Buscador

martes, 6 de junio de 2017

Pyrhocoris apterus: la chinche roja de fuego

Que a los hemípteros los clasificamos en dos grupos: Homoptera y Heteroptera es algo que ha estas alturas ya tenemos que tener muy claro por la de veces que lo he machacado. 
 
Igual que sabemos ya de memorieta que dentro de los heterópteros tenemos 7 infraórdenes:

•Enicocephalomorpha
•Dipsocomorpha
•Gerromorpha
•Nepomorpha
•Leptopomorpha
•Pentatomomorpha
•Cimicomorpha

Del infraorden Pentatomorpha he hablado largo y tendido en varias ocasiones, repitiendo siempre que dentro de él tenemos las siguientes familias y superfamilias:

Superfamilia Aradoidea
Familia Aradidae Costa 1843
Familia Termitaphididae
Superfamilia Coreoidea
Familia Alydidae Dallas 1852
Familia Coreidae Leach 1815
Familia Hyocephalidae
Familia Rhopalidae Amyot & Serville 1843
Familia Stenocephalidae Dallas 1852
Superfamilia Lygaeoidea
Familia Berytidae Fieber 1851
Familia Colobathristidae
Familia Idiostolidae
Familia Lygaeidae Schilling 1829
Familia Malcidae
Familia Piesmatidae Spinola 1850
Superfamilia Pyrrhocoroidea
Familia Largidae
Familia Pyrrhocoridae Dohrn 1859
Superfamilia Pentatomoidea
Familia Urostylididae
Familia Saileriolidae
Familia Acanthosomatidae Stal 1865
Familia Tessaratomatidae
Familia Dinidoridae
Familia Cydnidae Billberg
Familia Thaumastellidae
Familia Corimelaenidae
Familia Lestoniidae
Familia Phloeidae
Familia Scutelleridae Leach 1815
Familia Plataspididae Dallas
Familia Pentatomidae Leach 1815
F amilia Canopidae
Familia Megarididae


En la mayoría de las ocasiones he hablado de la Superfamilia pentatomoidea y de la familia pentatomidae, pero hoy le toca a la Familia Pyrrhocoridae de la Superfamilia Pyrrhocoroidea
 
Los pirrocoridos (familia Pyrrhocoridae Fieber, 1860)
  son  insectos cosmopolitas (aunque el mayor número de especies se encuentra en las regiones tropical y subtropical)y en su familia podemos encontrar unas 400 especies diferentes. Son insectos de medianas o grandes dimensiones con un cuerpo largo y  fino que llega en algunas especies a los 3 Cm. Tienen un perfil ovoide u oblongo característico y la librea adornada con colores aposemáticos y diseños llamativos por el contraste de los colores.

La cabeza es relativamente pequeña y de forma triangular , sin ocelos (ojos simples) en la parte superior lo que sirve para diferenciarlos de especímenes  con colores similares de la familia Rhopalidae (como por ejemplo Corizus hyoszyami) o de la familia largidae. Tienen unas antenas divididas en 4 segmentos siendo el segunda característicamente más largo que el tercero. La cara o rostro es particularmente larga. El pronoto es de forma trapezoidal igual que el mesoescutelo. Pronoto, escutelo y hemileitros estan ornamentados con colores y diseños aposemáticos. Pueden tener o no alas, siendo el polimorfismo alar algo característico. Si las alas aparecen son cortas, dejando ver parte del abdomen en la visión dorsal. La membrana del ala anterior tiene una o dos células de las que emergen cerca de 7-8 venas ramificadas que pueden anastomosarse, mientras que las venas principales alcanzan los márgenes del ala. Los pirrhocoris hembra tienen el séptimo segmento abdominal indiviso, característica que los diferencia de otras especies de la familia Largidae similares, que lo tienen dividido en dos por la mitad. Tienen tres segmentos tarsales. Otras características solo son visibles al microscopio como por ejemplo una abertura para una glándula productora de sustancias odoríferas en en segmento mediotorácico, la existencia de tres pelos sensoriales (tricobotrias) sobre los segmentos abdominales 3 al 6 o dos pelos en el sèptimo segmento.

Son insectos fundamentalmente fitófagos (comen semillas y fruta) y tiene predilección por las plantas malvaceas, aunque ocasionalmente muestran una cierta polifagia habiendo especies que se comportan  ocasionalmente como zoofagos y predadores. Pueden mostrar canibalism cosa que se ha visto en la especie Pirrhocoris apterus. Hay especies que se consideran plaga como por ejemplo diversas especies del género Dysdercus que atacan a la planta del algodón y que ocasionalmente son vectores de hongos fitopatógenos.

En estos insectos es muy frecuente el instinto gregario por lo que muchas especies forman grupos numerosos de individuos. 

El Género Pyrrhocoris de esta familia tiene de momento 6 especies:

Pyrrhocoris apterus 
Pyrrhocoris fuscopunctatus 
Pyrrhocoris marginatus 
Pyrrhocoris sibiricus 
Pyrrhocoris sinuaticollis 
 
Hoy os voy a presentar a

Pyrrhocoris apterus (Linnaeus, 1758) 


El término Pyrrhocoris deriva de las palabras griegas “pyrrhos”, rojo + “koris”, chinche.  Apterus viene también del griego “ápteros, -os, -on” que quiere decir sin alas.

Vulgarmente los anglosajones conocen a la especie con el nombre de insecto de fuego o soldado rojo. Nosotros lo conocemos como Chinche roja, zapatero o chinche de las malvas.

De distribución paleartica , estos insectos se encuentran desde la costa atlántica de Europa al noroeste de China. También se ha encontrado en la India, América Central y Estados Unidos. Recientemente se ha documentado su expansión en las islas británicas

Se las observa frecuentemente en agregaciones, especialmente como formas inmaduras, de entre decenas a cientos de individuos. 

Se hallan asociados a Althaea, Hibiscus, Malva y Tilia, de cuyas semillas se alimentan y de su savia; pero tienen preferencia por la Malva sylvestris. Siendo gregarios suelen infestar un único ejemplar, aunque existan más plantas disponibles. A pesar de ser herbívoros, cuando se da escasez de alimento pueden optar por una dieta necrófaga, a partir de los restos de otros animales, y se han descrito casos de canibalismo. Aunque pueden encontrarse en cualquier época del año en grupos bajo las plantas o corriendo sobre el suelo, son bastante sensibles al frío, y dejan de alimentarse cuando bajan las temperaturas. 

El adulto tiene un tamaño de 8,5 a 11,5 mm de longitud (6,5 y 11 mm en machos y los 7 y 12 mm en hembras). Su patrón de coloración es rojo-anaranjado y negro, recordando a la de algunos lygaeidos y ropálidos; en vista dorsal el pronoto está ornamentado en rojo, con una mancha negra central casi rectangular. Sus alas están reducidas y no son funcionales, los hemiélitros son rojos y presentan dos círculos negros, uno mayor en la porción distal (en el centro del mesonoto) y otro menor en la base del ala, próximo al clavus que también es negro.  Si bien son raros existen ejemplares con alas completamente desarrolladas. El mesonoto presenta un borde exterior rojo, siendo negro en la zona del centro incluyendo el escutelo. Cabeza, patas y antenas son negras. Posee unas poderosas piezas bucales chupadoras de jugos vegetales.
La reproducción tiene lugar a principio de primavera; durante la cópula se les observa emparejados pues puede durar de 12 horas a 7 días, se considera que es una estrategia reproductiva del macho para evitar la competencia. 
El ciclo de vida natural (el periodo comprendido desde el huevo hasta la madurez) tiene una duración de entre 2 y 3 meses. La eclosión del huevo ocurre entre 7 y 10 días tras la oviposición. Los huevos recién puestos de P. apterus tienen forma ovoide, de color blanco o blanquecino, que se vuelve amarillo-rojizo casi al final del desarrollo embrionario. El tamaño medio de los huevos disminuye con la edad de la hembra y con bajas temperaturas, lo que afecta de forma negativa a la calidad de la descendencia, ya que cerca de la mitad de la variación del tamaño corporal viene determinada por el tamaño del huevo. Las larvas que eclosionan de huevos pequeños se encuentran en desventaja contra otros competidores caníbales, por lo que la probabilidad de supervivencia de las larvas provenientes de huevos grandes es mayor. 

El desarrollo embrionario natural del P. apterus dura entre 10 y 14 días a temperaturas comprendidas entre los 18 y los 20 °C, pero se puede prolongar hasta los 24 días a bajas temperaturas o acortarse hasta de 6 a 8 días durante las estaciones cálidas y secas del año.

Las larvas pasan por cinco estadios antes de convertirse en adultos, con una duración de entre 17 y 24 días en condiciones de laboratorio constantes, aunque en la naturaleza se alarga considerablemente. Las larvas fracasan en su desarrollo a temperaturas inferiores a los 15 °C, probablemente debido al cese de actividad alimentaria a bajas temperaturas.

Las formas juveniles, ninfas, presentan un patrón distinto a las formas adultas, con menos manchas negras que se pueden limitar a tres pequeños puntos sucesivos en el plano sagital del mesonoto y a los hemiélitros, que son negros como cabeza, antenas y patas.
Durante la metamorfosis las melaninas desaparecen de varias áreas del los lóbulos alares larvarios, que previamente eran negros, y comienza a aparecer el pigmento epidérmico de pteridina. Se han estudiado cambios en la pigmentación de las alas, especialmente extensiones o reducciones del patrón de color negro (melanización), en relación a variaciones de la temperatura, condiciones geográficas, genética, tendencias evolutivas y otros factores.