Buscador

viernes, 9 de junio de 2017

Hay moscas y moscas

Reconozco que desde pequeño me han gustado las moscas.

Aunque yo no era de esos niños que se distraen con el vuelo de las moscas, si perdí tiempo en mas de una ocasión viendo su comportamiento, mirándolas de cerca y atrapándolas. ¡Me asombraban sus ojos compuestos y lo que hacían con las patitas traseras!

Como todos los niños jugué con las moscas, e incluso en alguna ocasión hice la perrería habitual de arrancarle las alas a alguna. Mas tardé averigüé que las moscas se vengan de estas perrerías que les hacen las crías de humano, siendo vector de enfermedades para el hombre.

Antes, siendo niño, mi padre ya me había explicado que la mosca se posa en la mierda y después en tí o en tu comida sin haberse lavado las patitas y que para comer de tu plato la comida que le gusta, primero vomita encima de ella para medio digerirla. Reconozco que en su día eso me dio mucho asco (y aún me lo sigue dando), pero no evitó que siguiese teniendo curiosidad por esos bichos insistentes y pertinaces. No se puede decir que mi padre no lo intentara.

La mosca ha sido denostada tanto como ensalzada.


A la mosca le cantó el poeta

Vosotras, las familiares
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares
me evocáis todas las cosas.

¡Oh, viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!

Moscas de todas las horas
de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,
en nada.
¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!
Y en la aborrecida escuela
raudas moscas divertidas,
perseguidas, perseguidas
por amor de lo que vuela.
Yo sé que os habéis posado
sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.
Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.

(Antonio Machado)

Y que bien le puso música y cantó Serrat esta poesía.

A la mosca le dedicó tambien sus pensamientos el filósofo

La mosca debe ser tomada como el símbolo de la impertinencia y la audacia; porque en tanto que los demás animales le huyen al hombre más que a otra cosa, y corren antes que él se les acerque, la mosca se posa sobre su nariz misma.”

(Arthur Schopenhauer)

No me siento pues, culpable de que me gustasen las moscas en la infancia. Después como adulto y debido a mi profesión como médico he aprendido que hay que tener cuidado con ellas como bien me decía mi padre. ¡Pero hay moscas y moscas!.

Distinguirlas no es tarea fácil y precisa dedicación, insistencia y algo de esa curiosidad que todos los niños que juegan con moscas tienen y no deberíamos de perder ninguno nunca.

Mosca es el nombre genérico que damos a ese tipo de insectos con dos alas de los que todos conocemos al menos a la especie vulgar y casera. Como tiene dos alas, pertenece al orden de los Dípteros, dentro del que se han clasificado unas 120.000 especies diferentes. Esto quiere decir que hay mas dípteros diferentes que vertebrados y que el planeta tierra puede que sea más de las moscas que del ser humano.

Los médicos y las organizaciones sanitarias han registrado 21 especies diferentes de moscas que pueden ser vector de enfermedades, principalmente gastrointestinales, debido a la predilección que tienen estos animalillos por los ambientes contaminados, alimentos, desperdicios, secreciones y excretas para alimentarse y a su tendencia a entrar en los edificios en los que se encuentra el ser humano. Las formas en que la mosca puede transmitir los variados: a través de su superficie corporal, mediante regurgitación de comida contaminada o por defecación de patógenos.

Sin embargo, no todas las moscas son iguales.

Los taquínidos (familia Tachinidae) son una familia de "moscas" de la Superfamilia Oestroidea, Subsección Calyptratae del orden de los dípteros, de gran diversidad, conociéndose de momento
1523 géneros, y unas 10.000 especies. Se encuentran en todo tipo de hábitat y son de distribución mundial.

Tiene esta familia además las siguientes Subfamilias: 
  • Dexiinae
  • Exoristinae
  • Goniinae
  • Phasiinae
  • Tachininae
La palabra Tachina viene del término griego "tachinos, -e, -on" que quiere decir rápido, ágil. En griego "tachinas, -ou", hace referencia aun animal rápido y más en concreto a la liebre.

Las moscas adultas de esta familia tienen diferentes aspectos que van desde el poco llamativo de la mosca doméstica a los colores brillantes. La mayoría son robustas y con fuertes setas y tienen antenas de tres segmentos. Son tan
antiguas que parece que su clado se originó en el Eoceno medio.
Aparentemente una mosca normal y asquerosa, ya os adelanto que no lo es, seguir leyendo  ;-)


Y aquí viene lo bueno ¡La mayoría de los taquínidos son parasitoides!

Unas especies parasitan orugas de Lepidoptera y de larvas y adultos de escarabajos, y otras de adultos de Hemiptera o ninfas de Orthoptera.

En ocasiones las larvas se desarrollan dentro del huésped y finalmente lo matan. Raramente son
parásitas de otros dípteros o de otros artrópodos, por ejemplo de los ciempiés. En ocasiones son especialistas de una sola especie de hospedante, pero la mayoría pueden parasitar a varias especies diferentes. Debido a esto muchas de estas moscas son enemigos naturales de algunas plagas y el ser humano puede utilizarlas para luchar contra ellas. Incluso algunas especies de taquínidos se han introducido en países donde no existían con esta intención.

Por si esto fuera poco, como los taquínidos adultos se alimentan de polen y néctar de las flores, son unos agentes polinizadores de importancia, especialmente en altitudes donde las abejas sean escasas.

Pero toda moneda tiene su cara y su cruz, pues algunas especies de taquínido pueden a su vez ser consideradas una plaga respecto a los gusanos de seda que cultiva el hombre.

Ahora quiero hablaros de una especie en concreto:

Tachina fera (Linnaeus, 1761): la mosca erizo

Esta mosca se puede encontrar a lo largo de Europa incluida Escandinavia.

Ya dije antes que Tachina viene del griego y significa rápido o veloz. Fera sin embargo viene del latin "fera, -ae" y significa bestia, salvaje.

Esta mosca tiene un tamaño de de 9 a 14 mm de longitud. Su abdomen es rollizo, de color amarillo miel o anaranjado dividido en dos mitades por una banda negra escalonada que va de arriba a abajo y con abundantes pelos rígidos y erizados o setas alineadas en el extremo. El tórax es de color negro y luce también setas largas y peinadas.
Tachina fera (Linnaeus, 1761) o Tachina reccumbo (Harris, 1776 )

Las larvas de Tcahina fera parasitan orugas de lepidópteros, principalmente de la familia de los noctúidos (familia Noctuidae). Estas larvas perforan el tegumento de la oruga para entrar en su cuerpo, deviorarlas y salir después en forma de pupa. De esta manera Tachina fera controla las poblaciones de Lymantria dispar que suele desfoliar al género Quercus, Lymantria monacha que ataca a una amplia variedad de árboles incluido los frutales, y la Panolis flammea que ataca a los pinos, así como a Ceramica pisi, Cosmia trapezina, Orthosia cruda y la Orthosia cerasi.

La Tachina fera juega de esta forma un papel fundamental en el control de plagas de los bosques, así que será fea para algunos, salvaje para otros, pero cuida de los pulmones de la tierra.