el hocico arrimado a la cola de ella.

El pene del macho es de tamaño reducido y suele estar pegado al abdomen, a unos cinco centímetros del ano. Los testículos no son visibles externamente. El vestíbulo vulvar de la hembra está a unos dos centímetros del ano.
El macho mordisquea las púas de la hembra. Ella, cuando esté lista, agachará el lomo y relajará las púas para que no supongan un impedimento. El macho se sujeta con los dientes al hombro de la hembra durante la cópula que dura entre unos 30 y unos 180 minutos. Tras varias cópulas consecutivas, una y otro seguirán su camino en solitario. Después de la cópula el macho se desentiende de su descendencia. La gestación dura dura de 35 a 40 días y las crías (entre 1 y 9) nacen con los ojos cerrados, desnudas y de un color rosáceo, miden en ese momento de 6 a 9 cm y pesan Erinaceus europaeus.  Linnaeus, 1758 de 11 a 25 gr.  A los 3 días disponen ya de unas espinas duras de color blanco, A los 11 días, los ya son capaces de enrollarse en una bola, y a los 14 días abren los ojos,  momento en que suelen pesar unos 70 gramos. A los 20 días dejarán de mamar de los 5 pares de pezones de su madre y a partir del mes de vida, ya acompañan a la madre en sus salidas. A partir de las 5 ó 6 semanas se independizan, y para cuando llegue el invierno deberán alcanzar los 400 gr. de peso. 

A los 10 meses alcanzan la madurez sexual. A finales del otoño las crias comienza el letargo en el fondo de una madriguera cálida y seca, resguardados por una capa de hojas, y no volverán a emerger hasta abril.

Posibles subespecies

Erizo de Europa Occidental (Erinaceus europaeus europaeus)
Erizo de Portugal (Erinaceus europaeus hispanicus)
Erizo sardo (Erinaceus europaeus italicus)
Erizo transcaucásico (Erinaceus europaeus transcaucasicus)
Erizo coreano (Erinaceus europaeus koreensis)