Buscador

domingo, 14 de mayo de 2017

La mariquita de siete puntos

Bajemos la escalera taxonómica hasta la Superfamilia Cucujidea del Infraorden Cucujiformia.

    Reino: Animalia
    Filo: Arthropoda
    Clase: Insecta
    Subclase: Holometabola
    Orden: Coleoptera 
                      Suborden
                      Adephaga   
                    Archostemata   
                    Myxophaga   
                    Polyphaga
                            Infraórden       
                         Bostrichiformia       
                         Elateriformia       
                         Scarabaeiformia       
                         Staphyliniformia
                         Cucujiformia
                             Superfamilia
                                Cleroidea           
                             Curculionoidea           
                             Lymexyloidea           
                             Tenebrionoidea
                                Cucujoidea

    La superfamilia Cucujidea tiene 31 familias y las siguientes Subfamilias:

    Chilocorinae
    Coccidulinae
    Coccinellinae
    Epilachninae
    Scymninae
    Sticholotidinae

    Los coccinélidos (Coccinellidae. Latreille, 1807) son una familia de insectos coleópteros que reciben diferentes nombres vulgares según la especie y el país: mariquita, catita, vaquita de San Antonio y vaquita de San Antón en Argentina; mariquita, chinita en Chile; mariquita en España, Puerto Rico, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Paraguay, Honduras, Costa Rica y Nicaragua; sarantontón o sanantonito en las Islas Canarias; catarina en México, San Antonio en Uruguay, tortolita en Guatemala y el rio madalena.

    Se encuentran por todo el mundo. Tienen el cuerpo redondeado y con frecuencia colores vivos. Generalmente habitan plantas donde se encuentran sus presas, como los pulgones o áfidos. Muchas especies se alimentan de pulgones, por lo que contribuyen a controlar estas plagas. Ponen los huevos de color amarillo uno por uno o colocados en grupos sobre las hojas o tallos, generalmente en la cercanía de colonias de pulgones.

    Después de una semana, emergen las larvas que tienen seis patas, y gran movilidad. Algunas son espinosas o verrugosas, de color negro con minúsculas manchas blancas o anaranjadas, aunque hay una gran variedad en los colores según la especie.

    Las larvas pasan por cuatro estadios antes de convertirse en pupas. Las pupas se adhieren a las hojas, tallos o rocas, y suelen ser de color anaranjado y negro. Pueden confundirse con excrementos de aves. De la pupa emerge un adulto de color amarillento sin tener aún definidos los colores característicos del adulto; pero los mismos aparecen en unas pocas horas.

    Sus depredadores más comunes son los pájaros; otros son las ranas, avispas, arañas y libélulas. Su desagradable sabor las protege en cierta medida contra sus depredadores.

    Hay más de 4500 especies descritas, entre las que podemos destacar:

    Adalia bipunctata
    Adalia decempunctata
    Anatis ocellata
    Chilocurus stigma
    Coccinella novemnotata
    Coccinella septempunctata
    Coleomegilla maculata
    Cryptolaemus montrouzieri
    Cycloneda sanguinea
    Epilachna chrysomelina
    Epilachna connexa
    Epilachna varivestis
    Eriopis connexa
    Harmonia axyridis
    Harmonia quadripunctata
    Hippodamia convergens
    Hippodamia tredecimpunctata
    Hippodamia variegata
    Psyllobora vigintiduopunctata
    Rodolia cardinalis
    Scymnus loewii
    Semiadalia notata


C. septempunctata (Linnaeus, 1758)

La mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata) es la mariquita más común en Europa.
Tiene una longitud de 6.5-7.8 mm y su cuerpo es ovalado a o ancho y convexo.  La cabeza es negra, con dos puntos blancos. El pronoto es negro y en la mitad del margen anterior aparecen unas manchas semitriangulares blancas. Sus élitros son de color rojo con tres puntos negros en cada uno, y uno más sobre el lugar donde ambos se juntan, lo que hace un total de siete puntos.
Los machos tienen pequeños pelos en el último segmento abdominal.
En caso de peligro, las mariquitas se hacen las muertas, como muchos escarabajos, y en caso de mucho peligro, sueltan un líquido amarillo por las patas que sus predarores encuentran repelente, pero que no parece afectar a los pájaros.
 
Viven prácticamente en cualquier lugar en el que haya pulgones, de los que se alimenta: zonas de matorrales, jardines, campos de cultivo, mas abundante durante el verano. Pueden alcanzar los 2.600 metros de altitud en pastizales y prados de montaña. Invernan bajo hojas o árboles. Anualmente nacen dos generaciones de mariquitas de siete puntos de unas puestas de unos 400 huevos de aproximadamente 1 mm y ovalados, que las hembras depositan bajo las hojas o en las grietas.

Las larvas recién emergidas devoran el propio huevo además de otros infértiles que haya en la puesta.
La larva es de color variable, dependiendo de la temperatura, pero generalmente es grisácea o azulada, muy segmentada, con tubérculos o espinas negros y alguna mancha amarilla en los laterales. Se ha comprobado que una larva de mariquita se puede zampar lo largo de su desarrollo unos 3100 pulgones.

La pupa es de grisácea a negruzca, en ocasiones con márgenes blancos o anaranjados.
Se reconocen como válidas las siguientes subespecies:

Coccinella septempunctata brucki Mulsant, 1866
Coccinella septempunctata septempunctata Linnaeus, 1758