Buscador

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Boa constrictor

No hace mucho hablaba de la Malayoppython reticulatus, un ofidio que forma parte del Superorden Lepidosuria, Infraorden Alethinophidia y Superfamilia Henophidia.

En ese momento explicaba como los henofidios son un grupo formado por las boas, pitones y otras serpientes, que son  consideradas como las especies más primitivas y que carecen de veneno, matando a sus presas por constricción.

Los boidos o boas (Familia Boidae) a diferencia de sus cercanas parientes, las pitones (Pythonidae), son ovovivíparas y a ambos lados de la cloaca presentan espolones que son vestigios de las patas posteriores locomotoras. Entre las boas se encuentran algunas de las especies de serpientes más grandes conocidas. Boidae se divide en las siguientes Subfamilias:

  • Subfamilia Boinae Gray, 1825

        Acrantophis Jan, 1863 — boas terrestres de Madagascar
        Boa Linnaeus, 1758 — boa
        Candoia Gray, 1842
        Chilabothrus Duméril & Bibron, 1844
        Corallus Daudin, 1803
        Epicrates Wagler, 1830
        Eunectes Wagler, 1830 — anaconda
        Sanzinia Gray, 1849 — boa arborícola de Madagascar
        †Bavarioboa Szyndlar & Schleich, 1993
        †Boavus Marsh, 1871
        †Tallahattaophis Holman, 1988
     †Titanoboa Head, Bloch, Hastings, Bourque, Cadena, Herrera, Polly & Jaramillo, 2009

  • Subfamilia Erycinae Bonaparte, 1831

        Calabaria Gray, 1858
        Charina Gray, 1849
        Eryx Daudin, 1803
        Lichanura Cope, 1861
        †Bransateryx Hoffstetter & Rage, 1972
        †Calamagras Cope, 1873
        †Ogmophis Cope, 1885

  • Subfamilia Ungaliophiinae McDowell, 1987

        Exiliboa Bogert, 1968
        Ungaliophis Müller, 1880


La subfamilia Boinae son especies nativas de América Central, América del Sur, África y el Sureste Asiático. Se reconoce en la actualidad cinco géneros conformados de 28 especies:

1) Género Boa Linnaeus, 1758: contiene 4 especies y 9 subespecies que se distribuyen por México, América Central, Sudamérica, Madagascar y Reunión.

2) Género Candoia Gray, 1843: contiene 4 especies y 2 subespecies que se distribuyen de Samoa y Tokelau al oeste a través de Melanesia, Nueva Guinea y Molucas.

3) Género Corallus Daudín, 1803:  contiene 7 especies y dos subespecies. que se distribuyen por América Central, América del Sur y el Caribe. En América Central se producen en Honduras, este de Guatemala hasta Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Su área de distribución en América del Sur incluye el Pacífico de Colombia y Ecuador, así como la cuenca amazónica de Colombia, Ecuador, Perú y del norte de Bolivia por Brasil a Venezuela, Isla Margarita, Trinidad, Tibago, Guyana, Suriname y la Guayana Francesa. En el Caribe se encuentran en San Vicente, las Granadinas (Isla Bequia, Quatre Ile, Baliceaus, Mustique, Canouan, Maryeau, Union Isle,  Petit Martinique y Carriacou), Granada y las Islas de Barlovento (Antillas Menores).

4) Género Epicrates Wagler, 1830: Contiene 10 especies y 21 subespecies.  Es la denominada Boa arcoiris que se distribuye por América Central a través de Sudamérica hasta el sur de Argentina, asñi como en el Caribe.

5)  Género Eunectes Wagler, 1830: contiene tres especies y una subespecie que se distribuyen por zonas tropicales de América del Sur desde Colombia y Venezuela hacia el sur hasta Argentina.

El género Boa Linnaeus, 1758
es el que contiene a las boas constrictoras, especies que viven en hábitats con poca cantidad de agua, como desiertos y sabana, a la vez que se la puede encontrar en bosques húmedos y terrenos de cultivo. Es un reptil tanto terrestre como arbóreo.

Kluge propuso en 1991 la inclusión en este género de las especies de Madagascar y la isla de la Reunión (los géneros Sanzinia y Acrantophis), sin embargo, posteriormente se ha visto no forman un grupo monofilético con Boa constrictor y la idea se ha abandonado.


Boa constrictor Linnaeus, 1758


La palabra Boa deriva del latín “boa” que significa víbora de agua que chupa la leche de las vacas. Constrictor deriva de “constricto, -are” que significa atar fuertemente.

La Boa constrictor es conocida también como mantona en el Perú, mazacuata en Centroamérica, tragavenao, jiboia y lampalagua en América Latina, matacaballo y tragavenado en Ecuador y en algunas partes de México se le conoce como limacoa.

Hay 10 subespecies de Boa constrictor, que a menudo tienen diferentes nombres comunes:

  • Boa constrictor amarali Stull, 1932  o    Boa de A maral  que se distrubuye por Brasil, Bolivia y Paraguay

  • Boa constrictor constrictor Linnaeus, 1758 o Boa de cola roja que se distribuye por Sudamérica

  • Boa constrictor imperator Daudin, 1803 o Mazacuata, Boa común que se distribuye por América Central y norte de América del Sur

  • Boa constrictor longicauda Price & Russo, 1991 o Boa de Tumbes que se distribuye por el Noroeste de Perú y suroccidente de Ecuador

  • Boa constrictor melanogaster Langhammer, 1983 o Boa de Ecuador que se distribuye por Ecuador y norte de Perú

  • Boa constrictor nebulosa (Lazell, 1964)  de la Dominica

  • Boa constrictor occidentalis Philippi, 1873 o Lampalagua que se encuentra en Argentina, sudeste de Bolivia y Paraguay

  • Boa constrictor orophias Linnaeus, 1758 o Boa de Santa Lucía

Son sinónimos de Boa constrictor imperator: Boa constrictor eques (Eydoux & Souleyet, 1842),  Boa constrictor isthmica (Garman 1883), Boa constrictor mexicana (Jan 1863), Boa constrictor ortonii Cope, 1878, Boa constrictor sabogae (Barbour, 1906) y Boa constrictor sigma Smith, 1943.

El aspecto y las dimensiones varían muchísimo según la subespecie: miden entre 0,5 y 4 m,  habiéndose encontrado especímenes de más de 4 m en estado salvaje.  Presenta una atractiva coloración que consiste en superficies dorsales de tonos rojizos que quedan dentro de un fondo que puede ser blanco, rosado, marrón o dorado, dependiendo de la subespecie o los cruzamientos llevados a cabo en cautividad.



Durante los días próximos a la muda, las serpientes adquieren una piel de color grisáceo poco vistosa y sus ojos se vuelven de color blanco cremoso.

Solo la subespecie Boa constrictor constrictor posee el final de su cola de un color rojizo (boa cola roja).

La cabeza es triangular (vista dorsal) y se distingue del cuello angosto. El hocico se observa truncado si se ve dorsalmente. Los ojos son pequeños y las pupilas están dispuestas verticalmente de manera elíptica. La superficie dorsal de la cabeza está cubierta con numerosas pequeñas escamas.


Las escamas dorsales del cuerpo son lisas, sin fosetas apicales y están dispuestas en filas de 55 y 80 escamas en el cuerpo medio. La placa anal es entera y por lo general los machos cuentan con un par de espolones queratinizados mejor desarrolladas que las hembras. La coloración del dorso es canela o gris con manchas rectangulares o bandas irregulares de color café, usualmente con manchas más claras en el centro. La superficie lateral cuenta con manchas oscuras de centro más claro. La superficie dorsal de la cabeza es canela o gris con una raya delgada en medio de la cabeza que empieza en el hocico y se extiende al resto del cuerpo. La superficie ventral es de color canela claro, gris o crema con manchas irregulares obscuras.


Son animales solitarios y nocturnos. Pasan el día escondidas entre las ramas de los árboles o en algún tronco hueco y salen a cazar al caer la noche. También baja al suelo con frecuencia en busca de agua y es buena nadadora.

Debido a su mala visión, depende de sus escamas termosensibles (fosetas labiales) para detectar a sus presas. Entre ellas se incluyen lagartos, pájaros de tamaño moderado, zarigüeyas, murciélagos, ratas y ardillas. Sienten especial predilección por los murciélagos, a los que capturan desde los árboles en pleno vuelo.

Alcanzan la madurez sexual entre los 2 y los 4 años y se reproduce estacionalmente durante la temporada de lluvias en verano. Llegada la época de reproducción, la hembra comienza a segregar feromonas a través de su cloaca para atraer a los machos. La hembra adquiere una posición rígida característica mientras el macho se mueve lentamente a su alrededor, siempre atento a sus movimientos. Cuando la hembra se muestre receptiva, el macho comenzará a pasar por encima de ella y a constreñirla suavemente. La hembra no ovulará hasta que no haya dado comienzo este cortejo. Tras la cópula la hembra intensifica su nivel de melanina, tomando un color más oscuro para absorber más calor. Es una especia ovovivípara. El tiempo de gestación es de 4 a 10 meses. Durante la gestación la hembra cambiará de muda. El tamaño de la camada de 11 a 60 crías de entre 30 y 40 cm. Los recién nacidos normalmente no empezarán a comer hasta que hayan tenido su primera muda.

El promedio de vida en cautiverio está entre los 20-30 años, aunque se han dado casos de boas que han llegado cerca de los 40 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario