Buscador

miércoles, 20 de enero de 2016

Fetichismo, subrealismo y fotografía

En esta entrada vamos a entretenernos un poco con el subrealismo y los dedos gordos de los pies, gracias al señor Jacques-André Boiffard.
Pero, ¿quién era Boiffard y cual es su relación con los dedos gordos de los pies y la fotografía?.  Sigan leyendo y la cosa quedará clara :)

Jacques-André Boiffard nace un 29 de julio de 1902  en Épernon, Francia. De padre notario, decide no seguir la profesión paterna y comienza estudios en Medicina, pero en 1924 conoce a André Bretón de mano de su amigo Pierre Naville y abandona los estudios médicos para unirse al movimiento subrealista cuando se funda  la Centrale Surréaliste (Oficina de investigación subrealista). En Diciembre de ese mismo año redacta con Paul Éluard y Roger Vitrac el prefacio del primer número de la revista La Révolution surréaliste. Poco tiempo después decide dedicarse a la fotografía y se hace ayudante de Man Ray, colaborando con la revista aportando fotografías.

En 1928 ilustra con fotografías la novela de André Bretón, Nadja y poco tiempo más tarde publica unas fotografías de la primera mujer de Bretón, Simone Rachel Kahn, lo que le cuesta la enemistad con éste y su expulsión del movimiento subrealista. A partir de ese momento se aproxima a Georges Bataille y colabora en su revista "Documents" y su enemistad con André Bretón llega a cotas insospechadas, escribiendo en 1930 un panfleto en su contra titulado "Un cadáver" y uniéndose a la Association des Escrivains et Artistes Revolutionnaires.

A los subrealistas siempre les interesó captar los fenómenos que escapan a la simple vista, revelar con ello una belleza desconocida y de esa manera mostrar las dos realidades opuestas de un mismo objeto, le realidad objetiva y la realidad metafórica. La cámara fotográfica se mostró ideal para mostrar esa transformación y metamorfosis de lo real, un artilúgio revelador de las maravillas ocultas en los objetos mas vulgares. De hecho, André Breton se basó en la fotografía para establecer su concepto de "belleza convulsiva". En cuadres mostrando objetos aislados, desconectados de cualquier referecia temporoespacial, desgarrados y separados de la realidad objetiva, de su propia existencia natural e incluso de su continuidad, así aparece la belleza convulsiva. Pero para Bretón y Bataille la fotografía no significan lo mismo. Para Bretón el uso de la fotografía en el subrealisto está relacionado con los efectos de instantaneidad capaces de trasmitir la esperiencia del automatismo psíquico, sin embargo, para Bataille, las ilustraciones fotográficas traducen una "historia del ojo": la pulsión escópica por el plano del detalle se pone al servicio de una revelación del "bajo materialismo", es decir, lo que en la vida afecta a la muerte de muy cerca.

Durante su época de artista Boiffard publica entre otras fotografías las de tres dedos gordos, completamente desconectados del resto del cuerpo, ampliadas y antiestéticas por completo, que fueron un verdadero ejemplo de como entendían el subrealismo. Esas fotografias ilustran la capacidad de la cámara fotográfica para convertirse en un operador de lo informe y se publicaron en el nº 6 de "Documentos" de Bataille en 1929 acompañados de un texto del mismo Bataille titulado "Le Gros orteil" en el que se hablaba del pie como fetiche sexual . 


Para el que no sepa de que va esto del fetichismo, transcribiré a continuación lo que decía sobre el mismo el Tratado de Psiquiatría (Henry EY, P. Bernard-CH.BRI)- que tuve yo cmo libro de texto de la especialidad en mis dias de estudiante de medicina, que hablaba del fetichismo entre las perversiones sexuales.

"Esta perversión sólo se conoce en el hombre. Se trata de la vinculación erótica a un objeto, que puede ser una cosa inanimada o una parte del cuerpo de otro: vestido, guante, ropa interior, etc. Determinados tejidos o materiales de caucho pueden buscarse para ser tocados, como también los cabellos, las tetinas o las muñecas; o bien los pies y lo que los recubre (zapatos, botas, etc). Cualquiera que sea el objeto es necesario para la excitación sexual, y es manipulado ya sea durante la masturbación ya sea durante la relación sexual."

El fetiche es pues un objeto simbólico del que los psicoanalistas han hablado largo y tendido, pero eso no es materia de esta entrada del blog  ;-)

Amenudo calificada de antidealista, y en ese sentido opuesta al espíritu del subrealismo de André Bretón, la revista Documents propone fotografías cuya finalidad no es sorprender. Lo que se intenta espresar es, en palabras del propio Bataille, "afirmar que el universo no se parece a nada y es sólo amorfo, es cmo decir que el universo es como una araña  un escupitajo". Las fotografías en cuestión, muestran tres dedos gordos de pies, dos de varon y uno de mujer, desconectados por completo del resto del pie y con un fondo completamente negro, como flotando en la oscuridad, ocupando tres páginas completas de la revista. Bataille tenía fijación con el origen y naturaleza de la seduccción y pensaba que esta podía tener su origen tanto en la belleza ideal y la luz como en las bajas experiencias, lo feo y lo desagradable.

Es en este último contexto en el que se utilizan las fotografias de los pulgares de Boiffard, mostrandolas como objeto fetiche y siendo sin embargo completamente desagradables, grotescas e incluso groseras a la vista. Eso es lo que se buscaba con la fotografía y desde luego es la sensación que produce también en mi. Nunca me gustaron esas fotografías ni las entendía hasta que supe lo que se intentaba con ellas. Hoy en día ya las entiendo y comprendo su valor en la historia del arte y el movimiento subrealista, pero dsde luego, siguen sin gustarme; pero ¡para eso se hieron!

En 1930 Boiffard comparte un estudio fotográfico con Éli Lotar que se cierra en 1931.
Posteriormente, con la muerte de su padre en 1935 decide abandonar la práctica artística, y la fotografía, retomando sus estudios de Medicina, dedicándose a la radiología. Trabajó como radiólogo en el Hospital Saint -Louis en París de 1940-1959 y muere en 1961.
¡De nuevo otro médico muy relacionado con el arte y la fotografía!

Prerafaelistas y fotografia pictorialista: Ofelia o Lady of Shalott.

En la entrada anterior cuando hablaba un poco de la fotografia y la psiquiatría y de Hugh Welch, puse un retrato suyo que había sido realizado por otro fotógrafo inglés mas joven y que se consideraba alumno de Welch  y aseguraba que se había dedicado a la fotografía por sus consejos. Hablo de Henry Peach Robinson.

Henry Peach Robinson (Ludlow, Shropshire, 9 de julio de 1830 - Royal Tunbridge Wells, Kent, 21 de febrero de 1901) fue un renombrado pintor y fotógrafo inglés pictorialista. Henry era el más joven de los seis hijos de Lucus Robinson, un maestro de escuela de Ludlow, y su esposa Ness. Fue educado en la academia de Horatio Russell en su Ludlow natal, hasta que cumplió los trece años, momento en el que comienza a tomar clases de dibujo con Richard Penwarne. Las clases le duran un año pues decide hacerse aprendiz de librero e impresor con Richard Jones. De esta forma su carrera inicial fue la venta de libros, aunque mientras tanto no dejó de estudiar arte.

Henry comenzó su carrera artística como pintor de la escuela prerrafealista y en 1852 expuso una pintura al óleo en la Royal Academy. Sin embargo ese mismo año decidirá iniciarse en la fotografía. Cinco años más tarde, en 1857, tras una reunión con Hugh Welch Diamond, es cuando decide dedicarse de lleno a la fotografía. Tiene en ese momento veinte años y se traslada a Leamnington para abrir un estudio fotográfico. Henry Peach aplica a sus imágenes las ideas de la fotografía academicista con claras influencias de la pintura prerafaelista e influido por Oscar Gustav Rejlander copia de él su técnica del fotomontaje. Como era buen pintor realizaba sus tomas pintando un boceto previo de la composición final. Si se trataba de una copia combinada,hacía posar por separado a sus modelos en su estudio, para colocarlos artificialmente en un entorno natural, también recreado en estudio, en la copia final.

En opinión de Robinson, para que la fotografía fuese una obra de arte, era necesario que el artista corrigiese de la fotografía todo aquello que no fuera pictórico, para acercarla a la norma de lo bello. Así Robinson afirmaba que “cualquier artimaña, truco y conjura, de la clase que sea, está permitido al fotógrafo para que pertenezca a su arte y no sea falso respecto a la naturaleza”

Son también frases muy conocidas de Henry Peach

"Unos ojos humanos sanos nunca han visto ninguna parte de una escena fuera de foco".

"Así como la ciencia de la fotografía tiene sus fórmulas, también el arte de crear imágenes tiene, en lo material, sus propias reglas".

Cuando se habla de Henry Peach casi siempre sale a relucir su fotografía "Los Últimos Instantes", fotomontaje con 5 negativos hecha en 1858 y que dicen que fue su primera imagen en la que combina varios negativos.


aunque tiene otras hermosas fotografías para las que uso incluso mas negativos, como "When the Day's Work is  Done" de 1877, en la que usa 6 negativos.

Sin embargo, en mi opinión, que el fotomontaje precise de mas negativos no quiere decir que el resultado sea mas hermoso. Quizás simplemente haya necesitado mas habilidad, dedicación y trabajo.
Un ejemplo de lo que digo es la fotografía que me incitó a escribir esta entrada inicialmente y que no es otra que "Lady of Shalott", para la cual utilizó solamente dos negativos.


Lo que me interesa a mi de esta fotografía y me llama la atención es que representa a la Ofelia del poema de Tennyson, en una barca, como la de William Waterhouse, Lady of Sahlott


pero así mismo guarda un tremendo parecido en cuanto a su posición e incluso presentación con la Ofelia prerafaelista de Millais


Es como si Henry Peach hubiese decidido fundir ambas obras en una nueva obra artistica mediante la fotografía.


Como curiosidad sobre la Ofelia de Millais y relacionado con mi profesión, la medicina, podría contar que la modelo que posó para el cuadro, Elizabeth Siddal que sería la esposa del pintor prerrafaelista Dante Gabriel Rossetti, para que Millais pudiese pintar ese cuadro estuvo muchos días durante un crudo invierno sumergiéndose en una bañera con agua que el pintor calentaba con velas. En una de las sesiones el pintor estaba tan ensimismado que no se dio cuenta de que las velas se apagaron, el agua se enfrió y Elizabeth, por no molestar y desconcentrar al pintor no dijo nada y enfermó. Parece ser que tuvo una neumonía y el padre demando a Millais que tuvo que pagar una buena cantidad por las atenciones médicas que necesitó la modelo a consecuencia  la enfermedad. Elizabeth Siddal no murió de aquella, pero no tuvo una vida larga, al parecer unos dicen que murió de una afección intestinal y otros que era adicta al láudano y que fue eso lo que la mató. No me estrañaría a mi que fuese una mezcla de ambas cosas, ya que los derivados opiáceos pueden ser causa de oclusión intestinal. Pero en fin, dejemos el tema de Elizabeth Siddal y volvamos a nuestro fotógrafo.


Curiosamente, cuando Henry Peach decidió dar a conocer al público su versión de Lady of Shalott, lo hizo, no mostrando simplemente una fotografía, sino también una obra artística mixta fotografía-poesía, pues rodeo la fotografia de canutillos dentro de los cuales iban escritos los versos del poema de Lady of Shalott de Tennyson.

No puedo evitar poner ahora aquí dos fotografías de Tennyson hechas por Margaret Cameron, contemporánea de Peach aunque 15 años mayor que él, también fotógrafa y pictorialista y de la que hablé algo en la entrada que dedique a Beatrice Cenci



Sobre la vida profesional de Henry Peach hay que decir también que en 1864 Henry tiene que dejar el estudio fotográfico debio a la contínua exposición a productos químicos fotográficos tóxicos. A partir de entonces prefirió el uso de tijeras y pegamento para combinar sus imágenes.

Hacia 1868 abre un nuevo estudio junto con Nelson Rey Cherrill, y en 1870 se convertirá en vicepresidente de la Royal Photographic Society defendiendo firmemente la fotografía como una forma de arte. En 1875 la asociación se rompe y Robinson continuó solo con el negocio hasta su jubilación en 1888.

A raíz de las disputas internas dentro de la Royal Photographic Society, renunció a ella en 1891 para convertirse en uno de los primeros miembros del Linked Ring, en la que estuvo activo hasta 1897, momento en el que fue elegido miembro honorario de la Royal Photographic Society.

Henry Peach Robinson fue uno de los primeros miembros de la Photographic Convention of the United Kingdom (PCUK) del que llegaría a ser presidente en 1896.

Obras escritas por Henry Peach:

•Robinson, H.P. Pictorial Effect In Photography: Being Hints On Composition And Chiaroscuro For Photographers. London: Piper & Carter, 1869.
•Robinson, H.P. Picture-Making By Photography. London: Hazell, Watson, & Viney, 1889.
•Robinson, H.P. and Capt. R.E. Abney. The Art And Practice Of Silver Printing. NY: E. & H.T. Anthony & Co., 1881.
•Robinson, H.P. Art photography in short chapters London: Hazell Watson & Viney. 1890
•Robinson, H.P. Photography as a business. Bradford [Eng.] Percy Lund. 1890
•Robinson, H.P. The Studio And What To Do In It. London: Piper & Carter, 1891.
•Robinson, H.P. The elements of a pictorial photograph. Bradford : Percy Lund & Co. 1896.
•Robinson, H.P. Catalogue of pictorial photographs. Ralph W. Robinson. Redhill, Surrey. 1901