Buscador

martes, 20 de junio de 2017

Ergates faber: el escarabajo carpintero

Hace bien poco, cuando hablé de Ruptela maculata introduje a los Cerambícidos y dije que son escarabajos longicornios, polífagos, de largas antenas (casi siempre más largas que el cuerpo) que sus larvas suelen ser xilófagas.

La familia cerambycidae engloba las siguientes subfamilias:

Anoplodermatinae
Apatophyseinae
Cerambycinae
Disteniinae
Dorcasominae
Lamiinae
Lepturinae
Necydalinae
Oxypeltinae
Philinae
Prioninae
Spondylidinae
Vesperinae

Los prioninos (Familia Prioninae. Latreille, 1804) son escarabajos de colores generalmente oscuros (marrrón o negro), gran tamaño corporal (25-70 mm), antenas largas y grandes mandíbulas. Son generalmente nocturnos y la mayoría de los tienen larvas que se alimentan de madera y raíces en descomposición (xilófagas).

Conocemos las siguientes tribus:
  • Acanthinoderini
  • Acanthophorini
  • Aegosomatini
  • Anacolini
  • Cacoscelini
  • Callipogonini
  • Calocomini
  • Cantharocnemini
  • Ergatini
  • Eurypodini
  • Hopliderini
  • Macrodontiini
  • Macrotomini
  • Mallaspini
  • Meroscelisini
  • Prionini
  • Rhaphipodini
  • Solenopterini
  • Tereticini
  • Vesperoctenini.

La tribu Ergatini (Fairmaire, 1864) engloba los siguientes géneros con sus respectivas especies:

Apocaulus Quentin & Villiers, 1977

A. abyssinicus Bjønrstad & Jiroux, 2010
A. colmanti (Lameere, 1912)
A. dargei Quentin & Villiers, 1977
A. foveiceps (Harold, 1878)
A. rivalus (Gilmour, 1954)
A. schenklingi (Lameere, 1912)
A. thoracicalis (Jordan, 1894)

Callergates Lameere, 1904

C. gaillardoti (Chevrolat, 1854)

Ergates Audinet-Serville, 1832

E. faber (Linné, 1767)
Fe. aber opifex Mulsant, 1851

Eudianodes Pascoe, 1868

E. congolensis Quentin & Villiers, 1977
E. francottei Bouyer, 2016
E. hecqi Bouyer, 2016
E. jirouxi Bouyer, 2016
E. nonfriedi Lameere, 1903
E. swanzii Pascoe, 1868
E. tanzaniensis Quentin & Villiers, 1977

Trichocnemis LeConte, 1851

T. pauper (Linsley, 1957)
T. spiculatus (LeConte, 1851)
T. spiculatus neomexicanus Casey, 1890


Ergates faber (Linné, 1767)

Otros posibles nombres de la misma especie son

Ergates ferox (Voet, 1778)
Ergates portitor (Schrank, 1781)
Ergates bulzanensis (Laicharting, 1784)
Ergates serrarius (Panzer, 1793)
Ergates obscurus (Olivier, 1795)
Ergates crenatus (Fabricius, 1801)
Ergates lugubris (Dejean, 1837)
Ergates grandiceps (Tournier, 1872)

A Ergastes faber se le conoce vulgarmente como escarabajo carpintero (faber en latin significa carpintero) ya que sus larvas son Xilófagas y viven de la madera en descomposición de las coníferas que llevan un par de años muertas (nunca de las vivas), en España sobre todo de pinos y abetos. Excepcionalmente se ha descrito a la especie sobre leño de frondosas.

Es una especie de distribución euromediterránea, estando presente en la mayor parte de Europa, Norte de África, Turquía y Cáucaso.

Es un escarabajo de color negro y gran tamaño, pudiendo legar a una longitud de 6 cm. Es el segundo en tamaño de la fauna Europea tras el ciervo volador (Lucanus cervus). Los adultos son de hábitos nocturnos pero pueden ser atraídos por la luz ultravioleta. Son poco propensos a la huida cuando es descubierta, aferrándose fuertemente con las patas a los troncos sobre los que se pueden encontrar.
Presenta dimorfismo sexual siendo los machos de color oscuro pardorojizo y las hembras de un color mas achocolatado. Las antesnas del macho son mas largas que el cuerpo siendo las de la hembra mas cortas. Los machos tienen dos placas triangulares deprimidas en la parte central del pronoto mientras que las hembras tienen el pronoto mas historiado y con unas espinas en sus bordes externos. Los fémures de las patas anteriores de los macho son mas largos y robustos que los del resto de las patas.

Tanto machos como hembras tienen abundante pilosidad de color pajizo-amarillento en las superficie ventral que asoma en la parte dorsal a la línea de contacto en cabeza y pronoto.

Las larvas tardan varios años en transformarse en adultos, previo paso por la fase de pupa. Los adultos emergen de los troncos entre julio y agosto, abriendo con sus mandíbulas la superficie del tronco que aún cubre el extremo final de las galerías excavadas por las larvas. Ocasionalmente podremos observar ejemplares adultos en junio y en septiembre, pero en este último caso se
tratará de ejemplares al final de su ciclo vital.