Buscador

jueves, 23 de enero de 2014

Después de la lluvia

Me gusta que llueva.

En contra de lo que hace mucha gente, no suelo protestar demasiado cuando llueve.

La lluvia y el tiempo húmedo y oscuro es lo que hace que Galicia y en general en todo el norte de España disfrutemos de un paisaje verde y frondoso.

En Galicia, la lluvia vendice a la tierra con árboles, plantas y muchas flores, incluso a pesar de los Gallegos, que se empeñan en estropear su medio ambiente y su flora.

Para mí, como aficionado a la fotografía, los días nublados y lluviosos son de los que han ofrecido los mejores momentos fotográficos e incluso los mejores paseos.

La verdad es que uno está solo y suele acabar además mojado, pero con el corazón tranquilo, el espíritu relajado y una buena cantidad de bellas imágenes en la cámara de fotos.

Solo hace falta un instante de tranquilidad y llevar siempre la cámara contigo, para volver a casa con una bonita fotografía.

Ayer, cuando volvía de dejar al niño en el colegio por la tarde, paré un momento el coche en la cuneta que sube a casa. Saqué la cámara de fotos, esperé a que lloviese menos y salí a hacer una foto a una rosa.





Estreno cámara y un objetivo macro que veo que va ha hacer que pase unos hermosos momentos.

Estas fotos se las dedico a mi mujer, como no podía ser de otra forma. Ayer fe nuestro aniversario de boda y cada día la quiero mas que el día que nos casamos.