Buscador

martes, 12 de enero de 2016

Steichen, la reunión de Babiera y los autocromos

Andaba hoy de nuevo mi mente barruntando de nuevo sobre el asunto de los autocromos y el pictorialismo (en la entrada anterior hablaba de los inicios de la fotografía en color, el autocromo y del insigne Santiago Ramón y Cajal) cuando recordé que está historicamente recogido que en la presentación del proceso de autocromo por los hermanos Lumiére en Paris ese Junio de 1907 estuvieron presentes dos genios fotográficos, en su momento mas pictorialista. Hablo de Alfred Stieglitz y Edward Steichen.

Se sabe que Steichen saló decepcionado por las imágenes que presentaron los hermanos Lumiére en cuanto a contenido y calidad pero muy emocionado con el nuevo procedimiento. Compró placas de autocromo inmediatamente y esperimentando durante una semana, consiguiñó ya mejores fotografias en color, según su circulo de allegados, que las mostradas por los Lumiére.

Alfred Stieglitz viajaba con relativa frecuencia con su familia a Alemania y en uno de esos viajes en Julio de 1907 Frank Eugene dispuso una reunión en Tutzing, (un pequeño pueblo pesquero junto al lago Starnberg, en la alta Baviera) entre los dos y sus colegas fotógrafos Edward Steichen y Heinrich Kühn. Los cuatro hombres se reunieron para debatir y probar los aspectos técnicos del autocromo.¡Los cuatro fotógrafos estaban ansiosos por esperimentar con la nueva teccnología!.

Eugene, nacido en Estados Unidos, se había trasladado a Alemania en 1906 donde disponía de cierto reconocimiento como pintor y en 1907 entró a trabajar como profesor ayudante en la escuela de fotografía del Estado de Baviera conocida en esa época como "Lehr- und Versuchsanstalt für Photographie, Chemie, Lichtdruck und Gravüre".  Ese día decidió inmortalizar el encuentro con una fotografía en la que aparecen los cuatro fotógrafos (de izquierda a derecha Eugene, Stieglitz, Kühn y Steichen) analizando fotografías impresas en papel.


La luz resplandece entorno a los trajes claros de Kühn y Steichen y el rostro de Stieglitz, situado en el centro de la imagen sosteniendo en la mano la obra que analizan.Llama también la atención la cara de sorpresa de Kuhn.

El fondo de la fotografía se pierde en un remolino de rascadas enérgicas (Eugene modificaba con frecuencia los negativos de ese modo, utilizando una aguja de aguafuerte) para centrar la atemnción en los personajes y no en el fondo  dar una apariencia mucho mas pictorialista a la imagen.





Este es un positivo de la misma fotografia sin el procesado de Steichen,
Obsérvese la gran diferencia del fondo y como cambia la imagen

Las dos son estupendas fotografías pero la edición de Steichen a mi me parece una verdadera obra de arte, claro que para gustos hay colores.

Tras el anuncio del autocromo por los Lumiére, en cuestión de meses, Stieglitz y Steichen organizaron la primera exposición americana del nuevo proceso de autocromo. Los miembros del movimiento pictorialista exploraron el proceso Autocromo con gran creatividad y el interés, aunque en 1910 abandonaron gradualmente la técnica. Aun así, este corto período vio la producción de importantes ejemplos tempranos de la fotografía en color.

Era habitual que los pictorialistas se retratasen unos a otros y en este caso podemos disfrutar de un retrato de Stieglitz mediante el proceso de autocromo que hizo Steichen por esas fechas.


Que yo sepa no hay muchos autocromos de Steichen en museos, estando en poder del Eastman House la colección mas grande de ellos. Entre estos autocromos de Steichen hay uno que no fue descubierto hasta el 2007 y que tiene una curiosa historia. Es un retrato de Charlote Spaulding, la que fue mujer de Langdon Albright, hermano de John J. Albright, un importante hombre de negocios y filántropo de los años 20 en Búfalo.

El verano del 2007 Anthony Bannon, director del museo recibe una llamada de un anciano pintor que decía ser hijo de Charlotte Spauldig Albright que quería donarle al museo unos negativos en placas de vidrio que eran autocromos y su madre había tenido almacenados durante mucho tiempo. Era emocionante el poder tener en el museo algun autocromo realizado por Charllotte porque hasta 1910 que deja la fotografía al casarse, tuvo una breve carrera como fotógrafo y miembro de el influyente grupo Foto Secesión , dirigido por Steichen y Alfred Stieglitz.  Bannon se reune en el estacionamiento de una heladería de un suburbio de Buffalo con el abogado de Albright, que le da un paquete. La sorpresa de Bannon a desenvolverlo fue ver que uno de los autocromos que le donaban era de Charlotte Spaulding Albright, pero ¡ella era la fotografiada y el fotógrafo había sido Steichen!

Volviendo a Frank Eugene, podemos contar como casualidad al hilo que realizó en 1920 la que se considera su mayor exposición fotográfica y curiosamente ¡fue en Buffalo!.

Fueron veintisiete fotografías de las que sus platinotipias fueron muy bien valoradas, diez de las imágenes se publicaron en el Camera Work de abril y otras catorce en el número de julio.

Pero de Frank Eugene y Foto Secesion quizás hablemos más otro día.